Fiebre amarilla: insisten con la vacunación, se viaje o no a Brasil

Fiebre amarilla: insisten con la vacunación, se viaje o no a Brasil

Se recomienda la vacuna principalmente a quienes viajan a Brasil, ya que presentan un gran rebrote con casos de muertes, aunque sugieren que también lo hagan quienes se quedan a vacacionar en la provincia por estar en zona de riesgo. Actualmente se dio un 50% de aumento en vacunados y un gran porcentaje pertenece a turistas que hacen su paso por la provincia. Es importante destacar que la vacuna debe aplicarse con treinta días de anticipación a viajar, ya que es el tiempo que tarde en efectivizarse.

Las personas que ya se han aplicado la vacuna luego de los cinco años de edad, tienen inmunidad para toda la vida. Aunque, en caso de vacacionar en zonas de máximo riesgo o realizar trabajos selváticos, pueden volver a revacunarse cada diez años de manera preventiva.

La vacuna está contraindicada para niños menores de nueve meses, embarazadas, madres lactantes, personas con inmunodeficiencia grave y personas con alergia severa al huevo. En tanto, los pacientes mayores de sesenta años deben realizar una consulta médica para evaluar el riesgo de complicaciones de la vacuna. Además es importante destacar que la vacuna tarda veinte días en elevar los anticuerpos, por lo que hay que aplicársela mínimamente con un mes de anticipación en caso de viajes.

En las fronteras con Misiones o Corrientes no es todavía una condición obligatoria, sin embargo en San Pablo y Brasilia ya se presentaron casos de muertes, y la primera fue declarada zona de riesgo por la Organización Mundial de la Salud.

Además, desde Salud Pública invitan a la población misionera que no vacaciona en el vecino país, a que también se aplique la dosis, ya que si la enfermedad ingresa a Argentina, es más probable que sea por nuestra provincia.

En el caso de haber perdido el carnet amarillo que certifica que se posee la vacuna, y de necesitar dicho carnet para algún paso fronterizo, deben acercarse a un centro de vacunación para revalidar el carnet. Además el carnet posee validez por diez años, por lo que llegado el plazo de vencimiento aquellos que lo necesiten también pueden acercarse a extenderlo por más años de vigencia.

Hay que recordar que el producto de la vacunación viene en formato multidosis, son frascos de diez dosis que no pueden permanecer abiertos sin ser ocupados por más de 4 horas, de manera que no se puede abrir un frasco para una sola persona ya que luego se debería tirarlo. Por este motivo, en los diferentes puntos donde se brinda la dosis, se busca unificar el día y horario de vacunación para lograr un contingente necesario para la apertura de un frasco.

Dónde vacunarse

  • Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga, los días martes de 8 a 18.
  • Vacunatorio del IPS, ubicado en los policonsultorios de Junín y Bolívar. Se abren todos los días frascos.
  • También los CAPS tienen días puntuales, deben ir al más cercano y preguntar qué día pueden vacunarse contra la fiebre amarilla, y volver a acercarse el día indicado.

La fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad viral aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El virus es endémico en las zonas tropicales de África y América Latina.

Tiene dos ciclos, uno selvático y uno humano. El “selvático” se da entre los monos propios de la zona, a los que los lleva directo a la muerte. Es por eso que cuando empiezan a aparecer monos muertos es señal de fiebre amarilla.  No obstante, la transmisión se da a través de la picadura del mosquito Haemogogus, que son mosquitos selváticos que están en las alturas y no son urbanos.

Luego, en la segunda etapa, en la medida que se introduce el hombre a la selva le pican estos mosquitos que ya picaron a monos enfermos, y luego el hombre viene a la ciudad y trae la enfermedad. A su vez en la ciudad está el Aedes aegypti que también es transmisor, pica a esta persona y ahí comienza el gran desastre como son el los estados de fiebre amarilla humana con altísima mortalidad.

Síntomas

Una vez contraído el virus y pasado el periodo de incubación, de tres a seis días, la infección puede cursar una o dos fases. La primera, aguda, suele causar fiebre, mialgias con dolor de espalda intenso, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos.

Posteriormente, la mayoría de los pacientes mejoran y los síntomas desaparecen en tres o cuatro días. Sin embargo, el 15% de los pacientes entran a las 24 horas de la remisión inicial en una segunda fase, más tóxica. Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados diferentes sistemas orgánicos. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 10 a 14 días, y los demás se recuperan sin lesiones orgánicas importantes, de acuerdo a datos de la OMS.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE