Terminó la investigación por trata y venta de drogas en el bar Blue Star de Posadas: hay dos imputados cerca del juicio oral

Terminó la investigación por trata y venta de drogas en el bar Blue Star de Posadas: hay dos imputados cerca del juicio oral

El 9 de abril del año pasado, la Gendarmería Nacional allanó el bar pool Blue Star, ubicado sobre la avenida Uruguay, ante las sospechas de que en ese lugar se cometían los delitos de trata de personas y comercialización de estupefacientes. Los dos imputados que tiene el caso están muy cerca del juicio oral, según precisaron fuentes judiciales.
La investigación que tiene como imputados a Nelson Héctor Martínez y a Carlos Antonio Fleitas está prácticamente agotada. Ambos, en una fecha aún no establecida, serán juzgados por el Tribunal Federal de Posadas.
Durante el allanamiento al negocio en cuestión rescataron a menores de edad y secuestraron al menos dos armas de fuego y además pequeños envoltorios con estupefacientes, al parecer con fines de comercialización.

El lugar contaba con juegos de pool y de billar, pero además un sitio reservado con la identificación “VIP”, donde, según declararon testigos, se accedía a un conjunto de habitaciones que eran utilizadas para encuentros íntimos circunstanciales.
En eses espacio al que el público supuestamente accedía mediante una admisión especial, fueron halladas las menores, en tanto que otras se encontraban en la zona de libre acceso, supuestamente cumpliendo funciones de “acompañantes” o “coperas”.
Todo empezó a partir de la denuncia de una supuesta víctima de trata de personas con fines sexuales.
El local que tenía un sistema de acceso abierto, exhibía en el interior varias mesas de juegos y al fondo una especie de barra, lindante con una puerta identificada con un letrero luminoso, que conducía al sitio reservado donde fueron halladas al menos 15 chicas durante el procedimiento.
Además de la legislación vigente que reprime la trata de personas, en Posadas rige desde 2013 la prohibición para la instalación, habilitación y funcionamiento de sitios en los que se facilite la prostitución, o cualquier tipo de oferta sexual, al derogarse un decreto-ordenanza de 1978 que permitía el funcionamiento de este tipo de negocios bajo el rótulo de “whiskería”.
Martínez, alias “Pitoco”, negó en su indagatoria ante la jueza federal María Verónica Skanata tener algún tipo de participación en la red de trata. En principio reconoció que algunos clientes, incluso prostitutas que iban a ese sitio, utilizaban estupefacientes pero para consumo personal, pero que allí no había comercialización. “Calu” Fleitas”, en tanto, se abstuvo.
Ambos fueron procesados y ahora esperan la instancia del debate oral.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE