Caso Selene, el juicio: para la defensa de Victoria Aguirre, la acusación de la fiscal no tiene sustento y parte de prejuicios machistas

Caso Selene, el juicio: para la defensa de Victoria Aguirre, la acusación de la fiscal no tiene sustento y parte de prejuicios machistas

La defensa de Victoria Aguirre (24), acusada de haber asesinado junto con su entonces pareja Rolando Lovera (33) a su hija Selene (2), rechazó de manera categórica la imputación que hizo el viernes en su alegato la fiscal del Tribunal Penal de Oberá, Estela Salguero de Alarcón.
El jueves 21, alegarán los defensores de los imputados. Y después vendrá el fallo del TP, conformado por Mónica García de González, Jorge Villalba y Graciela Heppner.
“Es sorprendente la forma de la imputación. La fiscal quiso probar que Victoria era una mala madre. Elabora una hipótesis que es insostenible. Dice que ambos se juntaron preordenadamente para planificar el crimen y que la alevosía se configuraba en la indefensión que tenía Selene y la falta de riesgo para los imputados. Si esto es así, no hay un crimen más mal premeditado que este”, sostuvo ante Misiones Online Roxana Rivas, quien defiende a Victoria junto con su colega Eduardo Paredes.
“Me pongo en lugar de mi asistida y hago la siguiente hipótesis: si en estas condiciones decido matar a mi hija, por qué no dejo de darle las pastillas que necesita para vivir. Por qué corro al hospital con Lovera, con quien planeé el hecho. Y me peleó en la puerta con él y nos acusamos mutuamente. ¿Ven? No tiene sentido”, añadió.
“El motivo por el que dice la Fiscalía es que la nena le molestaba a la flamante pareja. Los padres de ella querían quedarse con la nena. ¿No era más fácil darles a los abuelos la crianza? Uno no puede creer que con este tipo de imputaciones se condene a alguien”, reiteró Rivas.
“Además, agrava su imputación y su carga probatoria, recordemos que quien debe acreditar la culpabilidad de uno y otro es la Fiscalía, porque en nuestro Estado de derecho prima el principio de inocencia. Salguero parte de suposiciones. En las filmaciones de la arenera donde trabajaba Lovera no se veía nada: pero para ella ahí se cometió el crimen. Introduce la existencia de una supuesta arma homicida como un caño y cuando se hizo un allanamiento, jamás observaron caños o elementos peligrosos. Todo es especulativo, y pretende condenar basándose en esos testimonios», agregó.
«Escuchamos que para la fiscal mientras una mujer tenga un teléfono cerca o pueda hablar con el vecino, nunca puede ser víctima de ningún tipo de violencia, porque tiene la posibilidad de pedir auxilio, limitando la violencia de género a la cuestión física, sin entender nada. Y eso es importante porque a la hora de evaluar los testimonios la perspectiva de género es fundamental”, señaló.
«Como algunos testigos decían que Victoria no atendía a la nena, que la cuidaba su pareja, la fiscal interpreta ese hecho como que ella era una mala madre. O sea tiene incorporada en su perspectiva que el cuidado de los niños es solo de la mamá. Desestima que en nuestra sociedad, en nuestro Estado de derecho y por ejemplo en la última reforma del Código Civil, se incorpora la igualdad de género en el tema de la crianza de los hijos. Para la Fiscal, Victoria era mala madre porque la niña lloraba y su pareja se ocupaba de cuidarla, un pensamiento machista. Así que ahora trabajaremos más y el 21 de diciembre presentaremos nuestro alegato», concluyó Rivas.

“Básicamente nulo”
Eduardo Paredes, el otro defensor, consideró que “el alegato es una acusación infundada y prejuiciosa, básicamente nulo”.
“El problema de la fiscal y todo el caso es que no se sabe cómo murió Selene, llena los huecos con cualquier cosa que se le ocurra, ella construye la imputación diciendo que Victoria era descuidada, en base al testimonio de la curandera Juana Dino y el de hijo de esta, relatos que se anularon mutuamente y son inválidos, no son contratables porque son falsos testimonios, el mismo Tribunal los excluyó. Después se apoya en lo que ve la médica, que dice que tenía algunas lesiones que no las vio riesgosas, claramente omitió lo que dijo el médico que hizo la autopsia, que dijo esta era una niña bien cuidada, no tenía el síndrome de niño maltratado, para saltar eso se le ocurrió decir que estos últimos días vio lesiones porque ella fue a vivir con Lovera y se volvió un estorbo la hija y por eso la mataron. No dice cómo elaboraron el plan de matar, no dice cómo distribuyeron los roles, estrictamente eso es nulo”, argumentó.
“Sobre el agravamiento, la alevosía es matar sobre seguro. El problema es que está mal calificado, en todo caso serían coautores de homicidio calificado, confundieron el artículo 48 del código penal, no lo saben leer, acá le agregó la alevosía que es matar sobre seguro, le agregó ese agravando, de paso lo califico a él también, a él porque estaba con homicidio simple. Ese agravante tampoco va, porque acá no es que vos aprovechaste el momento de matar con seguridad, la nena era discapacitada no tenía ninguna posibilidad, siempre estaba indefensa, moverle a la arenera para matarle sobre seguro”, prosiguió.
“Si uno hila fuerte es nulo, le puede decir el juez ‘por favor, reformule la acusación describiendo cómo hicieron la muerte y la distribución de roles’. Si vos sos juez y le decís eso, la fiscal entra en una crisis fenomenal”, remató.
En la misma línea, la propia Victoria Aguirre, en un breve contacto con la prensa, opinó: “Para mí la acusación de ella es sin fundamento. Me pareció ilógico porque cómo ella va saber de mi vida pasada. Para empezar, decir que mi vida es una mentira. Si mi hija era un estorbo, no la iba a llevar, iba a dejarla, no me iba a importar. Lo que ella dijo no me afectó en nada, porque yo sé que están la pruebas que confirman lo que yo dije en un primer momento”.

El alegato
En sus conclusiones, la fiscal Salguero, entre otras cosas, sostuvo: “Toda la vida de Victoria fue una mentira. Ella vivía con sus padres, ellos cuidaban de la nena mientras ella estudiaba, cuando la madre no pudo cuidarla porque tenía un problema de salud le pusieron una niñera, y vivían holgadamente bien, digamos, del trabajo de los padres. Ella estudiaba, sin embargo dejó todo eso para irse a vivir con Lovera y esto viene al caso porque ella dice que su beba era lo mejor que le pasó en su vida, que le cuidada y le protegía. Lo dice también su hermana que hizo un extenso testimonio de las cualidades de Victoria, del cuidado ejemplar, del cuidado que le daba a su hija. Pero Victoria dejó todo eso de lado y se fue a vivir con Lovera, que no tenía casa, no tenía cama, no tenía heladera y así cuidaba a su hija”.



Quizás tambien le interese...