Video: el testimonio de la mamá de la joven a la que le amputaron la mano en la #TragediaEnBrasil

Video: el testimonio de la mamá de la joven a la que le amputaron la mano en la #TragediaEnBrasil
446

Escenario del vuelco

Agustina Rolón vive en el barrio Los Kiris de Posadas. Este año terminó sus estudios en la Escuela de Comercio 6 “Mariano Moreno”. Cuando sus padres le preguntaron si quería la recepción o el viaje, no lo dudó. La sedujo el mar y las playas de la costa atlántica brasileña. Hacia allí iba cuando la desgracia se cruzó en su camino. El micro en el que ella viajaba con otros 61 estudiantes de distintos colegios de la provincia (más dos adultos, tres coordinadores y dos choferes) volcó pasando la localidad brasileña de San Luis Gonzaga, a un costado de la carretera BR 285. La chica perdió la mano derecha.
Karina Correa es la mamá de la chica de 18 años. Se la ve serena, pese al estrés que vivió en las últimas horas. Sobre todo cuando tuvo que recorrer distintos centros de salud para buscar a su hija, sin saber si estaba viva o muerta. La mujer atendió a Misiones Online en un pasillo del hospital de Santo Angelo (estado de Río Grande do Sul), donde la alojaron tras el accidente.
“Lo único que hace es mirarse el lugar donde estaba su mano y llorar. Está muy shockeada por lo que pasó. Además tiene una herida en el otro brazo y un golpe en la cara”, detalló la mamá.
Agustina y otra compañera de la Comercio decidieron festejar el final del secundario en Camboriú. Con total entusiasmo y sin problemas vivió las primeras horas del viaje. “El último contacto que tuve con el grupo fue a las 22 del jueves. La coordinadora que perdió la vida en el accidente, Agustina (Szczerbaty), iba contando por whatsApp lo que pasaba. A esa hora dijo que estaban cenando en Santo Tomé. Después me fui a dormir y horas más tarde cuando vuelvo a mirar los mensajes, allí se cuenta de un grave accidente. Vinimos para acá de inmediato”, recordó.
Lo que la chica le pudo relatar a su madre luego del emocionante reencuentro entre ambas fue que ella venía descansando cuando de repente se produjo el vuelco. “Cuando tumbó, el vidrio de la ventanilla donde se encontraba se rompió y la cabeza de ella dio contra una piedra. Además, su mano quedó atrapada bajo el colectivo. Otros chicos que venían en el ómnibus la ayudaron. Fue muy difícil, porque en ese momento Agustina estaba desesperada, pues su cuerpo empezaba a empaparse con el gasoil del micro”, señaló.
Esos solidarios compañeros de viaje lograron sacar a la chica, pero la mano derecha estaba destruida. “Yo veía todos mis huesos”, le describió con crudeza la adolescente a su madre.
Una vez en el hospital de Santo Angelo, los médicos hicieron lo imposible para salvarle la mano, pero no pudieron. “Ella quedó muy mal de ánimo. Además tiene ese golpe en la cara. Me dijeron que si todo va bien en poco tiempo podremos volver a Posadas”, dijo y agradeció en especial al ministro de Salud Pública de Misiones, Walter Villalba, quien la visitó en el hospital y está gestionando el traslado de la chica a la provincia.
“Agustina contó que el viaje iba bien, hasta que el coche empezó a sacudirse por la velocidad a la que iba, apuntó como dato la madre.
La chica estaba este viernes en la habitación 207, contenida por su mamá y el personal médico del hospital. Habló poco y está molesta porque pese a que se bañó aún tiene en su piel el olor al gasoil del colectivo.
Además de Agustina, fueron internados en el centro de Salud de Santo Angelo Matías Noguera (con amputación de un brazo) y Erica Romero.
Erica sufrió una gravísima fractura de pelvis. La operaron para una reconstrucción de la cadera y luego inducida a un coma farmacológico, por lo complejo de su estado. Es quien más delicada se encuentra. Sus padres en ningún momento se despegaron de la Unidad de Cuidados Intensivos, donde la monitorean constantemente.

MAS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE