Cuidando el corazón: “Los infartos son la primera causa de muerte en Misiones, por lejos”

Cuidando el corazón: “Los infartos son la primera causa de muerte en Misiones, por lejos”

Así lo afirmaron los integrantes del equipo del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, que funciona en el Sanatorio Boratti de Posadas, quienes este 7 de diciembre llevaron a cabo la novena edición de su “Curso de Cardiología Intervencionista para Clínicos”, uno de los más relevantes de la especialidad a nivel nacional.

Muchas veces, los problemas cardiológicos operan de manera silenciosa y recién se manifiestan con el peor de los finales, por lo que es importante conocer cómo prevenirlos y reconocerlos a tiempo. “Los infartos son la principal causa de muerte a nivel mundial: comprometen a 18.000.000 de personas. En nuestro país, hay 50.000 infartos al año, una cancha de Boca llena”, precisó el doctor José Luis Lazarte, uno de los cardiólogos que forma parte del equipo del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. De esa cantidad, “mueren unos 15.000”, a la vez que un gran porcentaje no tiene una buena evolución por distintos motivos, que pueden ser de logística o de falta de concientización.

Esa situación se refleja también en Misiones, lo que demanda “mucho trabajo que hacer en el aspecto organizativo, sino también de dar a conocer esta situación de riesgo” a la población en general.

“Cuando analizamos la situación demográfica, vemos que este mal afecta cada vez más a las zonas urbanizadas, por el ritmo de vida vertiginoso que llevamos y por el sedentarismo”, explicó Lazarte: “Factores que podemos modificar y que nos podrían ayudar a prevenir un gran porcentaje de estas muertes”.

Esos cambios son sencillos y demandan poco tiempo: el pilar fundamental es controlar la presión arterial y el colesterol a través de una dieta saludable. Sin descuidar, por supuesto, el ejercicio físico: “Se recomiendan treinta minutos diarios, cinco veces a la semana como mínimo (150 minutos semanales) para salir del sedentarismo”, sugirió el especialista.

Para aquellos pacientes que tienen entre 30 y 40 años lo recomendable es hacer un control cada dos años; de ahí en adelante, es preferible aumentar esa regularidad a un ritmo anual -con más razón si se trata de pacientes diabéticos o con colesterol alto-.

Además, es importante que el paciente sepa reconocer los síntomas, ya que “cuando antes llega a un centro asistencial para recibir alternativas terapéuticas, mejor lo tratamos”.

En ese sentido, “el dolor de pecho es un privilegio, porque es el motivo que los puede llegar a alertar de que está pasando algo y pueden recurrir a un centro asistencial”. Puntualmente, se trata de un dolor en el centro del pecho, retroesternal -detrás del esternón-, acompañado por una sensación de pesadez que se puede irradiar hacia los brazos, principalmente hacia el miembro superior izquierdo. Esos síntomas pueden venir acompañados por sudoración profusa, palidez y vómitos.

En Posadas, tanto en la parte privada como en la pública, hoy ya hay unidades de dolor precordial.

“Antes existían las alternativas de tratamiento farmacológico. Pero hoy, con la evolución de la medicina, hacemos la reperfusión mecánica, que consiste en abrir la arteria y volver a recuperar el flujo para que recupere su permeabilidad normal”, relató Lazarte. “Una vez que llega el paciente se hace la angioplastia, que es una intervención mínimamente invasiva. Se ingresa por la ingle o el brazo y consiste en recuperar el flujo”, precisó.

Precisamente esa es la especialidad del equipo de Hemodinamia del instituto, dirigido por el doctor José Oscar Gómez Moreno, quien se mostró preocupado por la “la cantidad de personas de menos de 40 años” que merecen ser intervenidas, un número que irá creciendo de forma sostenida “hasta el año 2030”.  Es por ello que la capacitación no sólo es prioritaria para la población en general, sino también para los médicos de la provincia.

“Desde nuestra institución lo hacemos a través de un curso anual que ha tomado prestigio a nivel nacional y queremos que siga creciendo con ayuda de todos”, comentó Gómez Moreno. Este año, el curso (denominado “Curso de Cardiología Intervencionista para Clínicos”) tuvo su novena edición este 7 de diciembre, y contó con diez horas consecutivas de conferencias, casos en vivo y discusión con personas muy prestigiosas en el país que tienen nivel internacional y han “avalado nuestro trabajo”.

“Hoy es uno de los cuatro o cinco cursos en el interior que tiene el prestigio y el aval universitario y de las sociedades que nos agrupan”, reconoció el director, quien comentó que la propuesta surge como producto de “viajar por el planeta tratando de equilibrar y ver nuevas técnicas”: “Uno gratamente se da cuenta de que el camino que estamos siguiendo es absolutamente adecuado, ya que la forma de trabajo es la misma que se hace en Nueva York o cualquier ciudad europea”.

Para el décimo (que ya tiene fecha para los días 16 y 17 de noviembre del año que viene), en tanto, la apuesta será traer invitados extranejros de renombre internacional y tener la nueva sala acondicionada con equipamiento de última generación. “Ahí sí estaremos a a la atura de cualquier centro internacional”, comentó Gómez Moreno.

“Organizarlo desde el punto de vista intelectual y organizativo fue arduo”, consideró el especialista, ya que “trata de mostrar un paradigma diferente en la provincia de Misiones”: “Antes el mejor cardiólo era Aerolíneas Argentinas porque todo el mundo se iba a atender a Buenos Aires. Hoy la gran masa de pacientes de la provincia se queda, tanto en el plano privado como estatal, y se resuelven muy bien todos los problemas. A la fecha es muy impresionante lo logrado, no sólo por nuestro grupo, sino en toda la ciudad”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE