¿Qué nos dejó la semana? Lo que se viene. Temer sube el dólar y Sturzenegger la tasa. Se asustaron los que andan en bicicleta

Martes de tasas. El martes el Banco Central decidió levantar las tasas, abruptamente. Quizás en los plazos cortos no se note demasiado, pero en la parte media y larga fue significativa la suba de las tasas de lebacs. Mismo tema, el día siguiente en conferencia de prensa: “CAMBIAR LA META ES NO TENER META”. Más claro, echarle agua. Nos parece excelente. La peor decisión de todas seria abandonar las metas. La meta estabiliza aunque se incumpla. Y es la única manera de hacer creíble su voluntad, aunque exagere. LO PEOR DE TODO SERÍA SUBIR LA META Y BAJAR LA TASA. SERÍA NEFASTO y el Central alejó ese fantasma. Dijo M. Bonelli en Clarín, el viernes pasado: “El Gobierno cambió la pauta de inflación: ahora es del 20%”.

Dijo Sturzenegger el martes: “Las metas no se cambian”. (¿Clarín miente?).

 

Autocritica del Central. Dijo en conferencia de prensa que se pecó de exceso de confianza en diciembre y en enero … pero lo importante es hacer un diagnóstico y corregir cuando se tiene que corregir. En definitiva dijo que se equivocaron. Estimado Arnold (Sturzenegger): En el país de la decadencia, donde nadie se equivocó nunca ¿vos venís a decir esto?. Gracias y adelante, que se continúe la lucha contra la inflación (y la pobreza). Nos hizo acordar a las palabras de Eugenio Zaffaroni que relatamos la semana pasada.

 

A la bicicleta se le pincho una goma. Lo dijimos semanas atrás, entre la alternativa de dolarizar y lebacs, había comenzado a convenir dolarizarse. Partiendo de un dólar a 15,30 antes de la licitación de abril, hasta 16 pesos del viernes, es una variación del 4.57%. Un mes de dólar, se comió a dos meses de lebacs. ¿Nos bajamos de la bici?: Hubieron unos cuantos, se les llama los “carapálidas”, que a la primera de cambio se asustan y salen corriendo al billete verde. Ayudados por Temer, que hizo lo que el Central no podía. (Hay que temer a Temer?). Lo lógico es que cuanto más alto este el dólar (y el Central en la lucha contra la inflación), la bicicleta va a tomar velocidad. Que se interprete: Ahora quizás sea momento de subirse a la bici y pedalear unos meses.

 

Nada debemos temer excepto a Temer mismo. House of Cards comenzó la temporada unos días antes en Brasil. Todos tememos. Lo peor que puede pasar es que el problema se alargue, continúe. Comentaba un trader internacional de Brasil: “No sabes si tenés que pagar 3.20/3.30/3.40/3.50/3.60 y tampoco sabemos a qué precio vender. Estamos todos frente al televisor, viendo que sucede, de momento sin trabajar”. Y eso que el lunes hay que seguir, hay que abrir los negocios. La clave, como siempre, pasa por el registro de migraciones: Si abandonan los aliados a Temer, no va a durar mucho. Pero ya es un muerto en vida, como Lula y los otros. Que dicho sea de paso siguen apareciendo con el dedo acusador, señalando aquí y allá, como si no tuvieran nada que ver.

 

Y TRUMPeter?. Ojo que en Estados Unidos hay bastante barullo con el Rusiagate. Este tema puede traer bastantes novedades en el tema financiero. Los buitres están con todas las alarmas encendidas, ayudados porque los mercados están todos en records.

 

Hasta la próxima.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE