Va a juicio uno de los casos de abuso más atroces de la Zona Norte: un papá que violó a sus tres hijas en Esperanza

Va a juicio uno de los casos de abuso más atroces de la Zona Norte: un papá que violó a sus tres hijas en Esperanza

Javier Gustavo F. (31) no se opuso a que la causa que lo tiene como imputado fuera a juicio oral. Al hombre, violador confeso, le esperan muchos años de cárcel. Tal vez opte por un proceso abreviado. De momento, el expediente se encuentra en el Tribunal Penal de Eldorado.
La elevación a juicio la firmó el Juzgado de Instrucción de Iguazú, pero el hecho que se le imputa a esta persona sucedió en Puerto Esperanza. ¿Qué hizo Javier Gustavo? Violó a sus hijas de 1, 3 y 6 años, respectivamente.
La historia del hombre es macabra. Cuando lo indagaron, dijo que había abusado de las pequeñas, pero que la madre de las criaturas “lo había autorizado”.
Fue precisamente la mamá de las chiquitas quien radicó la denuncia en febrero de 2016. La familia (padre, madre y cuatro niñas) residía en el barrio Güemes de Esperanza. Allí el hombre mantenía un régimen de terror. Era tal el miedo que había implantado, que su mujer sabía que las hijas eran abusadas, pero temió denunciarlo porque pensaba que su pareja podía matarla. Cuando venció al medio, se conoció el horror.
De acuerdo con lo que reconstruyeron los investigadores, Javier Gustavo amenazaba a su concubina y la echaba de la casa. Lo hacía para quedarse a solas con las nenas y en esas circunstancias las violaba.
Las pericias médicas confirmaron que tres de las niñas, de un año y diez meses, tres años y seis años, habían sido accedidas carnalmente. La más grande declaró en Cámara Gesell. También ratificó los ultrajes y contó que el padre amenazaba con que iba a matar a la madre si ellas contaban lo sucedido.
Como si todo lo anterior fuera poco, un cotejo de ADN hecho entre el material genético tomado del cuerpo de las víctimas y una muestra tomada al acusado dio una compatibilidad superior al 99%.
Javier Gustavo, ante el cúmulo de evidencia en su contra, admitió en la indagatoria que había cometido la atrocidad de la que se lo acusa, “pero con autorización de la madre de las nenas”.
La fiscal Griselda María Blanca Moraes requirió la elevación a juicio por el delito de “abuso sexual con acceso carnal calificado por el vínculo y la convivencia” y la defensa del imputado no se opuso. Entonces la jueza de Instrución Nuria Allou (quien actuó como subrogante en la causa) finalizó el trámite de elevación a debate oral.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE