Caso Selene, el juicio: absolvieron a Victoria Aguirre y condenaron a Lovera a 19 años de cárcel

Caso Selene, el juicio: absolvieron a Victoria Aguirre y condenaron a Lovera a 19 años de cárcel

RELACIONADAS

Luego de deliberar casi dos horas, el Tribunal Penal de Oberá, integrado en esta ocasión por los camaristas Mónica Azucena García de González, Jorge Erasmo Villalba y Graciela Ivonne Heppner, condenó a Rolando Lovera  (33) a 19 años de cárcel  por el asesinato a golpes de la niña discapacitada Selene Aguirre  (2), hecho ocurrido en la Capital del Monte el 29 de enero de 2015. A su vez absolvió a la madre de la víctima,  Victoria Aguirre (24).

Victoria Aguirre.

Lovera fue encontrado culpable del delito de homicidio simple.
Los fundamentos de la sentencia se conocerán el 15 de febrero de 2018.
El Servicio Penitenciario Provincial formó un férreo anillo de seguridad para evitar incidentes. El salón de usos múltiples de la Unidad Regional Dos, donde se desarrolló el juicio, estuvo colmado en la última audiencia. Familiares de Lovera y distintas organizaciones que pedían la liberación de Victoria compartieron el recinto sin incidentes.
La ultima audiencia había comenzado a las 9.10 y finalizó a las 13.50, luego de los alegatos de las respectivas defensas y de las réplicas de la Fiscalía.
El abogado Martín Moreira, defensor de Lovera, solicitó la absolución de su cliente, argumentando la falta de pruebas en contra de su asistido. Criticó la acusación fiscal por supuesta falta de precisión y aseguró que la fractura de cráneo letal que sufrió Selene se produjo en el departamento que su madre Victoria y el entonces concubino de esta, Lovera, alquilaban en Erasmie y Sargento Cabral. “Allí se golpeó o la golpearon”, se cuidó en aclarar, evitando una acusación directa contra Victoria.
Las conclusiones de Moreira se extendieron entre las 9.15 y cerca de las 11.
De su lado, el defensor de la chica, Eduardo Paredes, se plegó a los cuestionamientos a la imputación y a la calificación legal de la Fiscalía. “No tienen base”, afirmó y apuntó a lo hecho durante la instrucción como raíz de la presunta falla estructural de la acusación y del encuadre legal.
Apoyándose en las imágenes de las cámaras de seguridad de la arenera Simon, donde Lovera se desempeñaba como sereno, apuntó como autor de la lesión mortal que sufrió Selene a Lovera. “Fue la ultima persona que la vio viva, según esa prueba contrastable”, dijo. Añadió además que para él el escenario del asesinato fue precisamente  la arenera.
Paredes exigió la absolución de Victoria tras un alegato de más de una hora.
Antes del fallo, los acusados tuvieron la chance de decir sus últimas palabras. “Mantengo lo dicho, yo no le quité la vida a Selene”, reiteró Lovera, el primero en sentarse ante los magistrados. Después fue el turno de Victoria. “Soy inocente, siempre cuidé a mi hija. Quiero justicia para ella y poder hacer el duelo”, manifestó.
Luego vino el larguísimo cuarto intermedio en el que el Tribunal decidió el fallo.
A las 16, el camarista Villalba leyó el veredicto. Las decenas de personas que la apoyaban estallaron en cantos y gritos de euforia.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE