Nutrición: Cinco mitos populares sobre la diabetes

Nutrición: Cinco mitos populares sobre la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica no transmisible, que afecta a un gran número de personas a nivel mundial, sin distinguir regiones ni clases sociales. Existen muchos conceptos sobre esta enfermedad metabólica, muchos de ellos totalmente certeros, pero también, hay una gran cantidad de mitos que circulan en torno a la misma, lo cual puede perjudicar en gran medida a quienes la padecen, debido a que estos pacientes deben tratar su enfermedad con cuidados específicos para evitar complicaciones, tanto agudas, como a largo plazo.

Es por ello, que hoy les cuanto acerca de 5 mitos muy comunes que solemos escuchar, y debemos desmentirlos para conocer un poco más acerca de la diabetes y evitar riesgos en la salud de la población:

  1. “La causa de la diabetes es comer mucha azúcar o tener sobrepeso”:

Es un mito, ya que la diabetes no es el resultado de comer mucha azúcar ni tener kilos extra. Sin embargo, comer más de lo que el cuerpo requiere y no hacer actividad física aumentan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

  1. “La diabetes y la obesidad se heredan y no tiene sentido cuidar la alimentación ni hacer actividad física”

La realidad es que tanto en la diabetes tipo 2 como en la obesidad hay un componente genético (por esa razón, muchas familias tienen más de un miembro con estas enfermedades). Sin embargo, los factores ambientales, como la alimentación y el ejercicio, son importantes en el desarrollo de ambas. Una alimentación saludable y el ejercicio físico pueden prevenir o retrasar la aparición de diabetes tipo 2 u obesidad.

  1. “La diabetes es contagiosa”

Es totalmente erróneo. Tanto la diabetes tipo 1 como el tipo 2 son enfermedades del metabolismo y no son contagiosas. No se puede contraer diabetes por contacto con otras personas.

  1. “La diabetes tipo 2 es menos grave que la diabetes tipo 1”

Es un mito. Ambos tipos de diabetes pueden causar graves daños a la salud si no son tratadas adecuadamente. Las personas con cualquier tipo de diabetes están en riesgo de dañar sus ojos, riñones y pies a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, el riesgo de desarrollar estas complicaciones puede ser altamente reducido con un buen control de la glucosa.

Debido al desarrollo natural de la enfermedad, varias personas con diabetes tipo 2 pueden eventualmente necesitar un tratamiento con insulina. Si la insulina se inicia a tiempo, varias de las complicaciones graves pueden evitarse. Todas las personas con diabetes deben hacerse chequeos regulares para detectar los problemas y tratarlos.

  1. “Todas las personas con diabetes necesitan inyecciones de insulina”

Si una persona necesitará, o no, inyecciones de insulina depende de varios factores, incluyendo el tipo de diabetes que padece. Todas las personas con diabetes tipo 1 necesitan si o si de inyecciones de insulina, y en el tipo 2, pueden requerirla más tarde, tras el progreso de la enfermedad, o salvo que el médico/diabetólogo lo indique debido a las condiciones del paciente y su estado en relación a la diabetes. Generalmente, en la primera etapa de la diabetes 2, no suelen requerir insulina, sino un control de la alimentación, actividad física y otra medicación, como los antidiabéticos orales o hipoglucemiantes, según indicaciones médicas.

Espero haber contribuido a desmitificar estos conceptos erróneos que muchas veces escuchamos en la sociedad. Recordemos que siempre que haya una enfermedad debemos recurrir a la atención médica y especializada para tratarla, y no buscar información en las redes sociales, páginas de internet, revistas o “recomendaciones” de otros, incluso de quienes ya padecen la misma patología, debido a que cada persona es diferente y, por lo tanto, sus necesidades y tratamiento pueden resultar distintas.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE