Exclusivo: valijeros paraguayos relatan cómo se llevan los dólares de Argentina a Paraguay

Exclusivo: valijeros paraguayos relatan cómo se llevan los dólares de Argentina a Paraguay

Enero es un mes muy caliente en Misiones. Posadas fluye en su verano mezclando el febril ritmo urbano con la cadencia de su naturaleza de pueblo. En la “city” los transeúntes se mezclan sin prestarse atención.

Desde temprano, la puerta vidriada de una casa de cambio es el escenario que da vida a una puesta en escena que se repite puntualmente. La cola va aumentando a medida que corren los minutos. Varios policías son los encargados de organizar las filas sobre la vereda, una para argentinos y otra para paraguayos, la segunda mucho más larga.

En la calle, un par de personajes con riñonera cruzada comienzan a moverse de un lado a otro. Son casi las nueve de la mañana. Hablan por celular, gesticulan con afectación. Dany es uno de ellos. Tiene acento porteño y se mueve con naturalidad en aquel escenario. Es uno de los encargados de conseguir “coleros” para que cambien los pesos que, de a miles, traen los paraguayos que vienen de Encarnación.

Dany revela de qué manera funciona el sistema: “Acá la cosa es simple: vienen los paraguayos con los pesos y yo le pregunto a cualquiera que pase: ¿te querés ganar 100 mangos?”. Cuando encuentra al candidato dispuesto a ganar el dinero fácil, lo pone en la fila hasta que le toca el turno de entrar al salón donde se realizan las operaciones. Antes y a cuadras de allí, otro personaje ya le entregó al “cambiador”, una bolsa con los pesos. “Esto sólo pasa acá en la Argentina papá. ¡Esto no pasa en ningún otro lado!”, dice.

El límite para comprar dólares para los argentinos es de 4 mil por operación. Al cambio, son unos 68.800 pesos. En el mostrador, la empleada de la casa de cambio recibe el dinero y lo cuenta pacientemente sin inmutarse. La montaña de pesos va aumentando a medida que los “papeles” van pasando por el contador electrónico. Cuando llega al monto permitido, lleva el dinero hasta otra ventanilla y vuelve con una pilita de dólares. Extiende el recibo oficial de la transacción y saluda mecánicamente. Una vez en la calle, el “colero” recibe como recompensa el billete de 100 pesos prometido.

Dany, el encargado de conseguir a los potenciales cambiadores de la plata prestada por algunos minutos, cuenta que por día llega a mover aproximadamente 500.000 pesos, él solo. Hay varios más que como él, se dedican a lo mismo.

A media mañana ya son varios los grupos de paraguayos que cruzaron el río con las mochilas cargadas de pesos. La mayoría viene acompañado por dos o tres personas. Es gente de confianza que traen para cambiar la plata. Según cuentan, ya ha ocurrido que tuvieron que “perder” por algún avivado al que se le ocurrió borrarse.

Hugo es comerciante encarnaceno. Se prestó a dialogar con Misiones Online para describir las particularidades del mecanismo. Es amable y despliega un natural histrionismo frente a cámara. No tiene problema que se muestre su cara ni que se reproduzca su nombre, un caso excepcional, comparado con la cautela exhibida por el resto del grupo que lo acompaña. Llegó desde la otra orilla con su mochila llena de pesos para conseguir dólares. Para él, como para el resto de los paraguayos, el dinero argentino es como papel pintado.

“Lo que pasa –explica- es que a nosotros no nos sirven los pesos que los argentinos dejan todos los días en Encarnación porque todas las mercaderías las compramos en dólares. Entonces, todo el dinero que ustedes van a dejar allá, nosotros lo volvemos a traer para acá”, dice. Asegura que se vuelve a Paraguay con unos 15 mil dólares por día.

50 mil pesos por cruzar el puente

Para entender por qué los paraguayos cambian sus dólares en Argentina y no lo hacen en Paraguay, basta tomar en cuenta que en la principal casa de cambios de Encarnación, por un billete de 100 pesos se obtienen 5,25 dólares, mientras que en Posadas se consiguen 5,81 dólares.

En montos pequeños de dinero, la diferencia no justificaría el trastorno del cruce del puente, ni el montaje de una ingeniería arriesgada y rayana con lo ilegal para concretar la compra de las divisas, pero cuando la cantidad de pesos a cambiar es mayor, crece el incentivo para hacer el cambio en Posadas.

Tal es el caso de Dany y los demás valijeros paraguayos que cambian un promedio de 500 mil pesos por día: al comprar dólares en Posadas obtienen por esa cantidad de pesos 29.069 dólares, mientras que si lo hicieran en Encarnación se quedarían solo con 26.250. La diferencia de diaria de 2.819 dólares, casi 50 mil pesos, bien justifica el esfuerzo de cruzar el puente.

SM



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE