Aliado de Temer fue reelecto como presidente de la Cámara de Diputados

Aliado de Temer fue reelecto como presidente de la Cámara de Diputados

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, continuará como el número 2 del país, primero en la línea sucesoria del presidente Michel Temer.

 

 

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Rodrigo Maia, un aliado del gobernante Michel Temer, fue reelegido hoy en el cargo, que lo ratifica como número dos del país, pero su gestión, al igual que la del jefe del Senado, estará marcada por el destino que tengan las delaciones de los corruptores de las empresa Odebrecht.

Maia, del partido conservador Demócratas, obtuvo 293 votos de 13 partidos y seguirá en el cargo hasta fines de 2018, con lo que Temer tendrá un aliado en la Cámara baja para llevar adelante una agenda de reformas, como la ley de jubilaciones y la ley laboral.

El mismo respaldo político e institucional tiene el presidente en el Senado, con la elección, anoche, de Eunicio Oliveira, del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) de Temer.

Tras ser elegido, Maia defendió la independencia de poderes frente al Supremo Tribunal Federal para resolver conflictos politicos, justamente el, que asumió provisoriamente en julio el cargo tras la destitución de Eduardo Cunha, quien comandó el impeachment de la ex presidenta Dilma Rousseff y actualmente está preso en la Operación Lava Jato.

«Muchos van a golpear las puertas del poder judicial cuando la cámara tiene independencia para resolver sus propios problemas», dijo el diputado de Río de Janeiro.

Maia aparece citado con el apodo de «Botafogo» en la llamada lista de Odebrecht, un documento en el cual se investigan si la empresa constructora eje de la Operación Lava Jato pagó sobornos y financió ilegalmente campañas electorales.

Además, el ex ejecutivo de Odebrecht Claudio Melo Filho, el mismo que acusó a Temer de pedirle 3 millones de dólares para el PMDB, contó ante los fiscales que Maia le pidió, a cambio de una normativa para las constructoras en la cámara baja, pagar sus deudas de campaña de 2012 a alcalde de Río de Janeiro.

Con fama de conciliador, Maia logró el apoyo de la derecha que no está alineada al viejo centro o ‘bajo clero’ que se agrupaba en torno al detenido Eduardo Cunha, del PMDB y uno de los hombres fuertes que le allanó el camino a la presidencia a Temer con el impeachment de Rousseff, destituida el 31 de agosto pasado.

Al igual que Maia, Oliveira, el empresario ruralista del PMDB, también fue acusado por ejecutivos de Odebrecht de haber recibido dinero en forma ilegal a cambio de una ley de incentivos fiscales.

El contenido de estas acusaciones se encuentran en manos del fiscal general, Rodrigo Janot, que debe decidir si eleva a la corte suprema las acusaciones vertidas por los corruptores confesos que buscan reducción de penas y un salvataje económico para que la empresa, la más grande en su rubro de América Latina, se reintegre al mercado.

En el marco del ajuste económico que lleva adelante el gobierno de Temer, Maia dijo que acelerará la instalación de las comisiones que traten la reforma previsional y la reforma laboral.

«Necesitamos ir hasta fin de 2018 con la certidumbre de que la cámara baja comanda la reforma necesaria para salir de la crisis económica. Este es mi objetivo», djio, prometiendo apoyo a la gestión de Temer, del que es su sucesor.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE