Ricardo Alfonsín: “Así no se puede continuar; hay que parar la pelota para salir de la grieta”

Ricardo Alfonsín: “Así no se puede continuar; hay que parar la pelota para salir de la grieta”

 

A ocho años de la muerte de su padre Raúl, Ricardo Alfonsín lo recordó como un hombre de buen carácter y cariñoso. También se refirió a la famosa grieta que divide a los argentinos y opinó que “así no se puede continuar, metiendo ficha y arrojando leña al fuego… hay que parar la pelota. Tenemos que comprometernos todos para salir de la grieta”, dijo al referirse a lo que para él es el trabajo de muchos periodistas, que no ayudan a superar las barreras.

Ricardo Alfonsín, Radio Libertad

Lo que comenzó como una charla en la cual Alfonsín se refirió a la figura de su padre, Raúl, terminó con definiciones políticas sobre el presente del frente que gobierna la Argentina. “Muchos creen que mi padre era un gallego calentón, y sin embargo no era así, era un hombre de muy buen humor, un hombre que tenía un trato muy afable con todo el mundo. No era de los que se levantan chinchudos; a veces se enojaba, sobre todo cuando en algún reportaje le hacían preguntas deshonestas o capciosas… era un hombre con una gran personalidad, pero para nada rencoroso. Siempre decía que las cosas prescriben en política”, definió.

Al hablar sobre los aspectos de la personalidad del “padre de la democracia”, Alfonsión comentó que su padre le enseño el desdén por la frivolidad y por las cosas materiales, a pesar de que siempre les inculcó que había que garantizarse las condiciones básicas para poder vivir con dignidad.

“Era muy cariñoso, le gustaba mucho estar con sus hijos. Por la política él no estaba mucho tiempo con nosotros. Nuestra madre sufrió mucho por la actividad política que él hacía. Ella se encargaba de explicarnos por qué no estaba nuestro padre, y nos decía que estaba arriesgando muchísimas cosas, como su propia libertad”.

“Era muy lector, no solamente de política, le gustaba el teatro, la literatura, ensayos… la laguna (de Chascomús) en verano era su debilidad. Tenía muchos amigos y le gustaba visitarlos en sus casas. Le gustaba mucho comer, ese era el lujo más caro que tenía. Cuando llegaba a Chascomús iba al club de Regatas a tomar café o a jugar a las cartas. Mi madre se enojaba, porque apenas terminaba de comer se iba para el club”, comentó al resaltar los aspectos domésticos de don Raúl.

Luego, Ricardo Alfonsín reflexionó sobre el rol que le toca desempeñar dentro del frente Cambiemos. Al hacerlo dijo que “para algunos medios y analistas políticos, soy un disidente, una persona del sector díscolo de Cambiemos o del Radicalismo. Yo creo todo lo contrario: soy el único que cumple con lo que nos comprometimos en (la convención de) Gualeguaychú, tratando de influir para que no se cometan errores, y señalando cuando se los comete”

En ese sentido, Alfonsín cree que el gobierno que encabeza el presidente Macri “ha tomado muchas decisiones que no son las mejores para los argentinos”.

“He manifestado mi aprobación a cuestiones políticas; acompañé el acuerdo con los holdhouts, acompañé la decisión de aprobar la ley anti despidos, acompañé la salida del cepo… pero en otras cosas me diferencié”, razonó

“Dije que lo del tarifazo fue un error y el partido no dijo nada, cuando sabía que era un error.

En el PRO creen que cuando la política se mete en la economía las cosas andan mal, y yo no creo eso; me parece que el radicalismo tiene que intervenir para decir que el Estado no se puede retirar del funcionamiento de la economía”.

También se refirió a la decisión de abrir las importaciones, calificando como “poco inteligente” el manejo que se está haciendo con el tema.

“Me llama la atención que mi partido no se haya manifestado con respecto al manejo tan poco inteligente que ha se hecho con las importaciones. No creo que quieran hacer daño, hay sectores de la industria que han abusado de la protección que tienen, pero eso no se resuelve de un día para el otro. Hay que cuidar la industria nacional y el trabajo, el ingreso, el consumo interno, que es el que mueve el 80 % de la economía, eso es un error grande y mi partido no lo ha dicho, incumple con su obligación de decirle al gobierno que está tomando decisiones equivocadas. Tengo el presentimiento de que esto vino para quedarse, porque creen que someter la producción argentina a la competencia internacional va a mejorar la economía; y están equivocados, eso no existe en ningún lugar del mundo”.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE