Sufrieron un espectacular vuelco y los auxilió el Chaqueño Palavecino

Sufrieron un espectacular vuelco y los auxilió el Chaqueño Palavecino

Ocurrió en el ruta 34. Las víctimas son integrantes de un grupo folclórico. Uno de ellos contó en Facebook cómo los ayudó el músico.

Una pesadilla con final feliz vivieron los integrantes de un grupo folclórico: volcaron con su camioneta sobre la ruta 34, cuando volvían de actuar en dos pueblos del interior de Santiago del Estero. Para su sorpresa, el que los asistió con agua, comida y los ayudó a salir del vehículo fue el Chaqueño Palavecino, que con su comitiva transitaba por dicha ruta.

El hecho ocurrió el martes pero trascendió hoy, cuando uno de los integrantes del grupo, Leonel Ochoa, relató el accidente en su cuenta de Facebook y allí agradeció al Chaqueño.

“Buenas, quiero contar la pesadilla que vivimos el 17 de octubre sobre la ruta 34, a la altura de Pinto”, arrancó el posteo Ochoa.

Dijo que ese día será “el del renacimiento para nosotros; cuando nos dieron una segunda vuelta a nosotros, Alan Gómez, Punchi, el Mono, el Tigre (integrantes del grupo)”.

Relató que circulaban a unos 100 kilómetros por hora por la ruta 34, a la altura de Pinto (a unos 220 kilómetros de Santiago), cuando quisieron esquivar un pozo y se encontraron con un camión de frente. Lograron esquivarlo, pero en ese momento sufrieron un desperfecto. “Creemos que se nos rompió la dirección o la transmisión de la camioneta”, contó.

Allí el conductor perdió el control de la camioneta, por lo que salieron hacia la banquina y calculan que dieron 4 o 5 tumbos. Quedaron tirados en la banquina, con muchos golpes.

“Frenaron muchos autos y camiones que nos atendieron muy bien, yo no pude salir por los golpes, dolor de cuello, cara y hombro. Preferí quedar sin moverme hasta que llegue la ambulancia y me pongan el cuello ortopédico por las dudas”, contó Ochoa en su posteo.

Los revisaron en el hospital zonal de Pinto y a él lo trasladaron hasta la ciudad capital en ambulancia. Fueron varias horas “horribles de viajar por la misma ruta” en la que se habían accidentado y revivir a cada segundo la tragedia, pero era necesario “para que me revisaran bien porque en Pinto no tenían la tecnología necesaria”.

Contó que en el hospital Regional le hicieron una serie de estudios que salieron bien. Agradeció a todos los que los auxiliaron en la ruta, muy especialmente al Chaqueño Palavecino que los asistió, les dio agua, comida “y nos dio fuerzas para seguir”. También mencionó al personal del Hospital público en Santiago y recordó a muchos artistas que murieron en la ruta, como el Chato Bazán, Jacinto Piedra, Tamara Castro y “otras vidas que se llevó la 34”.

El conjunto folclórico había actuado durante el fin de semana en el festival del pueblo de Lugones (sobre la 34 a unos 100 kilómetros de Santiago) y en los campeonatos de fútbol de Pinto.

La ruta nacional 34, en un tramo de 200 kilómetros, es considerada como la ruta de la muerte. Tiene un enorme tránsito de camiones y en muchos sectores está en pésimo estado.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE