Alexa

La familia Knack, muy conforme con el fallo: «Oscar, Graciela, Bianca y Cristian van a descansar en paz»

Puños apretados, lágrimas contenidas y silencio impactante. Así recibieron la condena a prisión perpetua para los tres acusados por la Masacre de Panambí los familiares de las víctimas.
“En el aserradero no quedó nadie. Todos los familiares y hasta los empleados vinieron este lunes a Oberá para escuchar el fallo”, le confió a Misiones Online Carlos Knack, el único sobreviviente del asalto que derivó en matanza.

Parientes de todas las edades acudieron al salón de usos múltiples de la Unidad Regional Dos de la Policía (sobre la avenida Sarmiento, cerca de la Catedral), donde se desarrolló el debate.
Apenas ingresaron los camaristas Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y Jorge Erasmo Villalba, un silencio absoluto se apoderó del recinto. Segundos después vino la lectura del veredicto.
“Fue una larga espera que hoy tuvo un final. Fue una tortura para mí escuchar todo lo que se oyó en el debate, pero ahora al oír esta sentencia me siento conforme. Esta gente va a ser perdonada, pero va a tener que pagar en esta tierra lo que hizo a mi familia”, dijo Nano Knack, flanqueado por su abogado Javier Millán Barredo.
“Acá hubo cinco malvivientes, hay que buscar a los dos que faltan. Tenemos expectativas. Yo me saco con esto la media carga que siento por la pérdida de mi familia”, admitió el joven que quedó a cargo del aserradero familiar luego de la muerte de los cuatro integrantes de su familia.
“Estoy satisfecho por lo que hicieron las autoridades, que persiguieron la verdad”, remató Carlos, aliviado.
Una vez que se conoció el veredicto, el Servicio Penitenciario Provincial desplegó un importante despliegue para separar a los parientes de las víctimas de los imputados. No hizo falta, porque no hubo agresiones ni insultos.
Al final, los Knack, sus vecinos y empleados salieron al patio contiguo del salón y se abrazaron unos a otros. También hubo agradecimientos para los fiscales Miriam Silke y Elías Bys.
Oscar, Graciela, Bianca y Cristian van a descansar en paz, se escuchó. Y tal como habían llegado, en silencio, los familiares empezaron a desconcentrarse.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas