Repercusiones sobre la decisión de Estados Unidos de volver al comercio de limones frescos con la Argentina

Repercusiones sobre la decisión de Estados Unidos de volver al comercio de limones frescos con la Argentina

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, aseguró hoy que la decisión del Departamento de Agricultura de Estados Unidos de permitir el comercio de limones frescos con la Argentina, “es un logro muy importante por sus implicancias políticas y comerciales en la relación bilateral con Estados Unidos”.

 

El Ministro destacó “el trabajo técnico conjunto realizado por el SENASA, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Tucumán), la Cancillería y nuestro Ministerio; especialmente a través de nuestra Consejería Agrícola en Washington, con el fuerte apoyo de los gobiernos provinciales, y del sector privado para poder llegar a esta instancia”.

 

El Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS/USDA) anunció que envió para su publicación en el Registro Federal estadounidense la norma final de autorización de las importaciones de limones del Noroeste de Argentina hacia ese país.

 

De esta manera, se regresa a un mercado que fuera cerrado por una decisión judicial en septiembre de 2001.

 

Por su parte, la secretaria de Mercados Agroindustriales argentina, Marisa Bircher, afirmó que “este tema es uno en los que el gobierno del presidente Mauricio Macri colocó como prioridad en la agenda bilateral con Estados Unidos”.

 

“La autorización final de las importaciones, esperada desde hace mucho tiempo, refleja el cambio de actitud de la Administración de los Estados Unidos respecto a nuestro país, que desde diciembre comenzó a tomar medidas tendientes a resolver viejos conflictos bilaterales”, agregó.

 

En mayo de este año el APHIS/USDA publicó la propuesta reglamentaria de requisitos de importación de limones desde Argentina; el cual estuvo sometido a consulta pública hasta el 11 de agosto.

 

A mediados de septiembre, visitó la Argentina una misión de inspección de ese organismo a la zona productiva de Tucumán y concluyó en su informe publicado el 17 de noviembre que el sistema de control oficial implementado por el SENASA satisface las condiciones para asegurar el cumplimiento de todos los requisitos de mitigación de riesgo en la norma publicada y en el Plan Operativo de Trabajo.

 

El titular del organismo sanitario argentino, Jorge Dillon, aseguró que “los sistemas de control que nuestro país tiene, están a la altura de los requisitos internacionales y de los estándares aprobados por los organismos multilaterales en el marco de la Organización Mundial de Comercio”.

 

“Trabajamos para garantizar que nuestros alimentos cumplan no solo con los requerimientos exigidos por el mercado interno sino también por el externo. Estos son los parámetros que el ministro Buryaile nos solicitó para poder cumplir con el objetivo de recuperar la confianza de quienes demandan nuestros productos cada vez con mayor calidad e inocuidad”, dijo.

 

El USDA estimó que las exportaciones anuales serían de alrededor de 15.000 a 20.000 toneladas y serán en contra-estación, durante el verano del hemisferio norte (abril-agosto), cuando la producción estadounidense es muy reducida.

 

La publicación de la norma final es un importante paso antes de que Argentina pueda comenzar a enviar limones a los Estados Unidos. APHIS y el SENASA deben finalizar y firmar el Plan Operativo de Trabajo, el cual detalla las condiciones que Argentina debe cumplir para cada envío de limón a los Estados Unidos.

 

Además, Senasa proporcionará y APHIS verificará seis meses de datos de captura de moscas de la fruta. APHIS también tendrá que verificar que los empaques cumplen con los requisitos de salvaguardia detallados en el Plan Operativo de Trabajo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE