El Plan Estratégico cumplirá cinco años con acciones que benefician a toda la cadena yerbatera

El Plan Estratégico cumplirá cinco años con acciones que benefician a toda la cadena yerbatera

El Plan Estratégico para el Sector Yerbatero cumplirá cinco años en el 2017. Será el momento de revisar el diagnóstico y el grado de avance de las líneas definidas para “lograr una actividad con la mayor cantidad de actores, competitiva, socialmente responsable, equitativa y ambientalmente sustentable, que ofrezca al mundo productos naturales, genuinos y de calidad”, según la visión acordada por el sector.

Entre las medidas ya implementadas por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) cabe destacar la reciente Indicación Geográfica (IG) “Yerba Mate Argentina”, que garantiza una calidad vinculada con el origen geográfico del producto; la capacitación en secaderos de Programa de Implementación de Buenas Prácticas (BPM) de Manufactura; el Convenio de Corresponsabilidad Gremial que se aplicó por segundo año consecutivo en este 2016; una nueva encuesta de opinión pública realizada para entender mejor el mercado de la yerba mate y medir su evolución en la Argentina; más estudios científicos que dan cuenta de las propiedades benéficas de la yerba para las salud y el afianzamiento del Programa de Renovación de Viejos Yerbales que conjuga mayor rendimiento e cosecha asociados a buenas prácticas de manejo de planta y de suelo. También, el operativo de registro de yerbales y, en forma simultánea, la  actualización del registro de productores en diferentes localidades de la zona productora (Misiones y Corrientes); y el Relevamiento Aerofotogramétrico de la Yerba Mate.

El Plan Estratégico establece líneas de acción hasta el 2028. Su construcción demandó casi dos años de trabajo (2012 – 2013) conjunto entre los Gobiernos de las Provincias de Misiones y Corrientes, bajo la coordinación del INYM, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y la Universidad Nacional de Misiones (Unam), quienes conformaron un equipo técnico que tuvo a su cargo la ejecución de las actividades para su definición, donde el actor principal de este trabajo fue el “Sector Yerbatero” representado en el Foro Yerbatero.

La etapa actual comprende la construcción e implementación de planes operativos para cada uno de los eslabones (Producción de plantines, Producción primaria, Secaderos, y Molinería y mercado).

unnamed (6)

Se enumeran a continuación los distintos eslabones con la etapa actual de sus líneas de acción:

Producción de Plantines

Las líneas en marcha son :

–  Garantizar la producción, certificación, control y fiscalización del material genético suficiente para cubrir la demanda.

– Consolidar la información existente sobre el sector productor de plantines (número de viveros, capacidad de  producción actual y proyección futura, etc.).

– Mejoramiento de la producción de plantines a través de capacitación e implementación de buenas prácticas y tecnológicas apropiadas.

Aquí se enmarca el Registro de Viveros creado por el INYM en el 2011 -Resolución 01/2011-, en convenio con el INASE, y cuya finalidad es contar con datos estadísticos y poder realizar proyecciones sobre futuras producciones. Hasta la actualidad están registrados 72 viveros.

Por otra parte, quedó conformado el Comité Técnico de Yerba Mate, que tiene como misión hacer un seguimiento y evaluar la actividad para definir medidas tendientes a optimizarla. Forma parte del Comité Nacional de Semillas.

unnamed (7)

 Producción Primaria

En el eslabón de Producción Primaria, tres de las once líneas estratégicas están implementadas y tres están en el proceso de implementación.

 Las líneas ya implementadas y en marcha son:

-Generar información pertinente y actualizada sobre el sector primario (número de productores, superficie, densidad, edad de los yerbales, producción anual, altas y bajas).

– Analizar desde el sector productivo la formalización de todos los actores de la cadena.

– Avanzar en el Análisis y la discusión sobre las posibilidades de Implementación de la corresponsabilidad gremial.

– Aumentar la productividad de los yerbales de los pequeños y medianos productores en forma sustentable a través de la implementación de buenas prácticas de manejo y tecnológicas apropiadas, mediante asistencia técnica, financiera y  capacitación.

– Mejorar la eficiencia y las condiciones laborales de cosecha a través de capacitación y el uso de tecnologías.

– Realizar un análisis estructural del sector yerbatero para evaluar asimetrías tecnológicas, impositivas y otras, con el fin de proponer las modificaciones necesarias para equilibrar y mejorar la competitividad del sector.

El Plan de Mejoramiento de la Cosecha (esto es: la entrega de guinches de carga y carritos de arrastre de raídos); el Plan de Asistencia para Mejoramiento de la Productividad de los Yerbales de la Zona Productora (emisión de certificados destinado a productores para ser canjeados por insumos y herramientas); Programa de Renovación de Viejos Yerbales (consiste en plantar una nueva hectárea de yerba mate de origen policlonal con la mejor tecnología existente en un remanente de suelo de buena calidad, con insumos y asistencia que se provee sin cargo, y redireccionar tres hectáreas improductivas de yerba mate, al cabo de cinco años de iniciado el proceso, a otra actividad agrícola, ganadera o forestal), son algunas de las acciones enmarcadas en el Plan Estratégico.

Además, cabe citar el “Relevamiento Aerofotogramétrico de la Yerba Mate”, que determinó que el cultivo de yerba mate en nuestro país abarca una superficie de 165.200 hectáreas, de las cuales 144.014 están localizadas en Misiones y 21.186 hectáreas en el nordeste de Corrientes, entre otros datos; y la aplicación, desde el mes de mayo de 2015, del Convenio de Corresponsabilidad Gremial para el sector yerbatero, que  busca promover el cumplimiento de las obligaciones que establece el Sistema de la Seguridad Social, mejorando la calidad de vida del trabajador y su familia; y el operativo de registro de yerbales y, en forma simultánea, la  actualización del registro de productores en diferentes localidades de la zona productora para identificar fehacientemente la cantidad de hectáreas y personas humanas o jurídicas que se dedican a la actividad.

Secaderos

En el eslabón Secaderos, dos de las nueve líneas estratégicas están implementadas y tres están en el proceso de implementación.

 Las líneas ya implementadas y en marcha son:

– Implementar la Corresponsabilidad Gremial.

– Mejorar en forma integral la calidad del procesamiento de la yerba mate a través de la implementación de buenas prácticas de manejo y tecnologías apropiadas, mediante asistencia técnica, financiera y capacitación.

– Realizar un análisis estructural del sector yerbatero para evaluar asimetrías tecnológicas, impositivas y otras, con el fin de proponer  las modificaciones necesarias para equilibrar y  mejorar la competitividad del sector.

– Rever el funcionamiento de la figura del acopiador e intermediario y realizar los controles correspondientes.

– Evaluar calidad y costos diferenciales de los diferentes métodos de procesamiento.

Cabe destacar en ese sentido la aplicación del Programa de Normas de Buenas Prácticas de Manufactura en Secaderos, que abarcó asistencia técnica y capacitación del personal sobre principios básicos que garantizan que el producto se obtenga en condiciones sanitarias adecuadas y disminuyendo los riesgos inherentes a la producción y distribución; el Plan de Tecnificación del Proceso de Secado (financiamiento de equipamiento que necesitan los secaderos de yerba mate para utilizar el chip como fuente de calor, en reemplazo de la leña), y el Programa de Provisión de Zarandas y Balanzas Digitales para Análisis físicos de Yerba Mate Canchada en Secaderos.

 

Molinería y Mercado

En el eslabón Molinería y Mercado, siete de las trece líneas estratégicas están implementadas y una están en el proceso de implementación.

Las líneas ya implementadas y en marcha son :

– Difusión de las propiedades de la yerba mate y modos de consumos para mercado interno y externo.

– Estudiar y analizar potenciales mercados geográficos y consumidores.

– Desarrollar y avanzar sobre nuevas oportunidades de consumo y nuevos productos, avalados científica y tecnológicamente (medicinal, etc.).

– Desarrollar políticas comerciales y de comunicación para difundir las propiedades de la yerba mate y sus formas de consumo.

– Promover y estimular las acciones de promoción por parte de los actores privados.

– Crear una imagen diferencial para la Yerba Mate Argentina.

– Incorporar valor agregado al producto.

– Fortalecer el concepto de alimento / infusión sana, tradicional, con rica historia y producto de un mercado formal. Informar al consumidor respecto a las propiedades benéficas de la yerba mate.

Entre las iniciativas concretadas están el sello de Indicación Geográfica (IG) “Yerba Mate Argentina”, establecida mediante la Resolución 13/2016  de la Secretaría de Agregado de Valor, dependiente del Ministerio de Agroindustria de la Nación, y una nueva encuesta de opinión pública para conocer mejor el mercado de la yerba mate y medir su evolución en la Argentina, cuyos resultados fueron contundentes al evidenciar que el mate es el producto que mejor representa a los argentinos con un 38%, seguido de la carne con un 37%, y luego el dulce de leche y el vino con un 11 % y un 7% respectivamente.

El área de Marketing y Comunicación del INYM trabaja sobre dos  grandes líneas de acción, enfocadas en desarrollar nuevos mercados: una orientada a posicionar a la yerba mate como un producto exportable singular de la Argentina, y otra a fortalecer el interés de productores en la búsqueda de nuevos mercados, acercándoles herramientas que permitan mejorar el perfil exportador y lograr de esta manera satisfacer la demanda del producto.

En ese contexto, en base a un análisis de potenciales mercados y eventos, en este 2016 se eligieron 4 ferias internacionales (Sial París, en Francia; Fancy Food, en Estados Unidos; Food and Service 2016, en Chile, y Aahar, Nueva Deli, India), donde se armaron pabellones dedicados exclusivamente a la promoción del consumo desde el punto de vista funcional del producto; esto es, acercando información –avalada científicamente- sobre los beneficios para la salud y la posibilidad de aplicarlo en otros usos, más allá del tradicional mate y el mate cocido. En el caso concreto de India, la acción consistió en un diagnóstico y pre evaluación del mercado. Como resultado, el INYM encargó a la consultora Karavan Advisory y Enterpresises una investigación sobre el potencial de ese país como destino para la yerba mate argentina, cuyos resultados están a disposición de los interesados en la sede de la institución.

Caminos y Sabores, la mayor feria de alimentos del país, y el Día Nacional del Mate, que se celebró por segundo año consecutivo en este 2016, fueron eventos que posicionaron positivamente a la yerba mate. En el primero de los casos, con el apoyo del  INYM, un total de 14 productores, cooperativas y empresas expusieron y comercializaron sus productos en el predio La Rural, en Buenos Aires; y en el caso del segundo, nuestra infusión nacional formó parte de las redes sociales y de los principales medios de comunicación nacionales, e incluso en medios internacionales.

Así, la difusión de Yerba Mate Argentina, en el exterior y en el mercado interno, se expresa fundamentado en tres grandes líneas: que es un producto con un proceso productivo 100 por ciento natural, desde la planta hasta ser envasado; que tiene excelentes propiedades nutricionales como antioxidantes, vitamina D, magnesio, potasio, energizante y otros; y que su uso es versátil, se puede adaptar a las diferentes formas de consumo de cualquier persona y de cualquier país, se lo puede tomar frío o caliente, mezclado con fruta o sólo, por citar algunas características.

Cabe destacar que el INYM cuenta con más de 40 proyectos de investigación científica, todos orientados a certificar los efectos benéficos del producto en la salud humana.

 

Vea también:

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE