River dio vuelta el resultado, le ganó a Emelec y quedó a un paso de octavos

River dio vuelta el resultado, le ganó a Emelec y quedó a un paso de octavos

No hubo tiempo para acomodarse en Guayaquil. Movieron del medio y apenas superado el minuto de juego, Emelec se puso en ventaja ante un River que salió dormido. Eduar Preciado sacó un remate a colocar desde el vértice del área, al segundo palo, y la clavó en el ángulo a pesar del vuelo estéril de Augusto Batalla. En el George Capwell, el local estaba 1-0.

El local fue esa ráfaga del amanecer del partido y después se pinchó. River pudo imponer su juego y poco a poco empezó a merodear cerca del arco de Esteban Dreer. Primero, Milton Casco estuvo cerca con un zurdazo tras un centro que Jonathan Maidana bajó en el área rival. Más tarde, Lucas Alario definió al gol, pero en posición adelantada y la visita se quedó con el grito atragantado. Después, Fernando Pinillo se ganó la amarilla por bajar a Nacho Fernández en la puerta del área y Gonzalo Martínez casi consigue la igualdad con un tiro libre al palo del arquero que Dreer pudo desviar al tiro de esquina. River jugaba mejor y generaba situaciones de gol.

Ariel Rojas y Leonardo Ponzio dominaban en el medio; Alario aguantaba la pelota arriba; Nacho Fernández era el distribuidor del juego; Pity Martínez desbordaba por derecha y los laterales pasaban al ataque. Lo único que le faltaba a River era el gol. Pero en una contra aislada Marlon De Jesús cabeceó a la red ante las dudas de Batalla en el centro que llegó desde la izquierda. Sin embargo respiró aliviado el arquero cuando vio la bandera del línea apuntando al cielo. El 2-0 hubiese sido injusto.

Y a los 41, River alcanzó el empate que merecía. Tras un tiro libre de Nacho Fernández al área que Alario bajó en el segundo palo, Jorge Moreira apareció en el área para definir cruzado e instalar el 1-1. El entretiempo llegó en Guayaquil con buenas sensaciones para Gallardo.

En el inicio del complemento, el equipo de Marcelo Gallardo mantuvo la intensidad en los primeros minutos, pero luego se fue quedando, como si las condiciones climáticas, la altura y el cansancio comenzaran a pasarle factura.

Al mismo tiempo, Emelec comenzó a apretar y a acercarse cada vez más, y allí apareció Augusto Batalla. El arquero, muchas veces cuestionado, tuvo dos intervenciones memorables, casi una atrás de otra, que desactivó a puro reflejo para seguir empatados.

Y así como se los perdía el dueño de casa, en el peor momento de la visita llegó el 2-1. Lucas Alario venía de errar un mano a mano increíble, pero esta vez no falló, y luego de un horror defensivo, y de la avivada de Rodrigo Mora, adelantó al equipo argentino.

Quedó tiempo para que Gallardo realice la última modificación (ya habían ingresado Camilo Mayada y Mora, quienes participaron en el gol de la victoria), y para qué Batalla se vuelva a lucir con una gran tapada al último intento claro del local.

De esta forma, River volvió a la senda ganadora, tras el insólito empata ante Sarmiento, y continúa con puntaje perfecto en el certamen continental, en el que ya acaricia la clasificación a octavos. Es puntero con 9 unidades, 3 menos que el escolta DIM, que tiene un partido más.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE