Cambiemos: crónica del impacto del tipo de cambio en la frontera y el negocio que se volvió a generar

Cambiemos: crónica del impacto del tipo de cambio en la frontera y el negocio que se volvió a generar

Si cree que va a leer una nota sobre política no es tan así, aunque lo que ocurre sí tiene que ver con la política económico financiera aplicada por el Gobierno central argentino.

 

Media mañana en el centro de Posadas, frente a la casa de cambio de calle Bolívar, además de quienes se encuentran dentro esperando ser atendidos, otros esperan sentados en los bancos de la vereda.

 

El cronista se sienta en uno de los bancos junto a un joven con una mochila y un celular en mano y le pregunta por su actividad, descontando que viene de Encarnación a cambiar pesos, reales y guaraníes por pesos y/o dólares.

Por qué cambiar guaraníes por pesos si traen pesos para “repatriarlos”, la respuesta es simple, porque les conviene pasar guaraníes a pesos y de ahí a dólares, obtienen mejor cotización.

 

Un poco reacio a hablar al principio, luego admite que es comerciante encarnaceno y viene a cambiar la recaudación de día anterior, porque dice, “los pesos deben traerse a Argentina” y además, necesita dólares para reponer su mercadería que como sabemos es de origen importado. Responde que cambia en Posadas porque el valor al que consigue el dólar es mejor que en Paraguay, aunque está preocupado porque cuando estaba haciendo la fila en la casa de cambio la cotización de la moneda estadounidense subió de 18,20 a 18,50 aunque la cotización oficial a esa hora (10:30) indicaba 17,01 y 17,41 mientras que el marginal o blue estaba a 17,55 y 17,95. De todos modos es entre 0,50 y 0,80 pesos más barato que en Encarnación.

 

Aparte de los comerciantes que viene personalmente a cambiar su dinero, también están aquellos que vienen a cambiar para terceros, a estos se les paga entre 200 y 300 pesos por viaje, monto fijo sin importar la cantidad de dinero a cambiar. También destacó el comerciante la limitación que tienen, como extranjeros, para cambiar hasta cierto moto por día, por eso deben utilizar el servicio de terceros para que lo hagan por ellos y por eso también es que se ve a tantas personas, tanto de mañana como de tarde haciendo fila en la casa de cambio.

 

A pocos metros, en la entrada de una galería, sobre calle Bolívar en la misma acera de la casa de cambio, un muchacho de unos 30 años ofrece cambio a $ 0,30 más caro que en la casa de cambio, que a su vez tiene una diferencia considerable con la cotización oficial que ofrecen los bancos, como ya se detalló.

 

Un capítulo aparte merece un “negocio” que nadie admite que lo hace, pero que la leyenda urbana asegura que compran dólares en el banco a precio oficial y lo venden en Encarnación con una ganancia promedio de $ 1.00 por dólar.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE