El fiscal del caso: “Camila apareció con una bolsa de nylon en la cabeza”

El fiscal del caso: “Camila apareció con una bolsa de nylon en la cabeza”

Carlos Varela está acusado de “homicidio agravado” y podría ser condenado a prisión perpetua. La nena estaba muerta en un baño de la casa que cuidaba.

El barrio Ricardo Rojas de Junín reaccionó con furia ante el crimen de Camila Bordo y quisieron atacar al principal sospechoso, identificado como Carlos Varela poco antes de que se lo lleven detenido. El hombre de 40 años tenía en su casa a la nena de 11 años sin vida atada en una bañadera y con una bolsa de nylon en la cabeza.

“Nos costó mucho entrar al lugar y también salir. Hubo móviles policiales con importantes daños, algunos quemados. También, tres efectivos terminaron lastimados y hasta la mamá de la víctima recibió un piedrazo”, contó el fiscal del caso, Sergio Terrón.

Camila desapareció el domingo a las 16 cuando salió de su casa en bicicleta para comprar pan. Desesperada porque no volvía, la mamá salió de inmediato a la comisaría a hacer la denuncia. Cuando los policías salieron a buscarla al barrio se encontraron con un alarmante testimonio de los vecinos: les dijeron que vieron la bici de la nena en la puerta de la casa de Varela, ubicada a pocos metros de la vivienda de la víctima. “Él la conocía de vista”, aseguró el fiscal.

“El hombre estaba dentro de la vivienda con la música muy alta y no respondía los llamados. Luego, se asomó y la policía le pidió ingresar. Estaba con una actitud evasiva y cuando le pidieron revisar el baño él se negó porque dijo que estaba mojado”, relató Terrón. “Tenía sangre en su cuerpo. Sobretodo en sus manos”, describió.

A pesar del pedido del sospechoso, los efectivos abrieron la puerta del baño y se encontraron con la nena en una bañera con las manos atadas, la cabeza cubierta por una bolsa de nylon y un cable alrededor del cuello.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE