Roberto Ignacio Gauto: “Las tecnologías facilitaron la actualización profesional”

Roberto Ignacio Gauto: “Las tecnologías facilitaron la actualización profesional”

Recibido en la Universidad Nacional de Misiones, con el título de Contador Público y especializado en contabilidad superior y auditoría, Roberto Ignacio Gauto celebra en este 2017, 25 años de graduado destacando el dinamismo y permanente actualización que requiere el ejercicio profesional, hoy con mayor facilidad debido a las nuevas tecnologías. Se desempeña en el ámbito privado al frente de un estudio contable e impositivo, laboral y previsional y también en el público ocupando el cargo de oficial jefe del escalafón profesional, alcaide mayor, del Servicio Penitenciario de Misiones.

 

Rememorando sus primero años de profesional, Gauto los califica como apasionantes ya que requería una constante actualización en el área impositiva, “por los cambios políticos-económicos propios de nuetro país, moratorias, exteriorizaciones, planes de pago, blanqueos, modificaciones sustanciales de leyes impositivas”, enumeró a la vez que aseveró que en cierta manera hoy “la realidad exige permanente actualización aunque se realiza de una manera más dinámica por la ayuda de la tecnología que nos ahorra más tiempo en la recopilación de datos, que antes era en forma manual. También observamos el significativo aumento y rápido avance de las tecnologías en el área de informática e internet, donde incluso las PC hogareñas o de oficina ya empezaron a ser desplazadas por los celulares para acceder a la información requerida”.

 

El profesional en Ciencias Económicas también, a lo largo de su vida ha incurrido en la docencia y ha participado de numerosas jornadas, alcanzando ocupar cargos como Delegado Coordinador de la Comisión de Contabilidad y Auditoría del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Misiones, profesor universitario de las cátedras de Contabilidad II y Auditoría Universidad de la Cuenca del Plata sede Posadas y fue además, disertante de temas contables en el Consejo Profesional y Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de la Cuenca del Plata, sede Posadas.

 

Costosa capacitación

 

A lo largo de estos años se fueron sucediendo numerosas anécdotas pero siempre “guardando como un tesoro el ´secreto profesional´ que se debe a los clientes, que por lo tanto hay varios recuerdos que me abstengo de contar”, explica con un gesto en su rostro que hace imaginar un volver en el tiempo a través de esas anécdotas. Uno de sus recuerdos tiene relación con las capacitaciones y lo que ellas representaban en aquellos primeros años de ejercicio profesional

 

“Un hecho anecdótico muy especial que me sucedió fue durante la época del Ministro de Economía del  Dr. Domingo Cavallo (década del noventa), hacíamos tantos curso de actualización impositiva, que duraban todo el día, comenzábamos temprano y duraban doce horas con un breve receso al mediodía. Una vez fundí el motor de mi auto, pasó que salí muy cansado y mareado del curso, que no le di importancia a la señal de alerta  del líquido de aceite en el tablero de mi coche. Fue así, que cuando llegué a mi casa, se clavó el motor y la reparación me salió más cara que los ingresos que generaron el curso asistido”, rememora hoy con simpatía y no con el mal momento vivido en esa oportunidad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE