Habló la madre del rugbier que murió atropellado por su novia en Mendoza: “Nos destrozó”

Habló la madre del rugbier que murió atropellado por su novia en Mendoza: “Nos destrozó”

Lo dijo en la audiencia que definirá si Julieta Silva puede salir de la cárcel y recibir prisión domiciliaria.

“Esa mujer nos destrozó la vida”, dijo entre sollozos Graciela Linares, mamá del rugbier Genaro Fortunato (25), que murió atropellado por su novia Julieta Silva (29), a la salida del bar La Mona, en San Rafael. La mujer habló frente al tribunal que debe resolver esta tarde si Silva recibe el beneficio de la prisión domiciliaria y algún cambio en su imputación de homicidio agravado por el vínculo y por alevosía, a un homicidio culposo, es decir, sin intención de matar.

La audiencia de apelación de la prisión preventiva de la acusada arrancó pasadas las 10. Hicieron su descargo los abogados de la defensa y la querella y la fiscal Andrea Rossi. Luego, el tribunal le otorgó la palabra a la familia Fortunato. Mientras que la acusadase abstuvo de declarar.

Apesadumbrada, Graciela, la mamá de la víctima, dijo: “Escuché hablar de los derechos de los niños (los varones de 5 y 10 años de la acusada con anterior pareja). ¿Y quién habla del derecho a la vida? De la que le arrebataron a Genaro. Yo tuve que ver a mi hijo en la morgue”. También quiso hablar el padre del rugbier, Miguel Fortunato. Comparó lo que escuchó en la audiencia con “una compra-venta de autos”, donde se pida y se dan beneficios.

Los jueces Alejandro Celeste, Néstor Murcia y Jorge Yapur, en segunda instancia, deberán resolver si acceden a las pruebas aportadas por la defensa, en la que se aboga la hipótesis de que la joven “no tuvo la intención de matar a su novio” y que se trató de un accidente. “Pido la liberación inmediata de Silva”, dijo su abogado Alejandro Cazabán y planteó el cambio de carátula a homicidio involuntario. El defensor cuestionó al juez Pablo Peñasco, quien mantuvo la acusación, porque “actuó sin ninguna prueba fehaciente, pensando en la opinión pública y los medios”.

Afirmó que la pareja discutió antes del incidente por “celos” que tenía el rugbier hacia su novia. Y cuestionó el testimonio central del cuidacoche del bar: “En sus dos declaraciones, tuvo 35 contradicciones”, dijo. A las 12 hubo un cuarto intermedio en la sala de debate. Según adelantó el diario de San Rafael, se aguarda la resolución de la apelación para después de las 14, cuando se reanude la audiencia.

En la audiencia anterior, tanto la fiscal Andrea Rossi como el juez Peñasco sostuvieron que la mujer “tuvo la frialdad de pisarlo” y sumaron pericias psicológica que dicen que Silva tiene “escasez de frenos inhibitorios y existen rasgos de violencia en su personalidad”. Ahora el abogado de Fortunato, Tíndaro Fernández aseguró que la pericia realizada por seis profesionales, concluye que “Silva no está en condiciones (psíquicas) de cumplir arresto domiciliario”. Pidió “no especular” con los chicos para obtener la prisión domiciliaria. Y sostuvo que los dos testimonios, el cuidacoches y un odontólogo que vio la secuencia desde su auto, “coinciden con las pericias criminalísticas”.

El trapito relató que en la playa de estacionamiento el rugbier apoyó su codo en la ventanilla abierta del auto de su novia para evitar que se vaya. Ella avanzó y él cayó sobre el asfalto. Su novia condujo 150 metros, dio una vuelta en U y volvió en velocidad. Lo pisó mientras él estaba incorporándose en la calle. Ella declaró que no lo vio por sus problemas de visión, debido a que tiene un astigmatismo de grado 3 y no llevaba sus lentes recetados al conducir.

Pero hay un argumento jurídico más fuerte por el que Silva puede conseguir esta tarde una prisión domiciliaria hasta que el juicio llegue a debate oral: tiene dos hijos, varones de 5 y 10 años, de su anterior matrimonio, a los que cuidar. En general, la Justicia argentina es proclive a otorgar este beneficio a las madres con hijos pequeños.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE