Alexa

Argentina tiene ambición, pero no logra concretar y se le hace cuesta arriba

Benedetto desperdició una chance clara y Argentina sufre. El delantero cabeceó muy arriba luego de un centro perfecto de Messi. Con el 0 a 0 con Perú, la Selección está quedando afuera de los puestos de clasificación. Televisan TyC Sports y la TV Pública.

La casa es nueva. El equipo y el esquema, también. Argentina juega un partido clave frente a Perú en la Bombonera, en la penúltima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas. Necesita Jorge Sampaoli ese triunfo que se le niega desde el debut oficial, el 31 de agosto, en Montevideo y frente a Uruguay (0-0).

Es cierto que con él la Selección no perdió (luego empató con Venezuela en la cancha de River), pero tampoco mostró volumen de juego ni goles (el del 1-1 con los venezolanos fue convertido en contra) y por eso está en deuda.

El equipo se conoció 40 minutos antes del inicio del partido. El técnico informó que los once para jugar frente a Perú eran Romero; Mercado, Otamendi, Mascherano, Acuña; Biglia, Banega; Di María, Messi, Papu Gómez; Benedetto. Y dejaba a Emanuel Mammana, Pablo Pérez y Lautaro Acosta afuera del banco.

En las tribunas de la Bombonera, que vuelve a ser la casa de la Selección tras casi 20 años, se palpitaba un clima de final. Los jugadores pudieron saborearlo, primero, en el precalentamiento. Y la gente, rápidamente, le dio su apoyo a Messi: primero, coreándolo; luego, desplegando banderas en el sector de la 12 para el capitán cuando el equipo saltó a la cancha.

Desde el inicio, Argentina se hizo cargo de la presión y dominó. Bien abierto por las bandas, se mostraron muy activos Acuña y Gómez en la izquierda, aunque la primera situación clara llegó por la derecha, con un centro pasado de Mercado al que Benedetto no llegó.

A los 13 minutos, volvió a arremeter Argentina. Tras un córner desde la izquierda, cuando todos esperaban el centro, Di María sorprendió y jugó para Messi. El remate del capitán era una chance concreta de gol, pero la pelota dio en un defensor rival. En la siguiente jugada, Biglia cortó una contra y se ganó una amarilla por una fuerte falta.

El dominio de Argentina, sin embargo, no pudo lograr que no se repitiera una situación que poco le conviene al equipo: Messi retrocediendo a la mitad de la cancha para buscar la pelota. La Pulga, además, aparecía siempre rodeado por al menos dos rivales, lo que dificultaba que fuera una opción limpia de pase.

La media hora de juego pasó sin goles y con una mala noticia que llegó del otro lado de la Cordillera: Chile le ganaba a Ecuador y, así, Argentina caía al sexto puesto, fuera incluso del repechaje.

Las situaciones de gol, encima, no abundaban. A los 32 minutos probó el Papu Gómez, con un remate de zurda al primer palo, pero la respuesta de Perú era aún más peligrosa. A los 34, Farfán aparecía a espaldas de Otamendi, le ganaba la posición a Mascherano y, frente a frente con Romero, remataba desviado.

Argentina apretaba. Consciente de lo que pasaba en Chile, necesitaba el gol y allí fue a buscarlo Messi, a los 38 minutos. El capitán probó al arco y su remate se fue muy cerca del primer palo, en una gran ocasión para la Selección.

Pero lo que no logró Messi ni el resto de sus compañeros fue anotar un gol en los primeros 45 minutos. Lo intentó, sí, hasta el final. Fue cuando el capitán vio a Benedetto en el área y lo asistió. Sin embargo, el cabezazo del delantero de Boca no fue certero y la pelota se perdió por arriba del travesaño.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES