Conmoción en Salta por el caso de una anciana de 95 años violada por su propio hijo

Conmoción en Salta por el caso de una anciana de 95 años violada por su propio hijo

Se descubrió cuando un vecino que iba rumbo a su trabajo vio por la ventana de la casa de la víctima cómo el hombre, de 64, abusaba de su mamá. Está detenido.

Rosario de Lerma se encuentra a 33 km de la Ciudad de Salta y es famosa en la provincia por sus carnavales, una costumbre ancestral; aunque por estas hora se ha convertido en noticia por un hecho aberrante que fue descubierto de casualidad: un hombre de 64 años quedó detenido por violar a su mamá de 95 luego de que un vecino que pasaba por el frente de la casa de ambos viera por la ventana lo que sucedía en el interior de la vivienda.

Según informa el portal informatesalta.com.ar, la Fiscalía Penal 1 de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Sergio Federico Obeid, imputó al detenido por “abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”, que prevé una pena de 50 años de prisión. También instruyó que la mujer sea atendida por profesionales médica y psicológicamente.

Todo ocurrió ayer muy temprano en la mañana en el barrio San Jorge de Rosario de Lerma cuando un vecino que iba rumbo a su trabajo miró hacia la casa donde la anciana vivía junto a su hijo y otros familiares.

Según publica el diario El Tribuno de Salta, por la ventana de la habitación de la mujer el vecino observó al hijo abusando de su madre. Ante esto llamó a la nieta de la víctima para avisarle lo que estaba sucediendo.

La nieta de la víctima llamó para denunciar lo que sucedía a la comisaría 14 de Rosario de Lerma y un patrullero policial se dirigió hasta el domicilio. No bien llegó el móvil a la casa el sospechoso huyó pero enseguida fue capturado y detenido.

No bien procesaron al detenido, las autoridades descubrieron que ya tenía antecedentes de abuso sexual y, violencia callejera, entre otros. «Es un hombre peligroso que de vez en cuando también se alcoholiza», reveló una fuente al diario El Tribuno.

La misma fuente agregó: «En el barrio hay problemas de violencia y, especialmente, de ataques sexuales y violencia callejera; de hecho, hace unos tres años se habilitó ahí una subcomisaría para brindar seguridad a miles de vecinos». El barrio San Jorge es uno de los más populosos de Rosario de Lerma y se encuentra a tan solo 15 cuadras del centro del pueblo habitado por unas 5.000 personas.