La camarista federal Graciela Medina enfatizó que “hay que educar y capacitar a la justicia contra la violencia de género”

La camarista federal Graciela Medina enfatizó que “hay que educar y capacitar a la justicia contra la violencia de género”

El primer objetivo para frenar la violencia de género es lograr la educación, sumado en lo inmediato a una “capacitación de los jueces, porque el juez representa al Estado y a la sociedad; si el juez se equivoca se equivocan el estado y la sociedad”. Así lo definió la doctora en leyes Graciela Medina, jueza federal en lo Comercial y Civil y dirigente de la Asociación Argentina de Mujeres Jueces.

“Tenemos las mejores leyes del mundo, pero esas leyes tienen que bajar a la población, la población las tiene que conocer y los jueces las tenemos que saber aplicar. Por eso es importante capacitar a los jueces”, subrayó. La magistrada también se refirió a la “mayor violencia” existente hoy entre los jóvenes, a través de las redes sociales. Y sostuvo que para esto también es necesario reforzar la educación.

La doctora Medina, quien representa a América y Caribe en la Asociación Internacional de Mujeres Jueces, advirtió “hay otra violencia más invisible que la de los niños y de las mujeres, que es la violencia hacia los ancianos. Esta no se denuncia, esta no se descubre”. “No tenemos una estadística seria, pero sí podemos intuir que es una violencia creciente y oculta”, dijo.

Desde su experiencia internacional, reveló que la da “vergüenza” que la Argentina ocupe el tercer lugar entre los países con mayor número de femicidios. Detrás de Guatemala y Nicaragua, en la Argentina ya se produjeron este año 111 femicidios, a razón de “una mujer asesinada casi 30 horas”. Insistió en educar en el respeto entre géneros desde la escuela primaria, la secundaria y también la universidad.

En cuanto al maltrato de los ancianos, lo consideró una “violencia oculta”. “Hablo de la violencia de los cuidadores, que a menudo son sus propios familiares o terceros. Los ancianos tienen miedo. Tienen miedo de perder lo poquito que tienen, que es el que los cuida, y entonces toleran todo”, explicó.

Esto se produce por el aislamiento que suelen tener los ancianos, por la falta de denuncias y la incapacidad de hacerlo por parte de las víctimas. “El anciano no va a la escuela, no sale, no tiene Internet o no lo sabe usar. No sabe cómo comunicar. No tiene la capacidad como para reaccionar, hacer la denuncia, para ir a la calle y esa violencia no se descubre. Y ellos son los que nos transmitieron la vida y los conocimientos. Y son las personas más indefensas”. Si él se equivoca, lo pagamos todos, porque esa fue una responsabilidad del juez y va a tener que indemnizar a la víctima. Y esa indemnización la tenemos que pagar todos los argentinos. También consideró “muy alto” la violencia contra los niños dentro de las familias.

La jueza Medina presentó hoy el libro “Derecho de las Sucesiones”, invitada por el  Centro de Capacitación y Gestión Judicial “Dr. Mario Dei Castelli” del Poder Judicial de la Provincia de Misiones.

¿Qué piensa de los jueces que liberan criminales sin sentencia firme y de la actuación de la policía?

La responsabilidad es del Estado y en la Argentina ya hay tres casos en que el Estado está obligado a indemnizar a la víctima por la inactividad de policías que no actuaron eficazmente. En Misiones están bastante bien gracias a la doctora Cristina Leiva. Tienen una gran capacitación, todavía insuficiente por supuesto, pero es una de las provincias que más dedica fondos a ello.

¿Cuál es la meta?

Hay que capacitar a las fuerzas de seguridad, en primer lugar. La violencia es responsabilidad de todos. También los medios, para hacer entender a la gente que la violencia no se debe tolerar, no girar la cabeza para otro lado.

¿Y mientras tanto?

Mientras tanto hay que capacitar a los jueces también. Es necesario un trabajo en la justicia. En la justicia de acá ya se está dando, para dar una respuesta rápida y eficaz.

¿Y la actitud de los jueces que liberan criminales peligrosos?

Es de una responsabilidad social increíble porque el juez no puede olvidar que representa al Estado y a la sociedad, si el juez se equivoca se equivocan el estado y la sociedad. Si él se equivoca, lo pagamos todos, porque esa fue una responsabilidad del juez y va a tener que indemnizar a la víctima. Y esa indemnización la tenemos que pagar todos los argentinos. Nadie mejor que el juez y los tribunales superiores para hacerlo.

¿Y la violencia de género y contra los niños dentro de la familia?

Sí es altísimo el nivel violencia con las niñas, niños y adolescentes en los hogares. Pero es una violencia que a la larga u a la corta se descubre. Porque el niño va a la escuela, la maestra lo descubre y tiene la obligación de denunciarlo, el niño va al hospital y el pediatra se da cuenta. Los signos de la violencia doméstica son muy reconocibles. Hay otra violencia más invisible que la de los niños y de las mujeres, que es la violencia hacia los ancianos. Esta no se denuncia, esta no se descubre. El problema de violencia es un problema de educación, se genera en los hogares que toleran la violencia en sociedades que la toleran.

¿Qué deberíamos hacer en los medios?

Lo que Usted hace: darle importancia y cabida a la situación, entrevistas, publicidad, visibilizarla, ponerla en agenda, una visibilización que antes no existía.

¿Cómo estamos en Argentina respecto a América Latina?

Me da vergüenza decirlo, pero en femicidios estamos terceros en América, detrás de Guatemala y Nicaragua. No sé si a esto contribuye que tenemos buenas estadísticas: puede ser que otros países que tienen alto grado de femicidio estén encubiertos y no aparezcan porque no sabemos. Me extraña que Venezuela o Colombia, que son países muy violentos, no lo reflejen en sus estadísticas. A nivel mundial estamos muy bien, con una legislación muy de avanzada, extraordinaria en la protección a las mujeres, el matrimonio igualitario -en América Latina existe en Uruguay y nosotros- la ley de género que permite el cambio de género y la posibilidad de adopción.

¿El nuevo Código Civil ayuda en tal sentido?

Impacta bien en la medida que genera más conciencia de igualdad hombre y mujer, de que hombres y mujeres somos responsables por igual ante los hijos, pero todavía falta mucho. Porque tenemos las mejores leyes del mundo, pero esas leyes tienen que bajar a la población, la población las tiene que conocer y los jueces las tenemos que saber aplicar. Por eso es importante capacitar a los jueces.

¿Qué incidencia tiene la violencia sicológica?

La violencia sicológica junto a la violencia económica es la más grave de todas. Hoy, cada día más, se está reconociendo la violencia económica y se la está sancionando. Porque los niños se transforman en trofeo en un divorcio, los padres no llegan a entenderse, entonces la madre a veces se queda con los chicos e impide al padre el contacto con los hijos. Eso se tiene que evitar. El padre no pasa los alimentos, y el niño es el que sufre esa situación caótica entre los padres, que se extiende a los abuelos.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE