Venezuela: la correntina que había desaparecido con sus hijas fue liberada y denunció “abusos” del padre de las nenas

Venezuela: la correntina que había desaparecido con sus hijas fue liberada y denunció “abusos” del padre de las nenas

Luego de pasar tres días en prisión, Carla Romina Pipaón escribió un mensaje en sus redes sociales en el que mostró su entusiasmo por su liberación y pidió perdón a los que hizo “sufrir por desaparecer sin decir nada”.

A continuación, la publicación completa que hizo la mujer en su cuenta de Facebook:

“Después de haber salido de Argentina con Abril y Julieta, formé mi nuevo hogar en Margarita, Venezuela. Lo único que buscaba era paz para mí y mis nenas. Ellas se adaptaron rápidamente a este lugar. Van a la escuela: Abril está en cuatro grado y Juli en sala de cinco. Tienen sus amigos que se reúnen a jugar todos los días. Van al mar, aquí es verano siempre. Están muy felices y no quieren volver.

Yo estoy dedicándome a un emprendimiento turístico que me da mucho tiempo para ser mamá y estar con ellas, cosa que disfruto enormemente. Vivimos las tres en un lugar muy bello y tranquilo a pocas cuadras del mar.

Todo era perfecto hasta que el martes fue un escuadrón de Interpol a mi casa y me llevaron detenida junto a mis nenas. Ellas fueron llevadas a Casa Hogar y yo pasé tres días en prisión. Fue muy difícil, sobre todo por la angustia de estar separada de mis hijas.

Por suerte en la Casa Hogar del Valle las trataron maravillosamente bien, tan bien que hoy ellas me pidieron ir de visita para estar con sus nuevos amigos. Yo también y, pese a estar encarcelada, fui tratada muy humanamente. Me detuvieron por las denuncias que realizó Lucio Tomasella en mi contra y en contra de Facundo Ramírez -su actual pareja-, que también fue detenido, aunque no vive con nosotras y no tuvo ninguna participación en mi salida de Argentina.

Yo soy la única responsable de sacar a mis hijas de su país y acepto y me hago cargo de las consecuencias, que sabía muy bien cuáles eran y que tarde o temprano las tendría que soportar. No me arrepiento porque logré la paz que mis hijas merecen para poder desarrollarse y crecer fuertes, sanas psicológicamente y felices. Lejos de abusos, maltratos y violencia.

Hoy puedo decirles, gracias a Dios, que fui declarada con libertad plena por el Estado de Venezuela. Estoy junto a mis dos grandes amores y seguiré la lucha pase lo que pase. Sé que Lucio Tomasella está viniendo hacia Venezuela o tal vez ya esté aquí, estoy tomando mis recaudos legales pertinentes para garantizar la seguridad de Abril y Juli.

Sin embargo, les pido a los que me conocen y conocen mi entrega de madre que me ayuden desde allí en Argentina. Yo les pido perdón a todos los que hice sufrir por desaparecer sin decir nada, pero mi prioridad eran mis hijas y lo siguen siendo. Por eso no me voy a callar más, ahora necesito que los que creen en mi causa me ayuden, desde allí pueden ir al juzgado, denunciar y contar como él era y me trataba y trataba a mis hijas. Porque yo me fui por ese riesgo inminente que amenazaba a mis hijas. En esa época me daba vergüenza pedir ayuda porque no podía aceptar que era víctima de violencia de género. Sé que hay mucha gente en mi trabajo, en mi grupo social y hasta en la familia de él que vio los maltratos, los gritos, insultos y fueron testigos. No acudí a ustedes entonces por miedo de ser estigmatizada. Ahora ya no tengo miedo, así que les pido su ayuda, denuncien y cuenten lo que vieron. Aquí en Venezuela he tenido una real protección de mis derechos de mujer de los derechos de mis hijas. Me siendo ampliamente protegida. Por ultimo, por favor difundan, republiquen. Gracias a todos”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE