La UNaM contiene a 700 estudiantes universitarios en casas albergues, 400 en Posadas

La Universidad Nacional de Misiones marcó sus políticas de bienestar estudiantil en la Expo Posadas Universitaria 2017, promocionando las carreras de la casa de estudio y explicando los beneficios que otorgan a los estudiantes para que eligan la opción de estudiar una carrera pública y gratuita en la provincia. «La demanda por albergues es alta, hay muchos jóvenes en lista de espera, estamos avanzando en la construcción de 12 casas albergues más, 6 en Posadas, 5 en Eldorado y un edificio albergue en Oberá, para las facultades de Ingeniería y Arte y Diseño -con un subsidio de 6 millones de pesos- en el marco de un plan de desarrollo institucional de la UNaM», explicó secretario general de Asuntos Estudiantiles  de la UNaM, Alejandro Benítez.

 

Actualmente cuentan con 700 estudiantes en albergues en la provincia, de los cuales 400 están en Posadas. “La demanda realmente es alta, hay muchos jóvenes en espera que quieren estudiar pero por situaciones personales no pueden, por ello también hay estudiantes de la UNaM que están en los albergues que ofrece el Estado Provincial a través de Desarrollo Social”, aclaró Benítez, quien se encuentra participando de la Expo Posadas Universitaria 2017 que lleva adelante en la Costanera, y cuenta con un stand institucional para promocionar las políticas de bienestar estudiantil de la casa de estudios.

 

 

Ayer un grupo de estudiantes universitarios realizó una protesta en el evento para “boicotear” la Expo Posadas Ciudad Universitaria 2017 en reclamo de mejores condiciones edilicias de los albergues que están a cargo de la Provincia o el Municipio, y la convocatoria fue liderada por un estudiante de la carrera de Historia de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, Exequiel Ferreyra, que vive en uno de estos albergues de la provincia, y explicó en FM Libertad sus reclamos. «Es una burla” que presenten esta actividad mostrando además de las carreras, la contención que tiene el universitario “cuando no es así”, aseguró el estudiante.

 

Al respecto, Benítez sostuvo estar en conocimiento de la «situación que viven los estudiantes y este reclamo en particular que hacen a los albergues de la provincia. Nosotros tenemos mucha demanda y por ello hay estudiantes de la UNaM en otros albergues. Solo puedo explicar cuál es la política que llevamos adelante con los estudiantes que viven en los albergues de la UNaM y en qué se los asiste para intentar mejorar sus condiciones de vida, mientras se enfocan en el estudio. Del presupuesto anual para construcción, refacción y equipamientos de comedores y casas albergues, ya destinamos medio millón de pesos para cubrir reparaciones y mantenimiento edilicio que son necesarios por el mismo uso habitacional de las casas. Entre los servicios que les ofrecemos, además, está la conexión de wifi, cobertura para emergencias médicas, pasaje urbano, comedor de lunes a sábado al mediodía -asistiendo a 3.000 estudiantes diariamente-, entre otros. También, paralelamente, cuentan con tutorías y actividades deportivas y recreativas. La continuidad del beneficio debe ser sostenido con su rendimiento académico, único requisito”, explicó Benítez, quien responde a la gestión del rector Javier Gortari.

 

La Universidad tiene en la actualidad capacidad de asistir en la provincia a un total de 700 estudiantes con casas albergues propios de la institución, tanto en San Vicente, Eldorado, Apóstoles, Oberá y Posadas. “Son casas que fuimos adquiriendo por donaciones o, también, por acuerdos logrados con el gobierno de la Provincia, a través del Iprodha, que cedió 50 casas en Posadas (de las cuales 44 son albergues), donde tenemos 400 estudiantes albergados en la actualidad, del total de 700 en toda la provincia”, detalló.
La realidad es que la demanda es “alta” y tienen en lista de espera a más de 150 jóvenes que solicitaron a la universidad este beneficio. «En la actualidad destinamos mucho más que un millón y medio de pesos al bienestar estudiantil, y todo es con fondos propios», recalcó el secretario general de Asuntos Estudiantiles de la UNaM.

 

Requisitos del sistema

Benítez explicó de manera resumida los requisitos que se implementan para ingresar al sistema de asistencia estudiantil: “Cuando el estudiante es ingresante, no hay evaluación de rendimiento para otorgar el beneficio del albergue, sino que hay un análisis del contexto socioeconómico, familiar, el lugar de origen y la distancia, entre otras variables. Después, para sostener el beneficio debe presentar el rendimiento académico, que puede ser justificado con un máximo de 8 años, hasta que termine la carrera”, precisó.

El colectivo de albergados que reclamaba esta mañana por las malas condiciones edilicias recibió críticas para los jóvenes ante diversas opiniones que consideraban que ellos mismos, o con la ayuda de sus padres o familias, deberían buscar recursos propios para mejorar el lugar. “Eso es muy idílico”, opinó Benítez. “La realidad es mucho más dura para muchos de estos jóvenes, a veces los padres están lejos o en condiciones muy difíciles como para ocuparse, otras veces no se involucran con sus hijos, hay algunos casos muy extremos, pero son muchos los jóvenes que vienen a estudiar escapándose de su realidad familiar, buscando un futuro mejor, es decir, el ideal es que se organicen en una cooperadora, pero es inviable muchas veces, y esto lo digo por experiencia en el cargo que ocupo. Por ello, este espacio institucional creado en la UNaM busca la contención para este segmento de jóvenes que necesitan contención para que no abandonen sus estudios”, opinó Benítez.

 

La convivencia en la casa albergue de la UNaM se da -en general- entre 7 y 8 jóvenes de diversos lugares, que no se conocen pero deben aprender a compartir la cotidianeidad de un mismo espacio. Hoy hay 400, pero son muchos más que esperan la oportunidad de alcanzar este beneficio para estudiar en Posadas.

“Todo lo que hacemos en políticas de bienestar estudiantil son con fondos propios de la Universidad Nacional de Misiones, no hay financiamiento de la Nación, desde que cambió la gestión. En proyecto, parte del presupuesto anual lo tenemos destinado a la construcción de albergues, con 5 casas más en Eldorado, otras 6 en Posadas, y un edificio albergue en Oberá, para las facultades de Ingeniería y Arte y Diseño -con un subsidio de 6 millones de pesos- en el marco de un plan de desarrollo institucional de la UNaM», explicó secretario general de Asuntos Estudiantiles  de la UNaM, Alejandro Benítez.

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE