Instalaron cámaras y micrófonos en las aulas de un colegio privado de Montecarlo y se armó el revuelo

Instalaron cámaras y micrófonos en las aulas de un colegio privado de Montecarlo y se armó el revuelo

Los dispositivos se colocaron la semana pasada en el Instituto Madre Teresa Michel y la representante legal de la institución se niega a quitarlos. Tanto el rector, los padres y los alumnos rechazan la medida a la que consideran arbitraria y que atenta contra su privacidad. Desde el SPEPM intervinieron en el conflicto y explicaron que según la normativa vigente para instalar cámaras deben contar con la autorización de los padres, docentes y si hubiera alumnos de 16 años en adelante. Hoy alumnos y docentes realizan clases en el patio a modo de protesta.

Ángel Tavárez, rector del Instituto Madre Teresa Michel en Radio República.

Guillermo Hassel, asesor legal del SPEPM en Radio República.

 

Ángel Tavárez – rector del Instituto Madre Teresa Michel  de Montecarlo – explicó en Radio República que el jueves de la semana pasada en el acto del 25 de mayo se percataron que la religiosa que oficia como representante legal de la institución mandó instalar cámaras y micrófonos de alta calidad en toda la institución. Esto incluyó las aulas, la sala de profesores, la rectoría, y todos los otros espacios del establecimiento. La medida tomada unilateralmente por esta persona en cuestión generó malestar entre docentes, padres y alumnos quienes ayer presentaron una nota pidiendo el retiro de los artefactos electrónicos esgrimiendo que atentan contra la privacidad tanto de los educadores como de los alumnos menores de edad.

 

Ayer un grupo de padres buscó reunirse con la religiosa quien se negó a atenderlos y hoy mantiene su postura. “La representante legal no dio lugar a ningún tipo de reunión ni instancia de diálogo e insiste en mantener el sistema de cámaras. Se instalaron cámaras con micrófonos de alta calidad a fin de saber que hacen y dicen las personas. Hoy volvieron los padres a ver si la hermana los recibía y se negó a recibirlos. Tenemos los chicos dando clases fuera de las aulas como una especie de manifestación. Los padres van a intentar accionar legalmente”, aclaró.

 

Asimismo dijo que como rector de la institución está totalmente en desacuerdo por “la medida compulsiva” de la religiosa y que este tipo de cuestiones debe ser debatida con toda la comunidad educativa. “No estoy de acuerdo bajo ningún punto de vista. Estas cuestiones deben tomarse por  consenso, dialogando con padres, docentes y alumnos. Las medidas compulsivas llevan a problemas y hoy vemos que el único fin que tienen es hacer un daño a las relaciones interpersonales. La hermana no da razones precisas del porqué de las cámaras y ni siquiera ocurrió un hecho de inseguridad. Estamos elevando esta situación a las autoridades educativas para que  intervengan”.

 

Tavárez indicó además que si cámaras si hubieran colocado en los espacios comunes, como patios, entradas y salidas, sin audio y no dentro de las aulas, la cuestión sería otra. Mencionó también que el derecho los ampara citando los artículos 70 al 73 de la ley de trabajo donde se habla de la privacidad de los empleados.

 

Por su parte Guillermo Hassel, asesor jurídico del Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones (SPEPM) dijo que sobre todo en esta cuestión debe primar el principio de prudencia. “Hay que respetar la intimidad de todos los chicos y docenes. La justicia ya falló sobre este tema en varias ocasiones, no autorizando la colocación de cámaras y micrófonos dentro de las aulas, si en los espacios comunes, como los pasillos, siendo elementos de seguridad”, explicó.

 

El funcionario sostuvo también que en algunas instituciones existen cámaras en las aulas, pero que la medida se tomó con la debida autorización de los padres. “Si el chico tiene más de 16 años también tiene que brindar su consentimiento. Nosotros ya intervenimos en este caso puntual. Estamos analizando y vamos a dar una opinión en ese sentido. En este momento deberían retirar las cámaras salvo que cuenten con la autorización de los padres. Las autoridades deberían retirar las cámaras de las aulas, si los padres no están de acuerdo. Esto es lo que fija la normativa vigente”.

 

Hassel indicó que se enteraron de la cuestión ayer por la mañana y está prevista una reunión con los involucrados. “En principio es el diálogo en el marco de lo que le estoy diciendo. Acercándoles la normativa vigente. De no prosperar sería por vía legal. La justicia le ordenará retirar las cámaras. No creo que las autoridades no actúen con la prudencia que corresponde en este caso”, aseveró.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE