Absolvieron a un oficial de la GN que había llegado a juicio acusado de coimero

Absolvieron a un oficial de la GN que había llegado a juicio acusado de coimero

El Tribunal Federal de Posadas absolvió al alférez de la Gendarmería Nacional Ramón Silvera (34), quien había llegado a debate oral y público por un presunto caso de pedido de coimas a camioneros que entraban y salían de Misiones.
Además, los jueces Norma Lampugnani, Manuel Alberto Jesús Moreira y Mario Hachiro Doi dispusieron que se extraigan copias del expediente y se las remita a la Fiscalía Federal para que se analice si corresponde abrir una investigación contra los colegas de Silvera que llevaron adelante la pesquisa que lo condujo al debate oral.
Muy emocionado se lo vio al alférez, oriundo de Concepción de la Sierra, este mediodía, donde luego de una extensa deliberación, el Tribunal dio a conocer el fallo absolutorio.
En la audiencia de ayer, la fiscal Vivian Barboza había pedido tras su alegato dos años y medio de cárcel para el imputado, aunque no por cohecho, sino por “exacciones ilegales por concusión” en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
“La Fiscalía tiene por acreditado los mismos hechos que fueron objeto de esta investigación a lo cual ha de recalificarlos, porque la instrucción ha considerado que los hechos tipificaban los artículos de cohecho. Pero aquí, en el debate, se ha probado que no es así, porque Silvera haciendo abuso de su cargo salió a exigir o hacer pagar indebidamente a terceros dádivas o dinero. Ha quedado claramente establecido que Silvera no esperaba que le viniesen a ofrecer dinero, él encontró en su función pública y haciendo abuso de su cargo una manera de obtener lucro indebido”, argumentó Barboza.
El acusado, que estaba a cargo del Escuadrón Vial en el destacamento de El Arco (límite entre Misiones y Corrientes), fue denunciado por un colega, quien aseguró haber visto las presuntas irregularidades que cometía el imputado.
Silvera y su defensa, en cambio, siempre sostuvieron que el gendarme fue víctima de una “cama” por parte de algunos colegas y superiores, y que las actuaciones debían ser declaradas nulas.
El defensor del uniformado, Hugo Zapana, pidió esa nulidad y la absolución de su cliente. Esta mañana, el oficial dijo sus últimas palabras antes del veredicto. Repitió la teoría del complot en su contra. Finalmente, los camaristas entendieron que no había pruebas sólidas en su contra y que su versión debía ser investigada.

MAS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE