Platos navideños y recetas fáciles de preparar para esta noche

Platos navideños y recetas fáciles de preparar para esta noche

¿Todavía no te has enterado de que queda poco más de una semana para Navidad?, entra y mirá en la nota todas las opciones para sorprender esta noche.

  1. Vitel thoné vs. Peceto con queso crema
    Por ser un plato frío, el vitel thoné parece apto para nuestra Navidad estival. Y ciertamente es una comida fresca, pero no liviana. Su salsa a base de crema de leche con alcaparras, anchoas, mostaza y huevo duro eleva a 800 calorías los 400 gramos de esta comida. En cambio, si reemplazamos la salsa por vegetales, el plato pierde la mitad de calorías y conserva un rico sabor. El peceto se mecha con hierbas y tomates secos, cortado en fetas con queso crema y condimento de sal, pimienta, ralladura de lima y alcaparras procesadas. Total: 400 calorías. 2. Tortilla imperial vs. Rolls rellenos
    Panqueque sobre panqueque sobre panqueque, y en el medio, jamón, aceitunas, queso, palmitos, salsa golf, huevo, mayonesa, roquefort… las opciones de la tortilla imperial quedan a gusto del consumidor. Y el resultado es un cóctel rico pero letal: una torta de medio kilo equivale a 700 calorías. En su lugar, la propuesta es armar rolls con panqueques rellenos de queso crema con hierbas, rúcula, tomate, palta y palmitos. Total: 320 calorías.
  2. Huevos rellenos con paté vs. Huevos con guacamole
    Como son chiquitos, se comen uno tras otro y se pierde la cuenta. Pero dos o tres huevitos rellenos de paté y yema, saborizados con mayonesa, equivalen a una comilona: 770 calorías. Aquí la opción son huevos duros rellenos de guacamole, una pasta a base de palta con vegetales en brunoisse y cilantro fresco. La misma porción equivale a 250 calorías. .
  3. Ensalada rusa vs. Rusa light
    La “rusa” es una guarnición que nunca falta en Navidad. Una porción de 450 gramos posee 675 calorías. Su solución es bastante simple: reemplazar la mayonesa por una cucharada de queso crema light, y con similar porción obtenemos 300 calorías
  4. Lechón vs. Carré de cerdo
    El lechón es un plato típico que se come frío, pero es calórico por naturaleza: 300 gramos de un lechón adobado a la parrilla u horno contienen 950 calorías. En su lugar, se puede poner un carré de cerdo a la parrilla con limón y orégano fresco. Si bien la propuesta no deja de ser un corte porcino, el tenor graso del carré es notablemente inferior al del lechón entero. Una porción de 250 gramos de carré de cerdo equivalen a 500 calorías.
  5. Pan dulce vs. Cupcakes con frutas frescas
    Por estar elaborado con manteca, huevo, leche entera, azúcar y frutas secas, el pan dulce tiene muchas más calorías que el pan blando: alrededor de 500 caloraías cada 150 gramos. En este caso, una opción son las cupcakes, hechas como mini pan dulces. Se pueden preparar con frutas secas y ralladuras de cítricos, y luego decorarlas como un pan dulce. Total: 380 calorías.

BONUS TRACK

  1. Clericó vs. limonada con jengibre
    El clericó es una bebida macerada, producto de la combinación de vino y frutas. Unos 750 cc equivalen a 550 calorías. La propuesta es dejar el alcohol para el brindis y, durante la cena, innovar con una bebida que lleve poca azúcar, como una limonada con jengibre, menta y frutos rojas.

 

Nutrición y recetas: Ideas de postres con frutas de estación para estas Fiestas

El postre es una parte fundamental de la cena o almuerzo de Navidad o Año Nuevo, y generalmente, por tradición, optamos por dulces como turrones, frutos secos y pan dulce o budín, siendo éstos muy calóricos y ricos en azúcares, principalmente. La recomendación para llevar adelante un menú rico, fresco y saludable en estas fiestas es la de incorporar frutas regionales y de estación.

Hoy les propongo ideas para preparar postres con melón y ananá, dos frutas refrescantes, con propiedades beneficiosas para la salud, ya que calman la sed, nos hidrata y contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, además de su alta disponibilidad en esta época.

MOUSSE DE MELON CON NARANJA

Ingredientes

200 gr. de jugo de naranja

2 sobres de gelatina sin sabor

1 cucharada de ralladura de naranja

500 gr. de melón

250 gr. de queso crema light

100 gr. de azúcar impalpable

Preparación

Hidratar la gelatina en el jugo de naranja.Cuando esté hidratada llevarla al fuego suave hasta que hierva.Retirarlo y reservar.Pelar el melón y trocearlo, verterlo en la batidora y triturarlo. Luego, añadir esto a la gelatina con la naranja y la ralladura.

Batir el queso crema con el azúcar impalpable e incorporarla a la crema de melón, con movimientos envolventes hasta que quede bien mezclado. servir en copas individuales y llevarlo a la heladera hasta el momento de servir. Se puede decorar con chocolate o frutos secos (almendras, avellanas, nueces).

POSTRE FRÍO DE ANANÁ Y YOGUR

Ingredientes:

Masa de pionono o bizcochuelo (bien fino, para la base)

1 ananá fresco

500 gramos yogur natural o de frutilla

2 sobres gelatina sin sabor

Edulcorante

Preparación: colocar la masa de pionono, ya cocida, en una fuente, formando una base. Sobre la misma, colocar el ananá cortado en finas rodajas hasta cubrir toda la superficie. Aparte, hidratar la gelatina en agua o jugo light de ananá (puede ser en sobre). Aparte, mezclar el yogur, con trozos de ananá e incorporar la gelatina diluida. Mezclar todo y verter sobre la base de pionono y ananá hecha previamente. Llevar a la heladera por 2 o 3 horas hasta que quede firme. Se puede servir solo o con una bocha de helado.

Disfrutemos de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo con alimentos regionales y de estación, que resultan muy ricos, frescos y nutritivos, ideales para esta época del año y las altas temperaturas de nuestra región.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

Nutrición: Dos recetas de entradas frescas y bajas en calorías para la cena de Navidad


Se acerca la cena de Navidad y el menú es, sin dudas, un aspecto de gran importancia para la familia. Sucede, a menudo, que estas fiestas son motivo de excesos de comida y bebidas, por lo cual, debemos prestar especial atención a nuestra alimentación en esta época, a fin de evitar posibles malestares digestivos, aumento de peso o atracones.

Una de las recomendaciones respecto a las cenas de Navidad y Año Nuevo, es preferir preparaciones caseras, de manera que podamos elegir qué ingredientes agregamos y, en dicha elección, podemos optar por productos descremados, bajos en azúcares, sodio y calorías, entre otros, con el objetivo de obtener un plato rico, con características muy similares a la receta original, pero, con menor aporte calórico y de mejor calidad nutricional.

Hoy les propongo dos ideas de entradas reducidas en grasas y calorías para estas fiestas:

Opción 1: tomates rellenos

Ingredientes:
• 10 tomates medianos, de unos 100/150 gramos cada uno
• Dos tazas de arroz integral o blanco cocido
• Dos latas de atún al natural
• 10 aceitunas
• 5 cucharadas de mayonesa light
• 100 cc de leche descremada
• El jugo de un limón
• Perejil y cebollita picadas
• Hojas verdes para decorar
• Sal y pimienta

Preparación: Cortar una especie de “tapita” superior a los tomates y ahuecarlos. La pulpa se puede picar y luego añadirla al relleno en pasos posteriores o simplemente reservarla para una salsa.Mezclar el arroz integral o blanco, ya cocido, con el atún al natural bien escurrido. Luego, añadir, si se quiere, la pulpa del tomate, un poquito de leche descremada, el jugo de limón y la mayonesa.Mezclar bien la preparación, y condimentar con sal, pimienta, perejil y cebollita picados.

Finalmente, rellenar los tomates ahuecados. Decorar con una aceituna al tope y servir sobre un colchón de hojas verdes (rúcula, lechuga, espinaca, etc.). Es importante mantenerlos refrigerados hasta el momento de la cena, para evitar su descomposición debido a las altas temperaturas de nuestra región.

 

Opción 2: Vitel Toné light

Ingredientes:
• 1 peceto de 1,5 kg aproximadamente (a elección, según los comensales)
• 1 cebolla mediana
• 3 dientes de ajo
• 1 zanahoria
• 250 cc de aceite de oliva
• 200 gr de queso crema descremado o crema de leche 0% (light)
• 4 cucharadasde mayonesa light
• 3 cucharadas de alcaparras
• 2 latas de atún al natural
• 3 huevos
• Sal y pimienta a gusto
• Condimentos a gusto

 

Preparación:

Poner a hervir el agua en un recipiente grande. Agregar la cebolla cortada en cuartos, las zanahorias cortada en cubos grandes, los dientes de ajo y perejil. Incorporar 1-2 cucharadas de sal gruesa al agua. Agregar el peceto y dejar que se cocine hasta que estén bien tierno a fuego mediano-bajo, más o menos por 60 a 90 minutos.
Una vez cocido, dejar que se enfríe en la olla, así nos evitamos que se seque. Cuando se enfrió, cortarlo en rodajas finas de medio cm. de espesor.

Para la salsa: Poner los huevos a hervir. Una vez fríos, separar la yema de la clara. Colocar las yemas en la licuadora junto con el atún bien escurrido, el aceite de oliva y licuar bien hasta lograr una pasta suave. Incorporar el caldo, de a poco, de a media taza a la vez, hasta lograr una consistencia cremosa.

Añadir la mayonesa y queso crema y licuar bien. Condimentar con pimienta y/o hierbas. Servir las rodajas de carne en una fuente y cubrir con la salsa. Distribuir las alcaparras y decorar con las claras de huevo picadas.Llevar a la heladera durante unas horas.

Si bien, las opciones saludables son muchas y depende de nuestras costumbres, gustos y preferencias, debemos pensar en que las mismas se adapten a nuestra región y su clima, ya que muchas veces, comemos menús extranjeros, provenientes de climas fríos y totalmente diferentes en cuanto a la disponibilidad de alimentos de dichas regiones.
Festejemos y disfrutemos en familia de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo, tratando de optar por una alimentación más saludable que nos permita compartir sin posibles efectos negativos posteriores.

Video de la semana sugerido: http://tv.misionesonline.net/2017/12/19/cena-navidad-ano-nuevo-evitar-atracones/

Lic. Romina Krauss
M.P. n° 147

Navidad: 5 tips para cuidar la alimentación en estas fiestas sin dejar de disfrutar


Estamos a una semana de celebrar la Navidad y próximos a despedir el año y festejar el comienzo del 2018, y la comida se vuelve un aspecto sumamente importante para estas celebraciones, por lo tanto, debemos tener en cuenta ciertos tips que nos ayuden a controlar lo que estamos comiendo, a fin de no sufrir excesos que después nos hagan lamentar.

Nuestra sociedad se caracteriza por adoptar costumbres ajenas en dichas fiestas, principalmente de países del norte, donde, en esta época, están en una estación opuesta a la nuestra, con temperaturas muy bajas, por lo cual su alimentación es bastante calórica, a fin de soportar el frío. En nuestra región, optamos por comer lo mismo, pero con temperaturas extremadamente altas, en un ambiente totalmente diferente, siendo esto, un “problema”, ya que siempre nos resulta un exceso de calorías ingeridas en estos días. Es por ello, que deberíamos empezar a incorporar pequeños cambios para promover una alimentación más saludable que, igualmente, nos permita disfrutar de estas fechas tan especiales para todos.

Hoy les doy 5 tips muy útiles para controlar las calorías y la calidad de los alimentos a ingerir en las fiestas:

Realizar las 4 comidas diarias como de costumbre y no saltearse o “guardarse” para la cena. Es muy común que comamos menos durante el día por el hecho de saber que vamos a comer más a la noche, siendo este, un grave error, ya que solo aumentamos nuestro apetito y nivel de ansiedad ante la cena.

Al servir los alimentos, que sean porciones pequeñas, de modo que podamos “probar de todo un poco” sin comer en exceso. Lo ideal es tomar un plato de tamaño mediano y elegir de la mesa lo que más nos guste, sirviendo pequeñas porciones en el mismo plato en una primera, y en lo posible, única servida.

Incorporar ensaladas frescasde todo tipo para acompañar los platos principales y de frutas, para el postre. Optemos por verduras y frutas de estación, combinándolas a fin de lograr ensaladas coloridas, ricas y muy saludables.

Preferir la preparación casera de los diferentes platos, tales como carnes asadas, entradas, salsas, pan dulce, budín, bizcochuelos, tortas, postres, etc.; ya que podemos reemplazar ingredientes calóricos por aquellos con menor contenido de grasas, azucares, sodio y calorías; por ejemplo, utilizar lácteos descremados, crema 0% para salsas tipo Vitel Toné, quesos de pasta blanda, edulcorantes para los dulces, entre otros.

Moderar el consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas, dejándolas para el momento del brindis y cena. Podemos sumar jugos de frutas como entrada para niños y adultos, y es importante tomar abundante agua durante el día, lo cual nos ayuda a evitar deshidrataciones en estos días tan calurosos.

Recordemos que las fiestas son mucho más que la comida, que, si bien, es un punto importante en la reunión familiar o con amigos, no debe ser motivo de “locura”, obsesiones y excesos innecesarios. Podemos disfrutar y celebrar comiendo aquello que nos gusta, pero siendo conscientes de las cantidades y tener en cuenta los hábitos saludables que adoptamos durante el año.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

Cena de navidad y año nuevo, ¿cómo evitar atracones?

Edición especial de NUTRICIÓN Y SALUD, presentado por la licenciada Romina Krauss con las recomendaciones para no comer en exceso durante las Fiestas de fin de año. Véalo ahora ingresando aquí.

No te pierdas el especial de Navidad de COCINEROS MISIONEROS
Recetas únicas para la mesa del 24 de diciembre o también del 31. Una fresca ensalada para acompañar a la colita de cuadril con chimichurri. Véalo ahora.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE