Cien policías buscan en Corrientes a una peligrosa banda de asaltantes

Cien policías buscan en Corrientes a una peligrosa banda de asaltantes

Cien efec­ti­vos po­li­cia­les ras­tri­lla­ron ayer ex­ten­sos cam­pos lin­dan­tes a la Ru­ta Na­cio­nal 14, en la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Al­ve­ar, en bús­que­da de una pe­li­gro­sa ban­da de mal­vi­vien­tes que el jue­ves a la tar­de asal­tó a un ca­mio­ne­ro y se en­fren­tó a ba­la­zos a tres efec­ti­vos de la Po­li­cía Fe­de­ral Ar­gen­ti­na (PFA), a uno de los cua­les hi­rie­ron en una pier­na.
Con el uso de pe­rros ras­tre­a­do­res, a ca­ba­llo y en quin­ce pa­tru­lle­ros, se pro­du­jo un in­men­so des­plie­gue so­bre ca­mi­nos de tie­rra, mon­tes, lla­nu­ras y cos­ta de arro­yos co­mo del río Uru­guay. En su ma­yo­ría son po­li­cí­as de la pro­vin­cia, quie­nes tra­ba­jan en con­jun­to con Gen­dar­me­ría Na­cio­nal y Pre­fec­tu­ra Na­val.
Pe­se al am­plio mo­vi­mien­to, no pu­die­ron dar con nin­gu­no de los fu­gi­ti­vos, quie­nes va­lién­do­se de lo di­fi­cul­to­so del te­rre­no y el tiem­po que lle­va­ban de ven­ta­ja les per­mi­tió ale­jar­se ha­cia di­rec­cio­nes no es­ta­ble­ci­das.
A pe­sar de es­to, los en­car­ga­dos de la in­ves­ti­ga­ción te­ní­an “es­pe­ran­zas” en po­der en­con­trar ras­tros con­cre­tos que les per­mi­ta, de una vez por to­das, atra­par a los fo­ra­ji­dos que co­me­tie­ron vio­len­tos de­li­tos en los úl­ti­mos dos me­ses.
La ban­da de mal­vi­vien­tes, se­gún es­ti­ma­cio­nes de las au­to­ri­da­des, se­rí­an al me­nos diez. Es­tán pro­vis­tos de ar­mas de gue­rra. “Se­gún los efec­ti­vos que man­tu­vie­ron el en­fren­ta­mien­to, es­tos su­je­tos usa­ron pis­to­las, es­co­pe­tas y fu­si­les, ar­mas si­mi­la­res a las em­ple­a­das en el ho­mi­ci­dio de un ca­mio­ne­ro (el 10 de no­viem­bre) en la Ru­ta Na­cio­nal 127”, ex­pli­có a épo­ca una fuen­te del ca­so.
El re­cien­te atra­co su­ce­dió en el ki­ló­me­tro 625, a la al­tu­ra de un arro­yo. Eran cer­ca de las 18 cuan­do el cho­fer de un ca­mión se­mi­rre­mol­que, con el cual ho­ras an­tes trans­por­tó neu­má­ti­cos a Bue­nos Ai­res, cir­cu­la­ba en sen­ti­do a la ciu­dad de San­to To­mé y fue “em­bos­ca­do” por mal­he­cho­res que sa­lie­ron ca­mi­nan­do de am­bos la­dos de la ban­qui­na, en una zo­na mon­tuo­sa.
Los cri­mi­na­les, pa­ra­dos so­bre la ca­rre­te­ra, arre­me­tie­ron a ti­ros. El con­duc­tor fre­nó de gol­pe e hi­zo mar­cha atrás, en una ma­nio­bra eva­si­va mien­tras el ve­hí­cu­lo re­ci­bía nu­me­ro­sos im­pac­tos.
Jus­to de­trás lle­gó un Che­vro­let Cor­sa en el que via­ja­ban los tres efec­ti­vos de la PFA, nu­me­ra­rios de la Di­vi­sión Bús­que­da de Pró­fu­gos, rum­bo a la pro­vin­cia de Mi­sio­nes. No eran cus­to­dios del ca­mión.
El gru­po de po­li­cí­as man­tu­vo un en­fren­ta­mien­to con los de­lin­cuen­tes. Fue­ron al me­nos dos mi­nu­tos en los que in­ter­cam­bia­ron dis­pa­ros y co­mo con­se­cuen­cia el agen­te Ma­rio Os­car Sán­chez su­frió un ba­la­zo en una pier­na, por de­ba­jo de la ro­di­lla.
En prin­ci­pio los asal­tan­tes eran seis, pe­ro de pron­to sur­gie­ron otros cua­tro des­de la zo­na ba­ja de la ban­qui­na.
Su­pe­ra­dos en nú­me­ro y ar­ma­men­to, los po­li­cí­as co­mo el ca­mio­ne­ro se ale­ja­ron mien­tras es­cu­cha­ban una an­da­na­da de de­to­na­cio­nes.
El au­to­mó­vil de los efec­ti­vos pre­sen­ta va­rios ori­fi­cios de ba­la, igual que el ca­mión.
Sán­chez re­ci­bió asis­ten­cia mé­di­ca en el hos­pi­tal lo­cal. Y ra­to más tar­de fue de­ri­va­do ha­cia el hos­pi­tal Chu­rru­ca, ubi­ca­do en la Ciu­dad Au­tó­no­ma de Bue­nos Ai­res.
La cau­sa fue ca­ra­tu­la­da co­mo le­sio­nes con ar­ma de fue­go y su­pues­to ro­bo en gra­do de ten­ta­ti­va, en des­po­bla­do y en ban­da, con in­ter­ven­ción de las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les de la ciu­dad de San­to To­mé.

Fuente: diario Época



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE