Disquisiciones acerca de represas y producción de energías

Una larga y fructífera tradición existe en Misiones acerca del represamiento del agua para producir energía. Desde la primera experiencia en la década del 20, cuando el inmigrante polaco, integrante de la inmigración de polacos y ucranianos llegados en el año 1900, don Juan Szychowski construye, lo que sería la primera represa en Misiones, sobre el arroyo Chimirai con la que dotó de energía hidroeléctrica a La Cachuera. Más tarde, Rulo Sanchez construye una represa sobre el Arroyo Tupicuá que generó energía para su establecimiento yerbatero y proveyó iluminación a la entonces pequeña población de Wanda, distante del aserradero unos 15 kilómetros. Posteriormente se hacen varias pequeñas presas-Saltito I y II de muy baja potencia .aptas para pequeñas chacras rurales alejadas de los centros de provisión de enegía. Una destacada actuación en la generación de energía con pequeñas represas tuvo mi amigo, Eric Barney, quién impulsó varios proyectos en base a miniturbinas que pueden servir de base para un Proyecto de Estado que destierre las actuaciones anteriores de gobiernos que anulan proyectos en marcha por ser originarios en gobiernos de distinto signo político. El proyecto Arroyo Tigre, en Campo Ramón que desde hace varios años abastece de energía eléctrica a la Facultad de Ingeniería y destacó también el emprendimiento de Ostratiuk en Los Helechos, que con poca inversión abastece sus necesidades.
El principio de generación de energía hidráulica consiste en represar el agua por medio de un muro o aprovechar un desnivel pronunciado de terreno para instalar una rueda o una turbina para que en un movimiento de rotación a gran velocidad que transforma la energía cinética en eléctrica por medio de generadores o turbinas, y en este aspecto, los ríos y arroyos de Misiones con los desniveles de su geografía, son los más adecuados para la producción de energía.
Según la Constitución Nacional, las provincias son dueñas de sus recursos y pueden disponer de los mismos y los recursos energéticos de nuestros ríos constituyen un potencial ilimitado de energía mediante su explotación racional y sustentable, lo que a su vez, nos convierte en la posibilidad de ofrecer la energía más barata del país a las industrias electro intensivas que quieran instalarse en nuestra provincia. Lo que no compartimos con Barney es su criterio de que las grandes obras hidroeléctricas son perjudiciales para Misiones, pues la generación de las mismas va a Buenos Aires. La energía producida en Misiones por cualquier medio es derivada al SIN (Sistema Interconectado Nacional) y circula en el mismo pudiendo Misiones dispones de su venta en cualquier lugar del país o retornarla a la provincia para su uso. El SIN percibe el 1% del valor de la energía por el transporte que realiza. Para evaluar objetivamente la conveniencia de los grandes emprendimientos como Corpus, Garabí, Panambí, habrá que desterrar de la mente los efectos de Yacyretá, una represa de llanura que no se dan en los otros emprendimientos. Corpus, en el denominado Cañón del Guairá, producirá 3.000 Megavatios casi sin afectación ambiental, en uno de los lugares más aptos para la construcción de una represa.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE