Condenaron a narco que había caído en Mado tras tirotearse con gendarmes

Condenaron a narco que había caído en Mado tras tirotearse con gendarmes

Un narco que en 2014 quiso escapar de la Gendarmería Nacional a los tiros con el cargamento de marihuana que transportaba junto a unos cómplices en una camioneta fue condenado por el Tribunal Federal de Posadas a cinco años y medio de cárcel.
El hombre, Jorge Alberto Rodríguez, de 39 años, se declaró culpable del delito de “transporte de estupefacientes” y accedió a someterse a un juicio abreviado. La presentación que hizo en ese sentido la fiscal Vivian Barboza fue aceptada por los jueces que firmaron el fallo: Manuel Alberto Moreira, Mario Hachiro Doi y Norma Lampugnani.
El hecho sucedió el 10 de noviembre de 2014 cuando Personal de la Sección Núcleo del Escuadrón 10 “Eldorado” de Gendarmería Nacional que patrullaba la zona de la localidad de Mado, a la altura del paraje Parehá, observó dos camionetas que egresaban de un camino secundario a la ruta nacional 12. Una de las pick ups, que era marca Chevrolet, modelo Silverado, cabina simple, con una cúpula precaria en caño estructural y polietileno, con bultos en su caja, tomó dirección norte.
La patrulla siguió a esa camioneta y sobre la otra, que tomó dirección sur, dio aviso por radio a fin de que sea interceptada por otra patrulla.
Los gendarmes intentaron identificar a los ocupantes de la Chevrolet, quienes al ver que se trataba de efectivos de la fuerza, aceleraron bruscamente la marcha con maniobras evasivas y peligrosas internándose en un camino secundario con dirección a Yacutinga.
La pick up fue seguida a una distancia prudencial por el móvil de la GN. A unos 600 metros, aproximadamente, los sujetos que se trasladaban en la caja de la camioneta arrojaron la precaria cúpula y tiraron 16 bultos de los que transportaban, a los efectos de obstaculizar la marcha de los gendarmes. Al mismo tiempo, efectuaron disparos con armas de fuego.
Al cruzar el puente sobre el arroyo Yacutinga, la Silverado detuvo su marcha y en reversa embistió el móvil de la patrulla. Tras cartón, los ocupantes abandonaron la camioneta corriendo en direcciones opuestas realizando disparos para evitar ser detenidos. Pero a 80 metros del rodado, los uniformados lograron aprehender a Rodríguez.
La GN requisó la camioneta abandonada y encontró 16 bultos. Esos paquetes, junto con los otros 16 arrojados un rato antes por los traficantes, contenían 997 ladrillos de marihuana, que pesaron 969,520 kilos.
Los cómplices de Rodríguez jamás fueron ubicados. Él fue procesado y ante la abrumadora cantidad de pruebas en su contra, optó por la confesión y la condena.

MAS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE