Un innovador concepto de biorrefinería transformará los residuos urbanos en nuevos productos biotecnológicos

El Grupo de Investigación de Tecnología Ambiental de la Universidad de Valladolid, España,  es uno de los 16 socios de ocho países diferentes que participan en el proyecto europeo URBIOFIN, financiado con 15 millones de euros.

 

Europa se mueve hacia un uso más eficiente de sus recursos, para lo cual se apoya en la innovación tecnológica en el área de la bioeconomía sostenible y rentable, y dentro de este objetivo las biorrefinerías se consideran una herramienta clave. Esta es la motivación que alienta al proyecto URBIOFIN, que plantea estudiar a escala demostración la viabilidad técnico-económica y medioambiental de una biorrefinería con capacidad para transformar 10 toneladas diarias de residuos orgánicos urbanos en bioproductos con alto valor en la industria: bloques químicos fundamentales como el bioetanol, ácidos grasos volátiles o biogás; biopolímeros; aditivos (bio-etileno, productos bioquímicos derivados de microalgas) o biometano (biogás purificado), según publicó el sitio especializado RETEMA (Revista Técnica del Medio Ambiente).

 

URBIOFIN, un proyecto sobre “Demostración de un concepto innovador de biorrefinería para la transformación de residuos sólidos urbanos en nuevos productos biotecnológicos”, cuenta con la participación del Grupo de Investigación de Tecnología Ambiental de la Universidad de Valladolid, ha empezado a andar con una reunión de todos los socios en L’Alcudia, Valencia.

 

La iniciativa está coordinado por la empresa de ingeniería española IMECAL y financiado por la iniciativa Bio Based Industries Joint Undertaking (BBI JU), que se encuadra dentro del programa de investigación e innovación de la Unión Europea Horizonte 2020.

 

Con un presupuesto de 15 millones de euros y una duración de 4 años, el objetivo del proyecto URBIOFIN aúna el esfuerzo de 16 socios de 8 países europeos, entre ellos la Universidad de Valladolid, que estudiarán toda la cadena de valor, desde las propiedades del residuo (materia prima) hasta la aplicación de los productos generados.

 

El Grupo de Investigación de Tecnología Ambiental del Departamento de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente de la Escuela de Ingenierías Industriales de la UVa gestionará un presupuesto de más de 1,1 millón de euros. Sus tareas consistirán en evaluar nuevas tecnologías biológicas de desulfuración del biogás, cultivo de microalgas y producción de bioplásticos, etapas clave dentro del concepto global de la biorrefinería. Para ello se construirán plantas a escala semi-industrial en el centro de investigación CIAM de Urbaser (otro de los socios del proyecto), localizado en Zaragoza.

 

El consorcio internacional del proyecto lo conforman los siguientes socios: IMECAL S.A. (España), AINIA (España), CIEMAT (España), URBASER S.A. (España), IRIAF (España), Biomasa Peninsular S.A. (España), Universidad de Valladolid (España), Novozymes A/S (Dinamarca), GI Dynamics B.V. (Holanda) and Wageningen University & Research (Holanda), VISUM Ltd. (Irlanda), NaturePlast (Francia) SES Stefany Emballages Services (Francia), Exergy Ltd. (Reino Unido), NATRUE AISBL (Bélgica) and BCM BioEconomy Cluster Management GmbH (Alemania).

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE