La historia de los Szyszkowski: Tres hermanos que unieron su vocación en el sacerdocio

La historia de los Szyszkowski: Tres hermanos que unieron su vocación en el sacerdocio

Marcos, Marcelo y Fabián son de Aristóbulo del Valle, integrantes de una familia numerosa coincidieron en que su misión en la vida era aceptar el “llamado de Dios” y se consagraron sacerdotes.

Son diez hermanos en total. Integran una familia tradicional en Aristóbulo del Valle pero a tres de ellos los unió incluso algo más, su vocación de servicio a Dios.

Marcos, Marcelo y Fabián Szyszkowski sin haberlo planificado decidieron ordenarse sacerdotes y hoy comparten la experiencia personal de la elección que les llegó a cada uno en momentos distintos de la vida.

Marcos (36) y Marcelo (34) se ordenaron juntos, y Fabián (27) fue ordenado sacerdote el viernes 9 de diciembre, precisamente el día en que sus hermanos cumplían diez años en el sacerdocio.

“Desde muy chiquito, desde los 9 años fui descubriendo el llamado, y cuando terminé la secundaria decidí entrar al seminario y Marcos como salió antes de la escuela me cuenta que él también iba a ingresar. Las vecinas le decían a mi mamá si ella estaba de acuerdo, si le parecía bien que los dos seamos sacerdotes. Y mi mamá les dijo que ella no era nuestra dueña, que Dios disponía de nuestro futuro”, recordaba Marcelo en el programa Te Digo Mas de Canal 12.

Marcos por su parte, contó que al finalizar la escuela secundaria ingresó a la carrera de Ingeniería, aunque algo le decía que su verdadera vocación no estaba ahí.

“Yo empecé a estudiar ingeniería, uno siempre va sintiendo el llamado pero trata de esquivarlo hasta que llega un momento en que no se puede. La vocación, el llamado está relacionado al amor, en este caso al amor a Dios, es como cuando uno se enamora, es difícil de explicar ese sentimiento”.

Ver: Posadas ya tiene la primera iglesia del país que lleva el nombre de Cura Brochero, en Itaembé Guazú

El padre Marcelo fue designado en Salto Encantado, el padre Marcos en Santo Pipó, mientras que Fabián si bien asumirá en enero, brindará servicios en Alberdi. Aseguró que en el camino hacia el sacerdocio como cualquier ser humano se le presentaron las dudas. “Hay dudas en el camino, dudas que vienen por los momentos que se viven, por ejemplo la pérdida de un ser querido. Son ocho años en la etapa de seminario. Y las dudas aparecen por no poder estar en esos momentos pero después se piensa puedo ser mediador entre Dios y mi ser querido, después llega de nuevo la fortaleza”

La iglesia, los jóvenes y la Navidad

Coincidieron los tres en la apertura que significó la forma de comunicar del Papa Francisco, en temas que siempre son sensibles en la iglesia como la homosexualidad, los divorciados y el aborto, aunque afirman que el perdón siempre existió en la institución católica. Todos los sacerdotes están obligados a dar el perdón a quien lo pida.

Admitieron que por los tiempos que corren de excesiva conectividad, la iglesia y los sacerdotes deben adaptarse con un lenguaje que convoque y resulte atractivo sobre todo a los jóvenes.

“La gente viene cuando siente la necesidad de Dios, en la adversidad, y por suerte la iglesia siempre está ahí para recibirlos”.

Finalmente, analizaron que hoy la Navidad está invadida “por el consumo, por Papá Noel, y no por Jesús, hay que sentir a Jesús, recordar por qué celebramos la Navidad. Poner un pesebre en la punta de la mesa, rezar, no pensar únicamente en la comida, en los regalos, sino en sentir verdaderamente a Dios”.

JM



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE