Buenos Aires: Vecinos ingresaron por la fuerza a comisaría de Flores en reclamo de justicia por el crimen de Brian

Buenos Aires: Vecinos ingresaron por la fuerza a comisaría de Flores en reclamo de justicia por el crimen de Brian

Un grupo de personas rompió puertas y ventanas de esa dependencia policial de Flores. Exigen la renuncia del comisario luego de la muerte de un adolescente asesinado por motochorros. La víctima había recibido un impacto de bala en la cara cuando se hallaba como acompañante en el auto de su abuelo, un Renault 19 gris. El hecho ocurrió cerca de las 15 en el cruce de Asamblea y Rivera Indarte, a pocas cuadras del ingreso a la villa 1-11-14, uno de los puntos más peligrosos de la Ciudad.

Vecinos del barrio porteño de Flores ingresaron por la fuerza a la comisaría 38 y causaron destrozos en puertas y ventanas luego de que Brian Aguinaga, el adolescente baleado por motochorros, falleciera en el hospital Gutiérrez.

Los manifestantes exigen la renuncia del comisario local a quien acusan de “liberar la zona” y causaron destrozos en la dependencia policial a la que ingresaron tras forzar una puerta y romper vidrios de ventanas.

En paralelo, la Policía Federal envió efectivos de la Guardia de Infantería para contener a los vecinos que forcejearon con oficiales presentes en el lugar.

Luego de los incidentes, el comisario se hizo presente en el lugar. “¿Usted ha pensado en dar un paso al costado?”, le preguntó un vecino, a lo que el comisario respondió: “Estamos trabajando para dar la mejor seguridad al barrio, yo me hice cargo de la situación ni bien ocurró”. Tras ello fue abucheado y despedido con cánticos que rezaban “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

En diálogo con el canal C5N, uno de los asistentes a la marcha expresó: “Estamos acá para que no nos liberen más la zona. Tuvimos 40 muertos este año en el barrio de Flores ¿Qué tenemos que hacer? ¿Irnos todos?

En esa línea, los presentes criticaron al presidente Mauricio Macri. “Señor Presidente, acá hay mucha gente que lo votó y usted nos defraudó porque puso a la señora Bullrich que es una inútil. Vamos a ver qué hace de acá a fin de año porque no están matando, vivimos como en Afganistán”, expresó otro de los vecinos.

Por su parte, el ministro de Seguridad porteño Martín Ocampo adelantó que se reunirá con los manifestantes pero destacó que la toma de una comisaría no es el camino correcto para canalizar las demandas: “Un delito no se soluciona cometiendo otro delito, se soluciona poniendo blanco sobre negro y con políticas a largo plazo”.

“Tenemos que tener un diálogo abierto y sincero con los afectados. Estamos trabajando en un proyecto de reforma estructural del sistema de seguridad. No hay soluciones mágicas a problemas que se arrastran desde hace doce años”, prosiguió Ocampo.

Además, admitió que es consciente de la alta tasa de hechos de inseguridad que se registra en el barrio de Flores: “En el bajo flores hay una situación difícil en cantidad de homicidios en referencia a otros barrios porteños”.

La víctima había recibido un impacto de bala en la cara cuando se hallaba como acompañante en el auto de su abuelo, un Renault 19 gris. El hecho ocurrió cerca de las 15 en el cruce de Asamblea y Rivera Indarte, a pocas cuadras del ingreso a la villa 1-11-14, uno de los puntos más peligrosos de la Ciudad de Buenos Aires y con mayor indice de homicidios, de acuerdo al último informe reciente del Instituto de Investigaciones del Poder Judicial.

Según los investigadores, el episodio se originó cuando dos mujeres caminaban por la calle Rivera Indarte y Asamblea y fueron abordadas por dos motochorros que le arrebataron la cartera a una de ellas. Aparentemente, la maniobra fue observada por un hombre que circulaba circunstancialmente por el lugar a bordo de un Renault 19 color gris junto a su nieto de 14 años.

El hombre, según las fuentes policiales, intentó evitar que los motochorros escaparan con la cartera de la mujer y encerró con su vehículo a los asaltantes en varias oportunidades. En ese momento, el hombre que iba atrás en la moto le apuntó con un arma y efectuó un disparo que impactó en la cabeza de su nieto, que se hallaba en el asiento del acompañante.

Al ver lo que había ocurrido, el hombre detuvo el auto y los delincuentes doblaron por la avenida Castañares, hacia la villa 1-11-14, donde se perdieron de vista. En tanto, el hombre llevó por sus medios a su nieto al Hospital Piñero, ubicado a pocas cuadras de allí, adonde ingresó en grave estado, y fue derivado al Hospital Gutiérrez, donde desde este domingo se hallaba con muerte cerebral, aseguraron las fuentes policiales..



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE