Nutrición: ¿Por qué es tan importante la merienda y qué podemos comer en ella?

Nutrición: ¿Por qué es tan importante la merienda y qué podemos comer en ella?

Siempre, los profesionales de la nutrición hacemos referencia acerca de la importancia que tiene para la salud en general el hecho de realizar las comidas principales del día. El número de comidas diarias es importante a la hora de organizar nuestra alimentación, y es por ello que, en primer lugar, debemos tratar de realizar al menos 4 comidas por día.

La merienda es una comida tan importante como el desayuno, el almuerzo o cena, pero, tiene la particularidad de que, en la mayoría de los casos, le restamos atención y la solemos “saltear”, debido a los horarios de trabajo, estudio, actividad física, por falta de costumbre o hábito, o por reemplazarla por el mate, que, de hecho, es una de las situaciones que suceden con mayor frecuencia en nuestra región.

En esta nota te cuento algunas opciones para la merienda, con el fin de ayudarte a organizar esta comida, para mejorar tus hábitos alimentarios.

Opciones y sus reemplazos para la versión baja en calorías:

  • 1 vaso/taza de leche con tostadas con queso crema y mermelada de frutas. Versión light: utilizar leche descremada, queso descremado y mermelada light.
  • Yogur con cereales (copos, avena, granola, etc.). Versión light: utilizar yogur descremado, copos sin azúcar.
  • Yogur con frutas picadas y semillas (chía, lino, sésamo, girasol, etc.). Versión light: utilizar yogur descremado.
  • Infusión (té, café, mate cocido) con leche y pan con mermelada de frutas. Versión light: utilizar leche descremada, edulcorante y mermelada light.
  • Mate con pan o galletitas con queso + 1 fruta. Versión light: utilizar galletitas simples blancas o con salvado, queso descremado.
  • Leche con avena y frutas. Versión light: utilizar leche descremada.
  • Café con leche, tostadas con dulce y jugo de naranja. Versión light: utilizar leche descremada, edulcorante para la infusión y el jugo.
  • Licuado de frutas con leche y galletitas de salvado o con semillas. Versión light: utilizar leche descremada o agua para el licuado y edulcorante.
  • Leche sola o con infusión y chipitas de almidón. Versión light: utilizar leche descremada y chipitas de elaboración casera con ingredientes light como leche descremada, queso light, menor cantidad de margarina y agregado de aceite.

Como se observa, las ideas son múltiples como así también las combinaciones de alimentos. Todo depende de nuestros gustos, costumbres alimentarias y rutinas, pero lo importante es tratar de incluir siempre alimentos como lácteos o infusiones, frutas y cereales.

Recordemos que la merienda tiene una función de dar una cuota energética a la tarde, que a su vez nos previene de acumular apetito para la cena y ayuda a mantener mejores valores de glucemia, lo cual evita ataques de hambre o ansiedad en horas de la noche.

Lic. Romina Krauss

M.P.n°147



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE