Tobogán de Encarnación: «No sé de dónde saqué fuerzas para tranquilizar a los heridos»

Una lectora de Misiones On Line, estuvo en el lugar al momento que el tobogán gigante de Encarnación se vino abajo con gente arriba. Contó los detalles del hecho donde ella fue no solamente testigo, sino que actuó ayudando a los heridos. «Tengo una presión en el pecho», expresó estando en ese preciso momento de lo que pudo haber sido una tragedia mayor.

«Vimos todo», relató Fiorrella. «La gente se estaba tirando de lo más normal pero el tiempo estaba horrible. El tobogán se tambaleó dos veces y después cayó. Dos personas cayeron directo al piso. Fue horrible», narró ayer a Mol.
El relato de Fiorrella en primera persona:
«Estamos en Encarnación. Fuimos de paseo a la costanera pero no esperábamos pasarla de esta forma. El tobogán inflable que supuestamente está habilitado porque es «seguro» se llevó con el a más de seis personas encima con el viento. Todos empezamos a llorar del susto, nos quedamos paralizados. Se tambaleó dos veces por el viento para la tercera caer, tres personas se tiraron de la mano y cayeron sobre la lona, y dos hombres directamente al piso. La gente sacó todos los cercos que habían, algunos saltaron, y empezaron a ayudar. Mi tío ayudó a levantar lo caído para buscar gente abajo mientras que yo me encargaba de ver a los dos hombres en la peor situación. Sinceramente yo no se de dónde saqué las fuerzas, ni siquiera sé cómo llegue ahí para calmarle a sus familiares y tranquilizar a los heridos diciéndole lo que tenían que hacer. Lo peor de todo, es que los de «seguridad» ni siquiera sabían lo que estaba pasando. «Hola, si? Me pueden mandar UNA ambulancia?» decía un policía. ¿Una? Habían más de seis personas. Mi mamá inmediatamente reaccionó diciéndole que pida más. Los bomberos llegaron primero que las ambulancias y ayudaron con linternas a buscar a más heridos. A una nena se la llevaron rapidísimo en un auto, ni siquiera esperaron a la ambulancia. La policía parecía que no sabían ni lo que hacían, primero pedían que la gente ayude, después nos echaba y pedían ayuda de nuevo. Palpé junto a un bombero la lona para ver si no habían más personas, y todavía se siguen buscando», relató anoche la joven. Quien además reveló que «no había gente con lesiones menores, todos estaban graves!. Los únicos dos que salieron leves fueron los guarda vidas. Pero los demás no. Los que más ayudaron fueron las personas. Después de un tiempo llegaron los bomberos, al tiempo las ambulancias y por último la policía», contó.



Quizás tambien le interese...