Racing dejó mucho que desear en Asunción, pero la serie todavía está viva

Racing dejó mucho que desear en Asunción, pero la serie todavía está viva

El equipo de Cocca mostró una alarmante falta de ideas y perdió 1-0 con Libertad en la ida de cuartos de final.

No encuentra el camino este Racing. Aunque los resultados le alcanzaron para llegar a cuartos de final de la Copa

Sudamericana, el nivel futbolístico se mantiene muy abajo y esta noche en Paraguay tuvo una triste confirmación. Libertad se impuso por 1-0 en el choque de ida y dejó a los de Diego Cocca muy preocupados de cara a la revancha.

Iba poco más de un minuto cuando Racing estuvo cerca de pegar el primer grito de la serie, que podría haber cambiado la historia. Los paraguayos se complicaron en la salida y la historia terminó con un despeje desesperado del arquero Muñoz que por poco no consiguió mandar a la red Enrique Triverio.

Más allá de ese comienzo que ilusionaba, el equipo argentino confirmó de a poco su receta de cautela para este choque en Asunción. Aunque no sufría en el arco propio y amagaba con lastimar con algún contraataque, gracias a la inteligencia de LichaLópez y la movilidad de Triverio.

Pero entonces llegó lo inesperado: a los 27 minutos, Cardozo le ganó la posición a Orban en un pelotazo largo y, ya dentro del área, abrió la pelota para que Salcedo definiera cómodo y pusiera el primer gol del partido. Un sacudón fuerte para un Racing que casi no sufría.

Estuvo muy cerca de llegar el empate tres minutos después. Ibargüen, una de las esperanzas de Racing, habilitó a Solari, que desbordó y metió un centro atrás preciso. Todo venía bien, pero Triverio, en buena posición, remató demasiado alto.

Ya en el complemento, Racing trató de salir del fondo en los primeros minutos, aunque sin generar importantes chances de peligro. Libertad, que arrancó cuidando la ventaja, empezó de a poco a pisar el campo rival para tratar de aumentar. Todo sin demasiadas ideas ni lucidez.

Más allá de un disparo desde afuera del arco de Salcedo que se fue cerca del palo derecho de Musso, el partido se fue de a poco entre la impotencia de Racing y el aburrimiento por el mal nivel de juego. Apenas el ingreso de Lautaro Martínez aportó algo de luz en un panorama desolador que se terminó de consumar con el 1-0. Un resultado que no es tan preocupante para el equipo de Cocca, ya que la serie sigue abierta, como el flojísimo nivel de juego del que no puede salir.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE