Consecuencias graves de las pastillas para adelgazar

Consecuencias graves de las pastillas para adelgazar

Muchas personas que desean bajar de peso se mantienen abiertos a probar diferentes métodos para adelgazar como dietas extremas, ejercicios físicos, cremas reductoras y las famosas pastillas adelgazantes y, aunque los fabricantes de estos productos afirman que las mismas aportan grandes beneficios en la pérdida de peso, muchas de ellas ocasionan consecuencias graves para la salud.

Algunas de las píldoras para adelgazar son supresoras de apetito y prometen ayudar a bajar de peso sin necesidad de restringirte en comer ciertos alimentos. Otras, sirven para inhibir la absorción de grasas, por ejemplo.

Pero, ¿Son realmente seguras? La verdad es que no existen ni métodos ni productos mágicos para adelgazar, pues, al contrario, en el afán de querer obtener resultados inmediatos con el menor esfuerzo, nos exponemos a riesgos para nuestra salud física y mental.

Las consecuencias van a depender del tipo de pastillas que se use:

  • Las pastillas bloqueadoras de grasa. Estas pueden ocasionar gases, diarrea frecuente, sudores, manchas en la piel y calambres abdominales.
  • Las pastillas supresoras de apetito. Estas pastillas engañan al cerebro, haciéndole creer que estas lleno o que no tienes hambre. Las consecuencias de estas pastillas son las siguientes: aumento en la presión arterial, dolores de cabeza, insomnio, náuseas y mareos.
  • Las pastillas para la obesidad y la diabetes. Este tipo de pastillas se utilizan normalmente en las personas que sufren de diabetes tipo 2, algunas de las consecuencias de tomarlas son, diarreas, mareos, deshidratación y calambres musculares.

También se suelen utilizar medicamentos para acelerar el descenso de peso, te contamos algunos de ellos y sus efectos adversos:

Diuréticos: Deshidratación, arritmias, hipertensión.

Laxantes: diarreas, arritmias, desmineralización, cólicos abdominales, hinchazón, cansancio y fatiga.

Sedantes: dependencia, depresión, irritabilidad disminución de la concentración.

Medicamentos para tiroides: taquicardia, temblores, hipertensión arterial, alteraciones hormonales

Anfetaminas: arritmias, taquicardia, hemorragia cerebral, depresión, hipertensión pulmonar, psicosis y muerte.

En conclusión, podemos observar que los riesgos para la salud son mayores que cualquier beneficio que nos puedan brindar tanto las pastillas como los productos “para adelgazar”. Recordemos que la única forma sana de lograr un peso saludable y mantenerlo en el tiempo es con un cambio de hábitos alimentarios y actividad física controlada por profesionales.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P. n°147

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE