Misiones aún tiene una condición privilegiada para priorizar y viabilizar la conservación del patrimonio genético y diversidad de esencias forestales

La mirada del doctor Roberto Hosokawa sobre la importancia de la actividad forestal (tanto monocultivos como bosques naturales) para la provincia, su rol en el equilibrio del planeta y su importancia para la humanidad,  fueron algunos de los aspectos que marcó durante su paso por la provincia, el prestigioso académico de la Universidad Federal de Paraná (UFPR), especialista en Ciencias Forestales y maestro de generaciones de Ingenieros Forestales en América Latina.

En la entrevista con ArgentinaForestal.com se refirió, además, sobre sus vínculos y experiencias con profesionales de Misiones, también al reconocimiento recibido con el título de “Doctor Honoris Causa” de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), y algunas reflexiones sobre lo que considera serán los principales desafíos para los futuros Ingenieros Forestales.

“Los profesionales de Misiones son personas que llevan muy enserio su propio trabajo, no solamente para producir benefícios para sus familias, sino también pensando en el país y la sociedad”, describió Hosokawa.

“Fui orientador de profesores de la FCF-UNaM y del INTA que realizaron su posgrado conmigo, y fueron todos muy dedicados en sus estudios e investigaciones. Pero, durante el período de realización de una maestría o doctorado, se termina formando un vínculo mas fuerte entre el orientador y orientado, principalmente porque lleva de 3 a 5 años para concluir esta etapa”, precisó.

En Alemania el orientador es denominado de “Doktorvater”, o sea, el “padre del doctorado”. En ese período pueden ocurrir eventos familiares que en un principio son normales, pero Hosokawa explica que en el tiempo, el orientador acaba después vivenciando junto a su orientado los dilemas de la vida. “Por ejemplo, los que tienen hijos para educar, o las preocupaciones por lo que ocurrirá cuando regrese a su país, o si la remuneración como docente será suficiente para la familia, entre otros temas”.

Sin embargo, también tiene sus compensaciones: “La satisfacción de ver el brillo de alegría en los ojos de un maestrando o doctorando cuando concluyen los estudios e investigaciones”, expresó el académico.

En la memoria de Gerhard Speidel

El Dr. Gerhard Speidel, fue el orientador del Dr. Hosokawa, y durante el acto de entrega en la Facultad de Ciencias Forestales de la UNaM, con la distinción al título “Doctor Honoris Causa”, el profesor recordó especialmente a quien fue guía en su carrera profesional.

En el otoño de 1971, Speidel ya advertía hace 47 años atrás los desafíos de los cuales aún no se toma real conciencia en material forestal:”El entorno en el que vivimos y en el que vivirán las generaciones futuras es, en gran medida, el resultado de los planes y las decisiones tomadas por la humanidad. La toma de decisiones y la planificación, por lo tanto, se encuentran entre las actividades más fascinantes de este mundo, y también se trata de la mayor responsabilidad. Esto es especialmente cierto para la planificación del uso a largo plazo y la salvaguarda de los recursos naturales y el diseño del hábitat humano, dentro del cual la planificación forestal juega un papel considerable“.

Speidel, durante su gestión en Naciones Unidas, fue el que promovió la creación de la primera Facultad de Ciencias Forestales en Curitiba, Brasil.

Leer nota relacionada: ¿Quién fue Gerhard Speidel?

“El Dr. Speidel fue un gran economista y difusor de la sustentabilidad forestal en Brasil. Ejerció el cargo de diretor de las Naciones Unidas por largos años, período em que instaló varias facultades de Ingeniería Forestal en diversos países de América del Sur, y por trayectoria académica recibió vários homenajes. Pero cuando mi “Doktorvater” Prof. Speidel recibió el reconocimiento a Doctor Honoris Causa de la UFPR, tuve la oportunidad de presenciar la gran alegría y la intensa emoción que se reflejaba en su mirada y en sus gestos”, recordó en la entrevista el profesional.

“En esa época yo era joven e indagaba para mí mismo por qué será la gran satisfacción diferenciada del Prof. Speidel. Pensaba, una maestria trae satisfacción porque uno aprende a manipular instrumentos científicos y escribe disertaciones. En el doctorado, se logra construir conocimientos que significaron un paso de avance en la ciencia y escribió una tesis”, relató el docente.

Sin embargo, con franqueza y emoción, el Dr. Hosokawa admitió que “fue en el momento en que recibí el homenaje de la UNaM, cuando recién comprendí, sentí y vivencié la misma emoción que tuvo mi maestro”. “Recibir el reconocimiento representado por el más alto grado académico de una Universidad Nacional, Doctor Honoris Causa, con la presencia de ilustres autoridades, colegas académicos y la sociedad en general compartiendo la satisfacción, fue de una gran alegría. Fue una sensación única, valió vivir como investigador científico para la sociedad. Las emociones de la vida en la sociedad fluyen como dinámica de lazos científicos a través del tiempo”, consideró Hosokawa. 

El potencial de Misiones y el desafío profesional 

“Misiones sigue siendo una provincia privilegiada para priorizar y viabilizar la conservación del patrimonio genético y diversidad de esencias forestales”, sostuvo el investigador en la entrevista al referirse al potencial forestal y futuro de la actividad forestal en la región. “También posee aptitud para monocultivos forestales altamente productivos y competitivos en producir materia prima madera para diversos fines, así como para fijación molecular de carbono y otros procesos químicos, en estructura de base forestal sostenible (bosque normal)”, agregó.

 

Las tendencias actuales en Europa, por ejemplo, es la de convertir las antiguas Facultades Forestales a la Facultad de Ciencias Forestales y de Medio Ambiente, englobando la meteorología, la climatología y la geografía”

 

En este sentido, fue que consideró que “la superación de los desafíos futuros pasará por la formación de profesionales con conocimientos técnicos y científicos sólidos y multidisciplinarios, con perfil adecuado para cada región. Las tendencias actuales en Europa, por ejemplo, es la de convertir las antiguas Facultades Forestales (forstliche fakutaet en alemán) a la Facultad de Ciencias Forestales y de Medio Ambiente (Forstwissensschaftliche Fakultaet und Umwelt en alemán), englobando la meteorología, la climatología y la geografía”, marcó el académico. “En tanto, las escuelas de Agronomía en Asia se están transformando en la Facultad Bio-Agricultura (Bio-Agriculture en Japón) encabezada por la biología”, concluyó el especialista, indicando de alguna manera, desde su experiencia, el camino a seguir.

 

 

Por Patricia Escobar 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE