“Macri quiere volver a la globalización cuando Estados Unidos y Gran Bretaña buscan salirse”

“Macri quiere volver a la globalización cuando Estados Unidos y Gran Bretaña buscan salirse”

Es uno de los columnistas más influyentes del sector económico financiero, aunque escribe con el seudónimo de Gordon Gekko, el célebre financista que inmortalizó Michael Douglas en la película Wall Street. Por eso, decenas de empresarios se acercaron a escuchar a José Siaba Serrate, el economista que disertó en un encuentro organizado por Misiones On Line. Sin vueltas, Gordon vaticina un escenario de mucha incertidumbre global, pero con fuerte impacto local tras el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, que, literalmente, rompió todos los esquemas.

Sin embargo, advierte que el cambio de paradigmas viene de mucho tiempo atrás. La revuelta griega fue una consecuencia, lo mismo que el Brexit en Reino Unido, de “una crisis de largo plazo iniciada con la caída de Lehman Brothers”, en 2008, analiza.

“Ahora cambia Estados Unidos, pero en Grecia la izquierda radical desplazó a la política tradicional. Hay emergentes que desplazan a los partidos políticos y es un cambio que todavía no terminó que afecta a las economías principales”, asegura.

Siaba Serrate pone en 2008 el inicio de la debacle del status quo, porque la explosión de la burbuja inmobiliaria “fue tremenda y arruinó las vidas de millones en las clases medias”.

“Ahora, aunque el PBI está más alto en Estados Unidos y otros países del “primer mundo”, las perspectivas personales son negativas. Hay un descontento en ebullición que se resuelve en las urnas”, considera.
Para el analista, en el fondo, está en crisis la globalización. “Es el foco del descontento y por eso se busca retomar autonomía nacional, frenar inmigraciones, mejorar la defensa, la seguridad”, enumera.
La globalización, proceso que se aceleró durante las gestiones de Ronald Reagan y Margaret Tatcher, entra así en un proceso de inestabilidad. “Justo en momentos en que el presidente Mauricio Macri tiene la idea de volver a la globalización, Estados Unidos y Gran Bretaña quieren salirse. Nosotros ya hicimos todo el viaje desde 2001”, recuerda.
“Quizás no sea el final, pero es el auge de la antiglobalización y la emergencia de una nueva dirigencia, con Trump, Siryza en Grecia, sin expertise político, francotiradores, por lo que el riesgo es doble”, aseguró.
Siaba Serrate sostiene que el peligro es que en momentos en que el ciudadano está dominado por la ofuscación, la dirigencia mate “la gallina de los huevos de oro”, que significa la globalización para el intercambio comercial y el crecimiento económico. “Hay que tener la cabeza fría y pensar si matamos la gallina de los huevos de oro o hacemos reformas para una mejor distribución.  Romper todo no parece muy inteligente. Pero se vienen elecciones complejas en Austria, Italia, Holanda, Francia y Alemania, que tienen actores similares”.

Para el economista, no hay certezas de lo que pueda llegar a cumplir Trump de sus promesas electorales, pero sea como sea, “las reglas de juego van a cambiar de una manera que no podemos precisar”.

“Trump es un gran vendedor, pero no vimos la mercadería”, definió.

Entre esa incertidumbre, la suma de todos los males puede ser que la economía de Estados Unidos realmente se cierre y aliente un efecto dominó en el resto del mundo, incluso a China.  “Nosotros necesitamos comercio funcionando para el repago de la deuda que estamos tomando a lo pavote”, advirtió.

“Trump instaló América First y eso es potencialmente muy negativo para el mundo. El Gobierno argentino apostó fuerte por Hillary Clinton, quizás con más énfasis que lo que recomienda la diplomacia. Y quedamos en off side que no fue pasivo”, cuestionó.

Para el analista, si las políticas de Trump avanzan, habrá menos dinero para prestar y la lluvia de dólares no se concretará en la Argentina, lo que puede complicar los planes de Macri de ganar las elecciones de medio término. “El déficit fiscal enorme se cubre con deuda, que es comprar tiempo. Pero si nos quedamos sin plata vamos al shock directo. Con Trump y una eventual suba de tasas, de rebote, nos manda a la banquina. Y la inversión privada que queremos atraer también debe financiarse afuera. Queremos volver al mundo cuando se desintegra. Es como el entusiasmo de ir al casamiento y nos encontramos con un velorio”, sentenció.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE