Nutrición: Semana Santa y más recetas misioneras saludables

Nutrición: Semana Santa y más recetas misioneras saludables

Estamos viviendo la Semana Santa, y, cumpliendo el compromiso de enseñar recetas saludables de comidas típicas regionales, hoy les propongo hacer una sopa paraguaya un poco más liviana en calorías y mejorada en cuanto a calidad de nutrientes.

Sopa Paraguaya versión original:

  • 1 cebolla grande
  • 500 cc de Aceite o 250 gramos de manteca
  • 750 gramos de Queso cascara colorada o “Paraguay”
  • 6 huevos
  • 1 kilo de harina de maíz
  • 500 cc de Leche entera
  • cantidad a gusto de Sal

 

Sopa Paraguaya light:

  • 1 Cebolla grande.
  • 1 kilo de Harina de Maíz
  • 500 cc de leche descremada
  • de ricota magra.
  • 3 huevos y 3 claras
  • ½ taza de aceite
  • 200gr Queso cremoso light
  • 100 gr de queso cascara colorada
  • 1 Morrón pequeño, ½ taza de choclo desgranado, 1 zanahoria rallada
  • Sal y condimentos c/n
  • Opcional: avena instantánea o arrollada 4 cdas soperas.

Preparación:

Picar la cebolla y el morrón y cocinarlos en mínima cantidad de aceite (se puede utilizar rocío vegetal) o agua hasta que quede transparente (unos 10 minutos). Dejar enfriar. Desmenuzar el queso cremoso y batir los huevos y claras. Agregar la cebolla, el queso, la ricota, la harina, la avena, la leche, la zanahoria, el choclo, y sal a gusto. Mezclar bien hasta que quede una pasta homogénea. Dejar descansar unos minutos. Aceitar apenas una asadera, verter la pasta y hornear en horno precalentado de 20 a 25 minutos (al clavar un cuchillo, debe salir limpio), hasta que la cubierta esté dorada.

Análisis: en esta receta modificada estamos reduciendo el aporte calórico y de grasas saturadas, debido a que utilizamos quesos menos grasos y menor cantidad de queso de pasta dura, que es el que más grasas aporta. Además, utilizamos menos yemas de huevo, por lo cual colabora en esta reducción de grasa saturada. El agregado de avena, zanahoria y chocloaumenta el contenido de fibras de la preparación, ya que la receta original es muy escasa en ella. La porción promedio es un cuadro de 5cm x 5cm, aproximadamente.

Gracias a este cambio mejoramos la calidad de esta preparación ya que estamos aportando nutrientes más saludables y disminuyendo aquellos que pueden afectar a nuestra salud. Favorece principalmente a quienes están cuidando su peso o intentando reducirlo, como así también a personas con colesterol elevado, enfermedades cardiovasculares, e incluso para los diabéticos, ya que el agregado de avena y verduras disminuye el índice glucémico de la sopa paraguaya.

Como les expresé en la nota anterior, la idea de estos aportes es enseñar a realizar comidas típicas regionales, pero de una manera más saludable, que nos permita disfrutar de ellas sin culpa o al menos, con la seguridad de que estamos consumiendo mejor calidad de nutrientes para cuidar nuestra salud.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P. N° 147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE