Empresarios chinos interesados en invertir en cruceros turísticos por el Paraná que llegarán hasta Iguazú

Empresarios chinos interesados en invertir en cruceros turísticos por el Paraná que llegarán hasta Iguazú

Según publicó un medio rosarino, los multimillonarios asiáticos se reunieron con referentes argentinos, quienes los adentraron sobre las travesías por el río a través del litoral argentino.

Tang Wenjie, empresario chino que llegó por primera vez a la Argentina, califica entre la élite de los billonarios (que tienen un patrimonio de mil millones de dólares o más) del mundo, un puñado de entre dos y tres centenares de personas de todo el planeta.

Según informó el diario La Capital de Rosario, el multimillonario escuchó ayer durante varias horas a un grupo de empresarios argentinos que lo interesaron sobre un pretencioso proyecto para llevar cruceros turísticos de lujo por el río Paraná, desde Rosario hasta Iguazú. “Queremos que ustedes inviertan, sobre todo en la compra de los barcos”, plantearon de manera concreta los argentinos.

El magnate chino, acompañado por apenas un grupo de seis personas, escuchó, paciente, respetuoso, el planteo que verbalizaron los representantes de Dado Carey, el empresario turístico de Rosario que fundó la mayorista Free Way, y que desde hace más de dos décadas incursionó en el rubro inmobiliario, entre otros emprendimientos.

“La plata la tenemos, ese no es el problema, queremos cooperar, pero necesitamos un plan de negocios bien detallado, y que esté listo en sesenta días”, dijo en un momento Tang Wenjie a sus interlocutores argentinos, en la mesa de un extendido desayuno que duró hasta el mediodía, precisó el medio rosarino.

El proyecto turístico no convencional se plantea llevar a las aguas dulces del Paraná un negocio que crece sin parar en el mundo entero: el turismo a bordo de cruceros, verdaderos hoteles flotantes. El modelo proyectado tendrá varios escalones de lujo por encima de los cruceros masivos; y también muchos menos camarotes, unos 70. “Como si fuera un hotel boutique”, abundó uno de los voceros argentinos, ante La Capital.

Para empezar, el proyecto cuenta con el compromiso del gobierno nacional de construir infraestructura portuaria en Rosario, Santa Fe, La Paz (Entre Ríos) y Corrientes, que serán cuatro de los puntos donde los barcos harán escala, en su travesía de cinco días. La inversión en la cabecera Iguazú será privada, e incluirá hoteles y paseos públicos, aunque sobre tierras fiscales cedidas a treinta años (adelantaron los empresarios argentinos).

La intervención china, de concretarse, se orientaría en la compra de al menos dos barcos, para poner en marcha un servicio que tendrá una tarifa promedio de 200 dólares por día de barco. Por caso, de Rosario a Iguazú, cinco días, mil dólares.

Los argentinos se entusiasman con vender, en una primera etapa, unos 35 mil pasajes por año. Pero los chinos preguntaron varias veces detalles por las proyecciones. Y también por el tiempo estimado de retorno de la inversión. “De tres a cinco años ya es un buen tiempo que la inversión empiece a dar resultados”, estimó Tang en conversaciones con el cronista del citado medio, luego de la reunión.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE