comScore

Murió Totó Riina, el capo de la Mafia siciliana que más desafió al Estado italiano

Murió Totó Riina, el capo de la Mafia siciliana que más desafió al Estado italiano

El jefe mafioso tenía 87 años. Estaba acusado de más de 150 asesinatos, incluidos los de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.
Totó Riina, uno de los más temidos capos en la historia de la Mafia siciliana, murió este viernes en la cárcel, informaron medios italianos.

Riina, quien había cumplido 87 años el jueves, se encontraba en coma inducido desde hace cinco días, después que su salud se deteriorara tras dos operaciones.

El capo mafioso, acusado de más de 150 asesinatos y condenado a 26 cadenas perpetuas, se encontraba detenido en el duro régimen carcelario conocido como «41 bis», que prevé el aislamiento de los presos y prohíbe las visitas.

Sin embargo, el jueves el ministro de Justicia Andrea Orlando firmó una orden para que su familia pudiera despedirse.

«Para mi no sos Totó Riina, sos mi papá. Y en este día para mi triste pero importante te deseo feliz cumpleaños papá. Te quiero», escribió el hijo Salvo en Facebook. Otro hijo de Riina, Salvatore, está condenado a cadena perpetua por cuatro homicidios.

Riina había pedido en julio ser liberado con motivo de su enfermedad, pero el pedido fue rechazado por los jueces, que alegaron que los cuidados que estaba recibiendo en la cárcel era adecuados.

Los médicos dijeron que el ex capo mafioso estaba «lucido». En una escucha grabada este año mientras hablaba con un compañero de prisión dijo que «no se arrepentía de nada. Nunca me van a quebrar, ni siquiera si me condenaran a 3000 años».

Riina ordenó el asesinato en 1992 de los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, dos populares magistrados que lanzaron una lucha sin precedentes contra la Mafia y cuya labor fue fundamental para encarcelar a más de 300 mafiosos en un juicio en 1987.

Riina se vanagloriaba de la muerte de Falcone. «Lo hice terminar como el atún», dijo.

Riina también estuvo detrás de una serie de atentados con bombas en Roma, Milán y Florencia, en los que murieron 10 personas.

«Qué Dios tenga piedad, la que no tendremos nosotros», dijo una asociación de víctimas de las bombas.

Lo cierto es que que la muerte de Riina -quien, fiel al código de honor mafioso, se llevará sus secretos a la tumba– se pierde tal vez para siempre la posibilidad de esclarecer algunos de los episodios más oscuros de la historia reciente de Italia.
(Fuente: Infobae)

andreapatriciaorama@gmail.com-