Eldorado: comenzó el debate oral y público del robo calificado a Náutica Nolff

Eldorado: comenzó el debate oral y público del robo calificado a Náutica Nolff

Este martes comenzó el juicio en el Tribunal Penal N° 1 de Eldorado por la causa: “Robo doblemente calificado por lesiones graves y el uso de arma”. Los acusados son Miguel Ángel Robalde y Jorge Fabián Duarte, defendidos por el abogado Germán Chemes y Rodrigo Torres Murruat. Hasta ahora declararon seis testigos, el miércoles 8.30 continuarán las declaraciones.

 

Este martes 17 de octubre se desarrolló el primer día de debate oral y público en el Tribunal Penal N° 1 de Eldorado por la causa: “Robo doblemente calificado por lesiones graves y el uso de arma”.

La sala de debate estuvo colmada en su capacidad desde el inicio del juicio, con familiares de parte de las víctimas e imputados.

Los acusados son Miguel Ángel Robalde y Jorge Fabián Duarte, defendidos por el abogado Germán Chemes y Rodrigo Torres Murruat. El fiscal del caso es Federico Rodríguez y el tribunal está conformado por los jueces: María Teresa Ramos, Lyda Inés Gallardo y Atilio León.

Se prevé la declaración de 17 testigos durante el desarrollo del juicio, este martes declararon seis de ellos, dando la apertura del debate oral, la víctima: Manfredo Nolff, a quien secundaron sus familiares con sus respectivos testimonios de lo sucedido (dos hijos y una nuera). Luego brindaron sus testimonios un vecino de la familia y el propietario de una habitación que habría alquilado Robalde en Puerto Esperanza.

Las victimas conmocionadas relataron con detalles cómo vivieron esta tarde y noche del 20 de diciembre de 2014, cuando Manfredo Nolff (propietario de Náutica Nolff) fue gravemente golpeado por los delincuentes que luego se alzaron con un botín de más de 23 mil pesos.

Si bien los juzgados en este debate son dos, los testigos aseguran que en total fueron 4 o 5 los integrantes de la banda y afirmaron que hubo un autor ideológico que los dirigía desde afuera a través de un celular.

Ya en el negocio familiar, el hijo de Manfredo abrió la caja fuerte y  les entregó más de 20 mil pesos que se sumaron a los 3 mil que obtuvieron en la vivienda donde irrumpieron primeramente los malvivientes.

Además detallaron que primero los delincuentes estaban con pasamontañas y pañuelos, pero al llevarse al hijo de Manfredo Nolff y su sobrino como rehenes, para llegar hasta el negocio propiedad de la familia, los malhechores se mostraron con caras descubiertas.

Los desgarradores testimonios de la familia Nolff, señalaron que en todo momento temieron por la vida de Manfredo Nolff, “porque más allá que es un hombre mayor, fue salvajemente golpeado ya que hubo mucha violencia, sobre todo de parte de uno de los delincuentes” indicaron.

Por su parte, los defensores plantearon la nulidad de los reconocimientos fotográficos y en rueda de personas, y cuestionaron el proceder de la policía en referencia a las pruebas presentadas.

Este miércoles a las 8.30 continuarán las declaraciones.

 

El hecho

El hecho ocurrió el sábado 20 de diciembre de 2014, la policía fue informada del caso cerca de las 20 horas, iniciándose un amplio operativo de rastrillaje en la zona,

En la oportunidad, Manfredo Nolff contó que al ingresar a su vivienda del kilómetro 10, fue reducido por tres hombres que llevaban pasamontañas colocadas en sus rostros. La víctima dijo que los delincuentes lo obligaron a ingresar al inmueble, donde redujeron a su familia que se encontraba en el interior. Y tras revisar la vivienda, los delincuentes le sustrajeron alrededor de 3.000 pesos y tarjetas de crédito y débito.

Posteriormente y tras brindarle una feroz golpiza a Manfredo, dos de ellos lo intimidaron con armas de fuego, obligando al hijo de Manfredo a subir a su camioneta trasladando a los malvivientes hasta el local comercial de su propiedad, dedicado al rubro de náutica y ubicado en el km 8 ½ , donde sustrajeron la suma de más de 20.000 pesos.

De acuerdo a los testimonios recabados con los familiares de la víctima, tres eran los delincuentes que ingresaron al hogar, en tanto que otros dos se habrían quedado en un vehículo en la parte externa.

La policía científica realizó toma de huellas y rastros como así confeccionó los identikit de los delincuentes. En el lugar del hecho, la policía secuestró prendas de vestir y un par de zapatillas perteneciente a uno de los delincuentes, que las había dejado allí tras cambiarse de vestimenta.

Las actuaciones del caso se llevaron adelante en la comisaría 3° con intervención de la justicia.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE