Alertan por el aumento de casos de cáncer de colon en nuestra provincia por la mala alimentación

En diálogo con Misiones Online TV el especialista en coloproctología, doctor Eduardo Carrozo, contó van incrementándose la cantidad de pacientes con patologías graves del intestino, como el cáncer de colon. Y que si se detecta a tiempo hay hasta un 90% de probabilidades de curarlo.

La coloproctología es una rama de la cirugía general que se encarga de las enfermedades del colon, recto y ano, que tienen un origen embriológico común, y suelen tener arterias, nervios y patologías en comunes. Por eso a veces la resolución de uno, implica la resolución del otro. Y los tratamientos son médicos o quirúrgicos.

“La patología más importante que se trata desde esta especialidad es el cáncer colo rectal, que lastimosamente está aumentando en nuestra provincia, y tiene que ver básicamente con la alimentación. Es impresionante como se incrementa el número de pacientes y también está bajando la edad de aparición de la enfermedad”.

En cuanto a este tipo cáncer, Carrozo explicó que tiene muy buena expectativa de recuperación siempre y cuando se lo descubra y trate en estadios tempranos. En los dos primeros estadios hay un 90% de curación. Y en los dos últimos estadios la expectativa de recuperación es muy baja.

“Es importante que la población tenga alertas, ya que este es un cáncer que afecta a hombres y mujeres por igual. Arriba de 50 años, aunque no tengan ningún síntoma, deben hacerse al menos una vez al año, un estudio muy simple y no invasivo que permite detectar sangre oculta en la materia fecal. Es una de las formas, muy simple y que la gente la puede hacer en su propia casa. Y solo si se detecta sangre, ahí si se debe realizar otro estudio más complejo” recomendó el profesional.

Causas del cáncer de colon
El médico explicó que la alimentación es un factor fundamental. Para prevenir esta patología hay que disminuir “los peores alimentos, que son las grasas, los fritos, picantes, la comida muy quemada, como el típico asado. Porque eso implica que el intestino tiene que replicarse contanstemente, y en ese proceso puede una célula duplicarse mal, y luego otras y se forma un tumor”.

Ante eso Carrozo sugirió mejorar justamente la alimentación y eso es consumiendo más frutas, verduras, fibras (cereales) y beber mucho agua. “después se puede comer todos los asados que uno quiera, sacándole la grasa y la parte quemada. Nos gusta comer mucha carne, bueno, hay que sacar un poco de carne y agregar mas esas otras cosas”.

También la enfermedad se puede dar por cuestiones genéticas. Eso ocurre en el 15% de los enfermos, y tiene que ver con familiares que hayan tenido cáncer. Dentro de ese 15%, hay un 5% que tiene una falla genética que hace que toda la familia tenga, por eso es importante detectarlo para prevenir.

En cuanto a los signos de alarma, lo más común es ver sangre en la materia fecal, o verla oscura, evacuar el intestino más frecuente de lo habitual, o pasar varios días sin evacuar y luego evacuar con diarrea. Tener hinchada la panza y a la vez bajar de peso.

Lo más probable es que si esas condiciones se dan, es que hay problemas del intestino posterior. También puede ser una hemorroide que no tiene que ver con el cáncer, pero para saber correctamente que es, hay que hacerse el estudio.

El estudio más complejo luego se llama colonoscopia, que es un estudio que se hace con anestesia, para ver el recto, tomar biopsias y confirma o descartar diagnósticos. Y es la base para definir los tratamientos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE