“Proyectamos un crecimiento sostenido para los próximos cinco años, aunque no va a ser espectacular”

“Proyectamos un crecimiento sostenido para los próximos cinco años, aunque no va a ser espectacular”

Walter Ramírez es el jefe de economistas del Banco Supervielle y como tal, está acostumbrado a realizar proyecciones a varios años, para ayudar a la entidad a planificar las estrategias de negocios. En una entrevista con Radio Libertad proyectó un crecimiento sostenido para los próximos cuatro años a partir de 2017.

“Venimos de cuatro años donde en promedio no crecimos y tuvimos una inflación del 31% anual, en cambio ahora proyectamos un crecimiento para los próximos cinco años, aunque no va a ser espectacular, si va a ser sostenido”, comentó este economista que ostenta el mismo cargo que el actual ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, cuando trabajaba para el Banco de Galicia.

“Los economistas de los bancos hacemos una revisión de la situación mundial, los mercados, proyecciones que el banco usa para hacer sus presupuestos, estrategias, necesitan como el agua conocer la situación de los mercados a cada momento para realizar inversiones y para saber cómo viene la economía”, explicó Ramírez, economista con posgrados en economía y finanzas en la Universidad Di Tella y en la UBA, donde también es profesor.

-¿Qué va a pasar en 2017?

-El 2017 va a ser un año de crecimiento, vamos a retomar el crecimiento, la economía argentina hace cinco años que, en promedio, no creció. Desde 2012 hasta 2016 te da 0,1% negativo y tuvimos una inflación del 31 por ciento, no crecer es algo muy malo, lo natural es crecer. Los factores dentro de una economía van creciendo año a año, uno de los principales es la población, no crecer es algo raro.

-O sea, en todo el segundo mandato de Cristina Kirchner no se creció…

-No, en promedio, hubo años que hubo algo de crecimiento, como 2013, pero se compensó con una caída similiar en 2014 o en 2015 otra vez (se creció), y en 2016 se compensó (con caída). Creemos que a partir de este año por algunos indicadores que muestran que la caída ha llegado a su fin, va a ser positivo el crecimiento pero a diferencia de los últimos cinco años, creemos que ahora va a comenzar un ciclo de crecimiento que no va a ser espectacular, con esa tasa de crecimiento del 8 o 9 por ciento de antes, sino que más bien será un crecimiento en torno al 3,5 o 4% pero que va a ser más estable y va a perdurar en el tiempo, es nuestra proyección para los próximos cinco años.

-¿Ese crecimiento va a alcanzar para moverle la aguja a la gente, sobre todo en el mercado laboral?

-En realidad, la economía puede crecer generando más o menos empleo, eso va a depender mucho de otras variables, por ejemplo, la política laboral, que el crecimiento sea enfocado a las inversiones, que las empresas se puedan ir radicando en el país y generar el empleo suficiente, y pueda haber cierto control al flujo de capitales, una entrada puede llevar a que el tipo de cambio se te aprecie. Cuando se aprecia el tipo de cambio se tiende a sustituir trabajo por bienes de capital importados, eso es un desafío que el Gobierno tiene que tener muy presente, pero en general cuando hay crecimiento hay creación de empleo.

-Aunque no en todos los casos…

-Si uno toma los datos de Argentina de los últimos 50 años es así, el crecimiento genera empleo, es lento. La Argentina en los últimos años no destruyó tanto empleo porque hubo un traspaso del empleo privado al empleo público, entonces uno tendería a pensar que ese empleo público va a volver al privado en los próximos cinco años. Lo cual ayudara a reducir el tremendo déficit fiscal.

-¿Hacen proyecciones para el 2018 y 2019?

Si. Este año se crece 3,6. Esto como sabemos es variable, a cada momento cuando entra nueva información las proyecciones cambian, para 2018 proyectamos un 4,2 por ciento de crecimiento y para el 2019 un 4 por ciento.

-Si esto se cumple Macri se queda otros cuatro años…

-Es un poco lo que conversábamos antes. No todo se debe atribuir a cuestiones internas a la gestión de un Gobierno. Hay que aclarar que desde 2012 los precios de las materias primas que vende Argentina vienen bajando. Yo no atribuiría todo el mal desempeño de la economía a cuestiones internas, a veces las cuestiones externas tienen que ver. Hay algo que se llama PBI potencial o la tendencia económica. Este 4% de crecimiento lo que hace es retomar el sendero, no debería sorprender, incluso se puede crecer con lo que hay, con el reservorio de mano de obra que hoy está en lugares no muy productivos y con el reservorio de capital actual.

-¿Cuántos años más puede aguantar la Argentina con este déficit que se está cubriendo con emisión de deuda?

-El déficit es una variable de flujo que te va a aumentando la deuda, si vos tenes todos los años 5 puntos del PBI de déficit, todos los años te aumenta 5 puntos la deuda sobre PBI y eso explota… Hay que manejar eso, se podría haber hecho de dos maneras, abruptamente o gradualmente. El Gobierno va por el gradualismo, que es lo más interesante y no soy partidario de hacer grandes ajustes de un solo intento, porque eso te puede descarrilar la recuperación, podes destruir la confianza y lleva a un circulo vicioso y empezás a caer.

-Supongamos que Macri no puede recortar el déficit como ya le pasó en su primer año y queda en 5 puntos del PBI. ¿Cuánto se puede aguantar? ¿Lo tienen calculado?

-Si, lo tenemos calculado, la verdad es que partimos de un nivel de endeudamiento relativamente bajo, podemos estar 3 o 4 años más tranquilamente con este nivel de déficit, no es para nada lo recomendable porque después estamos al borde de la cornisa y no es lo aconsejable. Nuestro país tiene una de las historias mas abundantes de default, de no poder pagar la deuda, entonces esa relación de la deuda sobre el PBI, que en muchos países es alta, del 80 o 100 por ciento, en la Argentina el limite es menor porque los inversores miran para atrás, miran la historia y dicen: “hasta este nivel…”.

MB

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE