Brutal femicidio en Garupá: “Este asesino nos destrozó la vida”, dijo la hermana de la víctima

El sufrimiento que atravesó Irma Ferreyra Da Rocha (47) es inimaginable. Los médicos que la atendieron hasta el hospital le dijeron a su familia que por lejos era el caso más aberrante que le habían tocado presenciar. La mujer fue brutalmente golpeada y luego empalada, en los primeros minutos del sábado. La dejaron tirada cerca de un paso subterráneo que atraviesa la ruta 105, a la altura del barrio Villa Bonita, límite entre los municipios de Garupá y Posadas. Murió el domingo a las 13.30.
Mabel, la hermana de la fallecida, habló con Misiones Online. “Queremos que el que le hizo esto a mi hermana pague”, señaló entre lágrimas.
La víctima residía en el barrio Unidos, ubicado entre la ruta nacional 12 y la avenida Las Américas.
“Este asesino nos destrozó la vida, yo tengo hijas, sobrinas, nietas, y tengo miedo. No queremos que ninguna persona vuelva a pasar por una situación similar”, manifestó la mujer.
“Irma murió como un animal al que atacaron brutalmente. Tenemos una impotencia enorme. Somos gente trabajadora. Hace poco perdimos a nuestra madre y ahora esto. El que asesinó a mi hermana es una bestia. Si abusaba de ella y la dejaba, hubiera sido terrible, pero ella seguiría con vida. Sin embargo, le hizo tanto daño, terminó con su dignidad, la atormentó”, repitió Mabel.
El femicida no solo golpeó a Irma, sino que la violó con la rama de un árbol, causándole lesiones letales en sus partes íntimas y en los intestinos.
Mabel recordó que vio por última vez a su hermana el viernes pasadas las 19. “Fue a pedirme hielo. Estaba radiante, alegre. Se lo di y ella regresó a su casa. No sabía que iba a salir”, apuntó.
Más tarde, se enteraría por una amiga de Irma que habían ido juntas a bailar a una feria de ropa que funciona cerca de donde en su momento estaba la Garita del Kilómetro 10.
“Ella no era de salir, si lo hacía era pasar ir a tomar mate a la plaza. Y si salía más lejos, me decía ‘avisale a Javier que yo enseguida vuelvo’. Así era ella”, afirmó.
Susana se llama la amiga que fue a bailar con la víctima. Ella le contó a Mabel que en los primeros minutos del sábado, Irma salió del baile y en la vereda se subió a una camioneta blanca. “Manejaba un tipo que le dijo ‘vamos a comprar hamburguesas’. Como ese hombre volvió al lugar sin mi hermana, Susana le dijo ‘¿donde está la petisa?’ y él le respondió ‘no sé, ella se quedó’. A las 0.30 encuentran a mi hermana casi sin vida”, narró.
“Yo fui a verla al hospital Madariaga, adonde había entrado como NN. Estaba destruida, es una imagen que no me voy a olvidar nunca. Ella, con su mirada, me transmitió su impotencia, su asco, su vergüenza por lo que había pasado. Lloraba de dolor y yo solo pedía a Dios que le aliviara el pensamiento”, señaló.
“Ella llegó a decir a los que la ayudaron primero que había sido un hombre morocho al que describió. Después no habló más. A mí me dijo que no aguantaba más el dolor”, indicó Mabel.
Hasta el momento hay un sospechoso detenido por el hecho. Lo atraparon en el barrio Viejo de Garupá, donde hubo allanamientos e incautaron tres teléfonos y prendas de vestir que serán peritadas. Alejandro, alias “El Porteño”, un albañil de 28 años, es el arrestado.
Bajo la supervisión del juez de Instrucción Siete, Carlos Jorge Giménez, trabajaron en la pesquisa la Dirección Homicidios, la Unidad Regional X y la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial.
Recién este lunes por la tarde, luego de la correspondiente autopsia, le entregaron el cuerpo de la mujer a los familiares para el velatorio y la inhumación.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE