Crisis yerbatera: Tareferos y productores paralizaron las rutas de Misiones y exigen respuestas a la Nación

Crisis yerbatera: Tareferos y productores paralizaron las rutas de Misiones y exigen respuestas a la Nación

La protesta yerbatera alcanzó este miércoles un nuevo pico de intensidad cuando los tareferos salieron a cortar la ruta 12 a la altura de Santa Ana, mientras que productores yerbateros y trabajadores rurales sostenían piquetes sobre la ruta 14 en San Vicente –frente a la Cotavi- y San Pedro, a la altura del kilómetro 1046, y sobre la intersección de las rutas 101 y 19, en Andresito.
El punto más álgido fue el corte en Santa Ana, dado el intenso tránsito de la ruta 12. Los tareferos comenzaron a cortar el tránsito frente a los galpones de la yerbatera CBSe desde primera hora de la mañana. Para descomprimir las colas de más de 30 kilómetros que llegaron a formarse, los manifestantes abrían el corte cada tres horas. A media mañana, el ministro del Agro se dirigió al punto del corte con intensiones de negociar, pero chocó contra la intransigencia y la falta de organización de los tareferos.
El funcionario les aseguró que la provincia no estaba en condiciones de pagar el bono solicitado, pero les ofreció en cambio módulos alimentarios, kits escolares y órdenes de compra para comercios de la zona, propuesta que fue desestimada por los piqueteros.
“Lamentablemente están en una posición muy dura, así va a ser difícil llegar a un acuerdo, además resulta difícil la negociación porque tenemos diálogo solamente con una parte de los manifestantes, los demás directamente no responden a nadie”, resumió Garay a la salida de la reunión que mantuvo con los referentes de la protesta.
Apenas pasado el mediodía, como respuesta a un altercado que se suscitó con un automovilista de San Ignacio que trasladaba a una embarazada y una enferma hacia el hospital de Posadas, los manifestantes endurecieron la medida y anunciaron que a partir de entonces el corte sería total, ya no liberarían el tránsito hasta que sus reclamos fueran atendidos.
Durante la siesta, personal de Gendarmería Nacional notificó a los manifestantes respecto a un oficio que librado por la Justicia Federal que ordenaba la liberación de la ruta, paso que según marca el “protocolo antipiquetes” debe cumplir la fuerza antes de intentar despejar una ruta.
Ante la inminente posibilidad de ser desalojados, los alrededor de 300 manifestantes resolvieron marchar hacia Posadas, la mayoría de los hombres a pie, ocupando media calzada de la ruta 12 y las mujeres en colectivo.
Una parte del grupo volvió a montar un piquete cerca de la casilla de peaje y otros siguieron hasta la rotonda de acceso a la ruta 3, que va a Cerro Corá, donde montaron un nuevo corte impidiendo la circulación sobre uno de los caminos que los automovilistas usaban como alternativa para sortear el piquete sobre la ruta 12 en Santa Ana.
Referentes de la protesta indicaron que tenían previsto pasar la noche en Garupá y continuar hoy camino a Posadas, donde volverían a manifestarse.
En paralelo, se mantuvieron cortadas la ruta 14, a la altura de San Vicente y de San Pedro y el cruce de las rutas 101 y 9, en Andresito.

Los reclamos
La protesta inició la semana pasada, impulsada principalmente por  productores que exigen el cumplimiento de los precios oficiales de la hoja verde y el pago en términos no superiores a los 90 días y la aplicación de medidas tendientes a regular el mercado, actualmente desnaturalizado por una sobreoferta de materia prima. Desde el sector primario esperaban con expectativa la llegada del secretario de Agricultura de la Nación, Luis Urriza, pero su paso por Posadas el viernes último en vez de calmar los ánimos de los productores, no hizo más que caldearlos.
Por más que Urriza escuchó a parte de los productores, su falta de respuestas concretas ante los reclamos hizo que las protestas crecieran en intensidad y tras un fin de semana de preparación, tareferos y productores salieron a las rutas el lunes y todavía siguen allí.
Los tareferos, por su parte, tienen sus propios reclamos, el principal es un bono especial de 4.000 pesos por grupo familiar, la extensión de los subsidios interzafra para aquellos que no los cobran por trabajar en negro, un incremento salarial de al menos 30 por ciento, la bancarización de los trabajadores rurales y la incorporación de distintas asociaciones a la mesa en la que se discuten los salarios de la actividad.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE