Argentina verde: Macri anunció un proyecto de creación del parque nacional urbano más grande del mundo en Campo de Mayo

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, incluyó en su discurso de apertura de las sesiones legislativas del Congreso Nacional un mensaje sobre conservación y conciencia urbana en áreas naturales protegidas, pero el anuncio de presentar un proyecto de creación de Parque Nacional Urbano Campo de Mayo, en Buenos Aires,  generó polémica. Se trata de un excentro de detención clandestina por el que pasaron más de 5 mil víctimas de la última dictadura.

La noticia la presentó como lo que “será uno de los parques urbanos más grandes del mundo”.

En la introducción al tema, en su mensaje el mandatario dijo: “El espacio público es el más democrático que existe. Por primera vez en muchos años, estamos ampliando la superficie de Parques Nacionales, y estamos mejorando la infraestructura de los que ya teníamos. Inauguramos el año pasado el Parque Nacional El Impenetrable en Chaco, empezamos a crear los Parques Iberá en Corrientes, Aconquija en Tucumán y Mar Chiquita en Córdoba. Y por primera vez, estamos avanzando en la creación de Parques Marinos. Nuestro mar cumple un rol clave, porque ayuda a regular la temperatura y a generar el oxígeno que respiramos, y acompaña el desarrollo de la pesca sustentable. Además, la creación de áreas protegidas en el mar argentino nos permite ejercer la soberanía nacional de forma pacífica”, indicó el Presidente.

Y seguido, agregó : “Hoy quiero contarles que hemos decidido preservar una parte importante de Campo de Mayo y transformarlo en un Parque Nacional. Será uno de los Parques Nacionales Urbanos más grandes del mundo, y parte del sistema de áreas protegidas del área metropolitana. Más de 10 millones de argentinos que viven ahí van a poder conocer y disfrutar de estos parques”, anunció.

Explicó que los parques nacionales no son una idea de conservación abstracta. Son una herramienta de desarrollo local. Y el acceso a ellos debe ser visto como un derecho para todos. “Si ustedes convierten en ley estos proyectos, habremos logrado juntos que 2018 sea el año de mayor creación de parques nacionales de nuestra historia”, dijo Macri a los legisladores.

El predio de Campo de Mayo tiene 8000 hectáreas e históricamente fue ocupado por el Ejército en el conurbano bonaerense. Si bien no precisó el número de nuevos parques nacionales terrestres y marinos que piensa impulsar, fuentes de la Administración de Parques Nacionales (APN) señalaron a La Nación que son en total cinco terrestres, a los que se suman otras dos áreas marinas. En conjunto, las nuevas áreas intangibles, unas 343.000 hectáreas, a las que se agregarían unos 100.000 km2 de ecosistemas marinos argentinos protegidos, podrían elevar a más del 2 % del territorio nacional las áreas preservadas.

Actualmente, las 46 áreas protegidas en el país suman 4.441.808 hectáreas y representan el 1,7 % de la superficie nacional. Existen 34 parques Nacionales, tres parques interjurisdiccionales y el resto son reservas y monumentos naturales.

En el caso de Campo de Mayo, las fuentes explicaron que se trata de una de las áreas con mayor biodiversidad más próxima a los centros urbanos y que cuenta con el potencial y la escala suficiente para regenerar el ecosistema, reforestarlo con especies nativas y abrirlo para la recreación pública de calidad. Para ese propósito no será necesaria una expropiación sino avanzar con una ley de cesión de jurisdicción por parte de la provincia de Buenos Aires en favor de la Nación o cambiar la asignación en su uso por parte de la Agencia de administración de bienes del estado (AABE) en el caso de convertirlo en reserva natural.

Para el ministro de Ambiente, el rabino Sergio Bergman, esta noticia es “el corolario de un trabajo de dos años que actúa como marca de identidad para producir naturaleza, generar trabajo local y agregar valor”, dijo. 

Sin embargo, en las redes sociales se instaló la polémica por las reacciones ante la noticia. En Campo de Mayo funcionaba “El Campito”, también conocido como “Los Tordos”, uno de los principales centros clandestinos de detención entre 1976 y 1983. Por allí pasaron más de 5 mil víctimas del genocidio y nacieron cientos de bebés en cautiverio.
En 1998 el entonces presidente Carlos Saúl Menem intentó demoler el edificio donde funcionaba el centro de detención de la  la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). La intención era convertir el lugar en un “parque de la reconciliación”.
La medida fue criticada por la oposición, los organismos de derechos humanos y gran parte del propio Partido Justicialista (PJ), a pesar de que era oficialismo. El exmandatario tuvo que dar marcha atrás. Cambiemos reinstalará nuevamente el tema para el debate.

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE